Una tarjeta de embarque hacia un país distinto

Los hijos de destacados líderes de izquierda asesinados en 1990 plantean construir un memorial informativo en el aeropuerto Eldorado que cuente de la historia de Colombia, a través de los ojos de sus padres. Descartan monumento en bronce, pues quieren una memoria viva.   

19 de marzo de 2015
 
Como homenaje a la memoria José Antequera (3 de marzo de 1989), Carlos Pizarro (26 de abril de 1990), y Bernardo Jaramillo (22 de marzo de 1990), destacados líderes de la izquierda colombiana asesinados hace 25 años en una seguidilla de circunstancias más o menos parecidas, este jueves sus familiares lanzaron la campaña  “Vuelos truncados, legados vigentes”.
 
La iniciativa busca que el aeropuerto Eldorado Luis Carlos Galán (cuyo nombre fue agregado en memoria del líder liberal también asesinado el 18 de agosto de 1989), instale un memorial que recuerde el legado de estas personas y honre la memoria de las víctimas, en general. 

Pizarro fue asesinado 46 días después de la desmovilización del M-19, proceso que él lideró, cuando se aprestaba a viajar hacia Barranquilla (su muerte ocurrió dentro del avión). Bernardo Jaramillo, de la Unión Patriótica, fue asesinado en el Puente Aéreo de Bogotá; y José Antequera, también de la UP, fue asesinado en el aeropuerto Eldorado. Todos hacían proselitismo político como candidatos presidenciales.

Para José Antequera hijo, quien fue uno de los que encabezó este lanzamiento, es fundamental que se rescate el dolor de las víctimas y, mediante actos como este, se les ofrezca reparación simbólica no solo a ellos, sino a los sectores de la sociedad vilipendiados y disminuidos por este oscuro episodio de la vida nacional. Señaló por esto que es importante lograr alianzas que permitan impulsar el proceso de memoria histórica.
 
“De momento tenemos algunas ideas de lo que queremos. Buscamos construir un memorial activo e informativo que cuente de forma crítica la tragedia y la historia de los personajes y la violencia en el país. Definitivamente no queremos un monumento hecho en bronce”, anticipó Antequera.
 
Dado que los crímenes han ocurrido en el aeropuerto y puente aéreo de Bogotá, la convocatoria para este proceso ha buscado involucrar a la Aeronáutica Civil y a la OPAIN (empresa que administra el aeropuerto).
 
En el evento de este jueves se expresó la alegría por contar con un espacio para la memoria de personas que dedicaron su vida a cambiar las realidades sociales de Colombia y murieron en razón de su ideología, la que agitaba las masas, lo que asustó a los sectores reaccionarios (legales e ilegales) de este país. El proceso adelantado por los familiares de las víctimas busca encontrar formas creativas y participativas de construcción de memoria.
 
María José Pizarro, hija de Carlos Pizarro, recordó que ya se han venido realizando actos de memoria en el aeropuerto y que estas iniciativas han permitido ir ambientando la necesidad de este tipo de reconocimientos.
 
Entre las tareas pendientes luego de la jornada de lanzamiento quedaron: conformar una red de amigos de la iniciativa; realizar procesos de fortalecimiento y apoyo institucional para la iniciativa; tratar de vincular efectivamente a las directivas de la Aeronáutica y OPAIN. La iniciativa puede ser consultada en este enlace.
 
Mariela Barragán, viuda de Bernardo Jaramillo, manifestó que es necesario vincular a todas las víctimas en estos procesos de memoria, buscar acuerdos sociales, políticos y, principalmente, institucionales para que estos hechos no repitan y se trabaje por romper la constante de impunidad que rodea todos estos casos. 

‘Tarjeta de embarque al país que soñamos’ es la primera sugestiva imagen del video de acción colectiva que están promoviendo los hijos de estas personalidades para consolidar la campaña “Vuelos truncados, legados vigentes” y concretar su idea de honrar la memoria de sus padres
 
La iniciativa viene siendo apoyada por la Alta Consejería para los Derechos de las Víctimas, la Paz y la Reconciliación de la Alcaldía Mayor de Bogotá.