Hace 70 años cayó el nazismo

En Europa celebran un aniversario más de la caída del régimen de Adolf Hitler. “Las nuevas generaciones deben mantener el deseo de conocer lo que pasó como acto de responsabilidad frente a su país”, fue el mensaje en Alemania.

8 de mayo de 2015

“Todas las fuerzas bajo el mando alemán cesarán las operaciones activas a las 23:01 horas, hora de Europa Central, el 8 de mayo de 1945”.

Esa frase, incluida en un acta de rendición incondicional firmada el 7 de mayo  por el Jefe del Estado Mayor del Alto Mando de las fuerzas armadas alemanas en Reims (Francia) acabó la guerra entre los aliados y el nazismo alemán, uno de los regímenes totalitarios más sangrientos en la historia de la humanidad.

Al conocerse la noticia, miles de personas salieron a las calles en Estados Unidos, Francia, Inglaterra y Rusia para celebrar el final de la guerra más larga y cruenta que ha vivido el mundo. Una guerra que, sin embargo, no terminó formalmente sino hasta septiembre de ese mismo año, cuando también se rindió Japón.

Desde entonces, cada 8 de mayo tiene un significado especial para el mundo. Para las Naciones Unidas es el Día del Recuerdo y la Reconciliación, en algunos países de Europa  es un festivo en el que se conmemora el Día de la Victoria, y para los alemanes es una fecha que con el tiempo ha ido transformando su significado.

Al principio era sinónimo derrota, pero con el pasar de los años los alemanes empezaron a reconocer que ese día ellos también se habían liberado del yugo de Hitler. 

El primero en decirlo oficialmente fue el presidente de Alemania Federal, Richard Von Weizsacker, hace 30 años: “El 8 de mayo fue el día en el que se nos liberó a todos de la tiranía nazi”, dijo en un recordado discurso.

Ese pensamiento caló y hoy, al cumplirse 70 años de la rendición nazi, los alemanes también conmemoran su propia liberación.

Y este año lo hicieron en el Bundestag –como se conoce al Parlamento Federal alemán–, con un acto al que asistió la élite política del país y en el que el historiador Heinrich August Winkler hizo un recuento de la barbarie de Hitler y le mandó un mensaje a los jóvenes y niños alemanes:

“Nadie espera que los nacidos después de la guerra se sientan culpables por hechos cometidos por los alemanes en nombre de Alemania mucho antes de su nacimiento, pero las nuevas generaciones deben mantener el deseo de conocer lo que pasó como acto de responsabilidad frente a su país. Y esta regla vale tanto para aquellos con padres y abuelos alemanes como para los recién llegados al país”, dijo en un aplaudido discurso.

La conmemoración llega en un momento en el que el mundo ve como se expanden grupos extremistas islámicos en Oriente Medio y África, y en el que las tensiones de occidente con Rusia han vuelto a aparecer por el caso de Ucrania.

De hecho, este año es la primera vez que ninguno de los líderes occidentales asistirá a la conmemoración del final de la guerra que los rusos organizan cada 9 de mayo en Moscú.

Vea un video de cómo quedó Berlín semanas después de la rendición de las fuerzas alemanas: