Tercera delegación de expertas en género viaja a La Habana

El último grupo de mujeres expertas en temas de género viaja este jueves a la isla para reunirse con las delegaciones del Gobierno Nacional y las Farc. Hablamos con algunas de las participantes.

4 de marzo de 2015
Foto: Farc.


Desde que el Gobierno y las Farc anunciaron que una subcomisión de género estaría encargada de revisar y hacerle recomendaciones a los acuerdos de La Habana, dos grupos de expertas en el tema, en su mayoría líderes de organizaciones de mujeres, han viajado a la isla para reunirse con los negociadores de ambos bandos.   

El primer grupo viajó en diciembre del 2014 y el segundo en febrero de este año. En ellos han participado líderes de organizaciones como la Ruta Pacífica de Mujeres, la Casa de la Mujer, la Iniciativa de Mujeres por la Paz, la red nacional de mujeres excombatientes y un representante de la población LGTBI, entre otros.

Reconciliación Colombia supo que el tercer y último grupo de expertos viajará este jueves a la isla. Está conformado por seis personas, entre quienes están Angélica Aguilar, representante de la Federación de Estudiantes Universitarios; Olga Lucía Quintero, dirigente de la Asociación Campesina del Catatumbo (Ascamat), y Mayerlis Angarita, líder del colectivo Narrar para Vivir.

La idea es que, como en ocasiones anteriores, el grupo exponga sus propuestas y recomendaciones ante los negociadores y luego sostenga reuniones de trabajo más puntuales con la subcomisión de género, que está conformada por las mujeres de las delegaciones del Gobierno y las Farc.

Esperamos que este granito de arena y esta oportunidad histórica que nos han ofrecido pueda marcar un punto de inflexión importante”, le dijo a Reconciliación Colombia Olga Quintero, quien va a pedir específicamente que se le den garantías, reconocimiento y participación política a las mujeres campesinas.

“Para nostras es un espacio en el que podemos ser escuchadas y presentar nuestra problemática”, agregó. Ella tiene en mente varias propuestas, que van desde un mecanismo que registre los hechos de vulneración a las mujeres en los territorios del país, hasta la solicitud de un cese bilateral al fuego.

Por su parte Angélica Aguilar dice que quiere poner en evidencia la violación a los derechos humanos de las mujeres que hay al interior de varias universidades colombianas.

La idea es que esto no se quede solamente en que escucharon a un grupo de nosotras, sino que a partir de nuestras visitas incluyan a la sociedad y específicamente a las mujeres en otros momentos del acuerdo, como la refrendación y la implementación”, dijo.

¿Por qué es importante?

Algunas de las expertas que ya hicieron parte de las dos primeras delegaciones que viajaron a la isla le dijeron a Reconciliación Colombia que su visita y la decisión de incluir específicamente el tema de género en los eventuales acuerdos de paz permitirá que la violencia contra las mujeres se aborde de forma clara y que se incluyan soluciones puntuales para el tema.

Claudia Mejía, representante de la organización Sisma Mujer, y quien estuvo en el primer grupo de expertas dijo que “el proceso de paz nos va ayudar a repensar nuestras prioridades como sociedad y en ese sentido es bueno que una de las prioridades sea construir una sociedad igualitaria que erradique la violencia contra mujeres”.

Mientras que Marina Gallego, coordinadora nacional de la Ruta Pacífica de Mujeres, dijo que era “una oportunidad para que las mujeres sean tomadas como sujetos de cambio”.

Por otra parte, Belén Sanz, la directora de ONU Mujeres en Colombia, dijo en una entrevista con Reconciliación Colombia que el mecanismo de llevar líderes de organizaciones de género a la Mesa de Conversaciones era único en el mundo y se podía convertir en “una práctica que otros países tomen como referente”.

Lo importante, sin embargo, es que los aportes de las delegaciones sean realmente tenidos en cuenta. Zainab Hawa Bangura, representante especial del Secretario General de las Naciones Unidas sobre violencia sexual en los conflictos, estuvo cuatro días en Colombia y al final de su visita resaltó el mecanismo elegido por la Mesa, pero dijo que “el eventual acuerdo de paz debe abordar de manera explícita los asuntos de género y violencia sexual”.

Eso mismo esperan las personas que han asistido y van a asistir a la Mesa. Para Olga Quintero es importante que las tengan en cuenta porque las mujeres han sido unas de las más afectadas por la guerra. “Somos la que quedamos viudas, las que después del desplazamiento tenemos que asumir la conducción del hogar, las que tenemos que aprender a vivir solas. Y lo que le pedimos a la mesa es que tenga en cuenta esas vulneraciones”, dijo.