Cumbre de empresarios vallecaucanos a favor de la reintegración

 
Empresarios y dirigentes gremiales de ese departamento se reunieron el viernes pasado con la ACR para hablar sobre cómo le está aportando el sector a la reintegración de excombatientes a la vida civil. Vienen nuevos proyectos. 
 
12 de mayo de 2015 
 
¿Cuántos empresarios están dispuestos a contratar personas desmovilizadas? La pregunta no sólo es importante para un eventual posconflicto, en el cual miles de guerrilleros dejarían las armas y se reintegrarían a la vida civil. El Gobierno se la ha venido haciendo desde hace doce años y actualmente es una de las principales labores de la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR).
 
De hecho, desde hace 12 años cerca de 57.000 excombatientes de las autodefensas y las guerrillas han pasado por la ACR y hoy hacen parte de la sociedad. Gran parte de ellos trabajan en empresas que decidieron dar un paso al frente y contratarlos como empleados.
 
Según esa agencia, ya son 1.442 empresas las que están vinculadas al proceso de reintegración. Estas dan empleo a personas desmovilizadas, les brindan capacitaciones o contratan como proveedores a pequeñas empresas creadas por los desmovilizados que deciden emprender.
 
152 de esas empresas que rompieron los prejuicios están ubicadas en el Valle del Cauca, un departamento que ha tenido presencia de todos los actores armados y en el que hay alrededor de 1.561 desmovilizados. 281 de ellos vinculados al sector formal de la economía.
 
Por eso fue tan importante la reunión del viernes pasado (8 de mayo) entre Joshua Mitrotti, director de la ACR, con empresarios vallecaucanos y dirigentes gremiales del Comité Intergremial y Empresarial del Valle del Cauca.
 
Allí los empresarios conocieron de cerca experiencias de excombatientes que hoy trabajan en la legalidad y escucharon a sus colegas que ya contratan población desmovilizada. Además, hablaron de cómo multiplicar el trabajo y las oportunidades para esta población.
 
Nuevos proyectos 
 
“La decisión de salirse de un grupo armado ilegal es de un valiente. Yo creo que los empresarios tenemos  que ser igual de valientes y darles oportunidades”, explicó Francisco Lourido, presidente de la Sociedad de Agricultores y Ganaderos del Valle (SAG).
 
Para Joshua Mitrotti, director de la ACR, la idea de este tipo de reuniones es “acordar estrategias para seguir generando espacios de empleabilidad y emprendimiento para los desmovilizados”.
 
De hecho, en medio de la reunión se conoció que la SAG y el Grupo Grajales están planeando un proyecto de  reintegración rural en asocio con la ACR. La idea es capacitar, en un ciclo de 90 días, a personas en proceso de reintegración para que realicen actividades rurales. “Tenemos proyectos de exportación de frutas como papaya, melón y piña y eso requiere de personas capacitadas”, explicó Lourido.
 
La agencia ya tiene una experiencia similar en el Eje Cafetero, en donde Panaca capacitó a un grupo de desmovilizados en tres meses para realizar labores rurales. Varios de ellos hoy trabajan en las instalaciones del parque.
 
Por otro lado, la Alcaldía de Cali presentó su propia experiencia con desmovilizados. Actualmente tres de ellos trabajan en la administración municipal y los resultados han sido muy positivos. “El reto grande es dejar la semilla para que un próximo alcalde en Cali incluya la necesidad de contratar a las personas en sus planes de desarrollo”, explicó Felipe Montoya, asesor de paz de la alcaldía.
 
Las reacciones de los empresarios fueron en su mayor parte positivas. Alfonso Ocampo Gaviria, gerente general de Harinera del Valle y Presidente del Comité Intergremial y Empresarial del Valle  dijo al final de la reunión que había  quedado convencido del proceso con los desmovilizados. “Creo que tenemos que colaborar dándoles oportunidades para que este programa pueda seguir y nos preparemos para el postconflicto”, agregó.
 
Por su parte, Héctor Fabio Cuéllar, director del Comité de Cafeteros del Valle del Cauca, dijo que una forma en la que los empresarios pueden apoyar la construcción de un país distinto es rodeando el proceso de la ACR y “vinculando a las personas que se reintegran a la vida civil”.
 
Al final del encuentro, Luis Alberto Villegas, Director Ejecutivo de Vallenpaz, una corporación surgida de la sociedad civil del departamento que ha logrado crear un modelo de construcción de paz en las comunidades rurales,  se reunió con Mitrotti para avanzar en estrategias que articulen a los desmovilizados en los proyectos de la corporación.