“Las Farc no hablan de desmovilizarse, sino de movilizarse”: León Valencia

El director de la Fundación Paz y Reconciliación dijo en Pereira que el modelo de reintegración a la vida civil que está pensando la guerrilla es muy distinto al que se ha utilizado hasta ahora en Colombia.

24 de abril de 2015

El analista político e investigador León Valencia, director de la Fundación Paz y Reconciliación, quien estuvo hace 10 días en La Habana, contó este viernes que los guerrilleros de las Farc no están pensando en una desmovilización igual a las que han tenido otros grupos armados en Colombia. 

“Estuve en una reunión de la guerrilla con representantes de varios medios de comunicación.  Yo tenía una idea de cómo se veían ellos en el futuro y les pregunté para confirmar. Me dijeron que no les cabe en la cabeza la palabra desmovilización, porque después de firmar la paz van a movilizarse política y socialmente, sin armas”, dijo el analista en una conferencia en de la V gira de cooperación técnica Sur – Sur, una cumbre con más de 40 expertos internacionales organizada por la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR).

Según Valencia, las Farc quieren hacer su paso a la vida civil en los territorios y comunidades en las que actualmente se mueven y en un proceso que no esté dirigido por el Estado, sino por ellos mismos.

“Sería un modelo de desmovilización muy distinto al que se ha  usado hasta ahora con otros grupos guerrilleros y con las autodefensas, que era gente que se desmovilizaba y viajaba a Bogotá”, dijo. “Su intención es sobrevivir como proyecto político unido en los territorios en donde han estado por 50 años”.  

Víctimas se han reducido

León Valencia también dijo que el proceso de paz ha ahorrado muchas víctimas. Según la Fundación Paz y Reconciliación, que él dirige, entre 2013 y 2014 Colombia se evitó 1.000 muertos y 14.000 desplazados por las diferentes treguas que decretó la guerrilla a lo largo del proceso de paz y con las que redujo su accionar en un 40 por ciento, sin contar el cese bilateral que decretaron en diciembre y que sólo se rompió hace dos semanas en el Cauca.  

Precisamente sobre la crisis actual que vive el proceso de paz y que generó ese ataque, Valencia dijo que a pesar de que las Farc rompieron la confianza que la opinión pública estaba tomando sobre las negociaciones, aún tiene la convicción de que en La Habana van a llegar a un acuerdo final.

“Yo los vi como gente atrapada por la guerra, con mucho miedo. Con la decisión de firmar un acuerdo, pero con muchas dificultades para hacerlo. Saben que este es un país que tiene muchos odios con ellos y que les reclama muchas cosas”, dijo.

También explicó que su actitud en privado es diferente a la arrogancia que algunas veces muestran en público o en los medios.
Dijo que para avanzar en el proceso y volver a recuperar el favor de la opinión pública en el proceso de paz, tanto el Gobierno como las Farc tienen que romper la lógica de la guerra y empezar a pensar en una lógica de paz.

Con él estuvo de acuerdo Monseñor Héctor Fabio Henao, director de la Pastoral Social, quien dijo que la guerrilla tenía que avanzar en los compromisos que habían adquirido y dar una demostración de que realmente quieren la paz.