Colombiano demuestra que los negocios y las cadenas de valor ético son compatibles

Se trata del proyecto PeaceStartup. El premio fue concedido al emprendedor colombiano Juan Andrés Cano luego de la deliberación de un comité conformado por cuatro Nobel de Paz y dos de Economía.

Por Pilar Gómez Herrera
Especial para Reconciliación Colombia

15 de abril de 2015

En mayo próximo, el miércoles 6, en Noruega, justamente en el Oslo City Hall, lugar donde se entregan los premios Nobel, Juan Andrés Cano, emprendedor colombiano recibirá el premio Business For Peace Award 2015, galardón otorgado por la fundación Business for Peace, como reconocimiento por su trabajo de más de 10 años en la creación de propuestas de acompañamiento para que los emprendedores y empresas comprendan y ejerzan su rol en la construcción de condiciones favorables para la paz.
 
El premio que fue concedido luego de la deliberación de un comité conformado por cuatro Nobel de Paz y dos de Economía, en versiones anteriores ha quedado en manos de reconocidas personalidades, entre ellos  Sir Richard Branson (Reino Unido, 2014), Fundador del conglomerado Virgin; Ratan Tata (India, 2010), Líder de Tata Group y Roberto Servitje Sendra (México, 2010), director del grupo Bimbo. 
 
En esta ocasión la Fundación valoró el trabajo de Juan Andrés y su equipo en los ámbitos de la ética, los derechos humanos y la paz y, en especial, el proyecto PeaceStartup cofundado por BHR (Business and Human Rights) y Value4Chain.
 
“El premio es un reconocimiento para las personas de mi equipo, con quienes hemos trabajado en la creación de cadenas de valor éticas y sostenibles y con quienes hemos buscado formas de comprender el rol de las empresas en la construcción de paz. Lo recibo como una responsabilidad”, declaró el galardonado.
 
Antecedentes de una victoria temprana

Si bien Juan Andrés califica este premio como una victoria temprana y de gran magnitud para todos sus proyectos, y en particular para PeaceStartup, es fundamental revisar brevemente la historia de este exitoso emprendedor y su equipo, así como los aprendizajes que lo ubicaron en el camino de la construcción de paz.

Una historia que se resume en tres puntos en los que el foco de atención se concentra en las empresas y emprendimientos como generadores de valor y su compromiso por salvaguardar los valores éticos necesarios para la construcción de un mundo mejor.
 
· Primer emprendimiento: Semilla. Nació como una empresa de consultoría creada con el objetivo de acompañar la inclusión de criterios éticos y sostenibles en las empresas y en el emprendimiento.  En ese sentido, el equipo de Semilla, desde su constitución lidera una revolución cultural organizacional hacia un mundo sostenible y sin pobreza, contribuyendo a la competitividad e integridad de las empresas y entidades públicas desde la innovación del modelo ético, económico y social.

En su portafolio de proyectos se enumeran iniciativas como: La Jugada ética; HBS (Business and Human Rights), índice SLA y Fundación Bisagra, ésta última, un emprendimiento social, con tintes de innovación social.

· Posteriormente, el crecimiento y nuevas alianzas dan origen a: Value4Change. Una compañía dedicada a la gestión de la sostenibilidad en las empresas con la implementación de herramientas innovadoras mediante el uso de las Nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación –TIC-.     
 
Su misión se orienta hacia el acompañamiento a las empresas, grandes y pequeñas, en la identificación de sus brechas y oportunidades en la gestión de los temas de ética, cumplimiento, gobierno corporativo, generación de valor social y ambiental, derechos humanos, paz, etc.
 
Entre sus clientes cuenta con organizaciones de la talla de Ecopetrol que gracias a la plataforma SLA, el año anterior pudo conocer el estado de los estándares de sostenibilidad de más de 260 pequeñas y medianas empresas que hacen parte de su cadena de valor.
 
La plataforma SLA, como herramienta permite registrar, valorar y comparar la gestión de RSE y sostenibilidad de empresas y cadenas de suministros con base en el cumplimiento de normas y estándares internacionales.  Define indicadores con los cuales puede valorarse la capacidad de gestión y genera un perfil sostenible para identificar brechas y oportunidades de mejora para las empresas, entre otras bondades.
 
· Finalmente, en sintonía con el contexto del país y reconociendo el poder de las tecnologías de la información nace: PeaceStartup. Cofundado por BHR (Business and Human Rights)  y Value4Chain, con la intención de acompañar entidades públicas y privadas, al Gobierno y a cualquier persona interesada en participar en la solución de pequeños retos para poder utilizar la tecnología, el diseño y la comunicación para hacer frente a las grandes necesidades que representa la construcción participativa de la paz y la reconciliación.
 
En pocas palabras PeaceStartup abre un espacio para que cada cual, desde su conocimiento, pueda aportar a la solución de los grandes retos que contribuyen a la construcción de paz. Su esencia es el trabajo en equipo entre aliados y emprendedores y el ciclo de esta iniciativa está constituido por tres fases:
 
1 FASE: selección de retos de paz.
2 FASE: el evento PlaceStartup Experience, y
3 FASE: acompañamiento a la solución
 
El 17, 18 y 19 de abril se desarrollará el PlaceStartup Experience Bogotá, 2015, segunda fase, un laboratorio de trabajo en el que durante 54 horas ininterrumpidas varios equipos de emprendedores correrán una maratón creativa cuya meta es diseñar soluciones digitales sostenibles que respondan a tres retos relacionados que fueron definidos en mesas de trabajo con aliados.
 
“Estamos a unos cuántos días de pasar a la segunda fase de esta aventura. Luego de varios meses de trabajo intenso en comprender el contexto de construcción de paz, de aprender caminos de cómo no hacerlo y de encontrar formas de cómo hacerlo mejor, ya tenemos seleccionados los retos de Agro, Minas y Oportunidades, cada con líneas de trabajo concretas, que buscan inspirar la imaginación práctica de emprendedores, aliados y potenciales financiadores. Aún estamos escribiendo esta historia y el camino será largo y montañoso, como nos gusta”, comenta Juan Andrés en su blog sobre el origen PeaceStartup.
 
Así las cosas esta iniciativa avanza a pasos agigantados y firmes como respuesta al contexto en el país,  mientras en Oslo se dispone para entregar tan merecido galardón.