El mundo habló de reintegración en Pereira

Más de 40 expertos internacionales en desarme, desmovilización y posconflicto estuvieron reunidos durante seis días en el Eje Cafetero. Destacaron el modelo de reintegración colombiano y señalaron varios desafíos.

27 de abril de 2015

Excombatientes de grupos armados ilegales que hoy hacen política en la legalidad, diplomáticos, académicos, expertos en posconflicto y conocedores de procesos de desarme, desmovilización o reintegración estuvieron la semana pasada en Colombia.

Era un grupo de 40 personas que venían de 18 países que sufren conflictos armados o que ya viven un proceso de posconflicto, como Kenia, Suráfrica, Mozambique, Irlanda del Norte, Corea del Sur, Filipinas, Nepal, Guatemala y El Salvador, entre otros.

Estuvieron reunidos en Pereira, en el marco de la Quinta Gira de Cooperación Técnica Sur – Sur, un evento organizado por la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR) para intercambiar experiencias y aprender de los procesos que se adelantan en otros países del mundo.

Durante seis días –entre el 20 y el 25 de abril– hablaron de la ruralidad como modelo de reintegración, del territorio como centro de la construcción de paz, de la importancia de las oportunidades productivas para que los desmovilizados puedan encontrar un futuro sostenible y visitaron experiencias exitosas de reintegración a la vida civil.

Luego de debates, paneles y discusiones, los invitados internacionales resaltaron el modelo de reintegración colombiano y los esfuerzos del país por construir paz en medio del conflicto.

Facundo Guardado, quien hizo parte de la guerrilla del FMLN en El Salvador y fue uno de los negociadores del acuerdo de paz, dijo que lo que vio lo convenció de que ha llegado la hora de acabar 50 años de conflicto interno. “De aquí me voy convencido de que a pesar de las controversias que uno ve en los medios, en Colombia existe la suficiente energía y la decisión para llegar al final de esta guerra”, agregó.

Con él estuvieron de acuerdo la mayoría de los participantes, quienes también resaltaron el modelo de reintegración que tiene diseñado la ACR y que ya ha permitido que cerca de 57.000 personas dejen sus armas y consigan un lugar en la sociedad.

“Nos vamos inspirados por este proyecto de colombianos. Nos mostraron que sí es posible hacer un proyecto nacional”, dijo Nikkie Philline de la Rosa, gerente adjunta de ‘International Alert’ en Filipinas, un país que el año pasado le puso fin a su conflicto armado y que actualmente está implementando los acuerdos.

Nuevos desafíos y retos

Durante los seis días de cumbre en Pereira, uno de los temas más comentados fue el proceso de paz que adelantan el Gobierno Nacional y las Farc en La Habana (Cuba).

A pesar de las tensiones que generó el asesinato de 11 militares en Cauca, los expertos internacionales reconocen que la negociación es una oportunidad única para terminar la guerra en Colombia. Pero también que, de firmarse, sería uno de los mayores desafíos para la ACR.

“No es lo mismo atender responsabilidades individuales que colectivas. La ACR tiene que pensar en cómo va a proceder en esos casos”, fue una de las recomendaciones que más repitieron los expertos a la hora de la retroalimentación.   

En ese sentido, varios pidieron mantener los esfuerzos por conseguir la paz y por firmar un acuerdo con lasa Farc.

El general (r) Bala Nanda Sharma, quien hizo parte del Ejército de Nepal dijo que la paz era un proceso complejo, difícil y frustrante, pero que valía la pena intentarlo porque es un derecho de los humanos. “Pase casi 40 años aprendiendo a matar hombres, e incluso enseñando a hacerlo. En la última parte de mi vida hice lo contrario. Debo decir que sentí más satisfacción con lo que hice en los últimos cinco años que con lo que hice en los primeros 40”, dijo en medio de aplausos.

Al final, la ACR se quedó con una serie de recomendaciones que debe tener en cuenta para mejorar su proceso, que según los expertos es uno de los más completos del mundo.

Reconciliación Colombia recoge algunas de esas recomendaciones:

  • No es lo mismo atender responsabilidades individuales que colectivas. La ACR tiene que pensar en cómo va a proceder cuando se de una desmovilización colectiva de las Farc.
  • Incluir la inteligencia de mercado, el mercadeo y la publicidad  en las unidades productivas de los desmovilizados.
  • Trabajar en procesos asociativos cuando los desmovilizados tengan intereses comunes.
  • Crear alternativas que puedan prevenir las ofertas que vienen de la ilegalidad a las personas en proceso de reintegración.
  • Fortalecer la articulación de los programas de las instituciones del orden nacional que trabajan el tema de construcción de paz con las autoridades locales, y llevarlos a los planes de desarrollo.
  • Es importante hacer difusión masiva de las historias de reconciliación que se están dando en algunos lugares del país.
....

Puede ver más historias sobre la cumbre de reintegración aquí:


- Gran cumbre sobre reintegración la próxima semana en Pereira

- En medio de gran tensión en proceso de paz prende motores encuentro de reintegración

- “Tenemos la capacidad de recibir a las Farc”: entrevista con Joshua Mitrotti

- DDR con las Farc, si lo hay, debe incluir a los territorios

- ¿Qué deben hacer los negociadores para impulsar el proceso de paz?

- “Colombia construye el posconflicto en medio del conflicto”

- Óscar no cambiaría su vida por volver a las armas

- “Las Farc no hablan de desmovilizarse, sino de movilizarse”: León Valencia

- “Recomendamos que pongan las armas en contenedores”

- “Los hechos de la Unión Patriótica no se pueden repetir”: General Naranjo