Líderes religiosos de EE.UU. se pronuncian a favor de la paz en Colombia

Unos 32 representantes de diferentes confesiones y comunidades religiosas de ese país le enviaron una carta al Presidente Barack Obama pidiéndole apoyar la construcción de paz en Colombia.

19 de mayo de 2015

32 líderes de diferentes organizaciones y comunidades religiosas de los Estados Unidos se unieron este lunes por la paz de Colombia.

Lo hicieron por medio de una carta pública, dirigida al presidente Barack Obama y a los congresistas de ese país, en la que les piden apoyar la construcción de una paz estable y duradera en Colombia.

“Nos sentimos enormemente animados por los avances logrados en el proceso de diálogo de paz en Colombia. Nos alientan los recientes acuerdos alcanzados por las partes involucradas”, dicen los religiosos, que destacan gestos como el acuerdo para implementar un plan piloto de desminado humanitario y la visita de las 60 víctimas del conflicto a La Habana.

También se muestran complacidos por el apoyo de que el Gobierno de ese país le ha brindado a Colombia en materia de paz. “Apreciamos profundamente las cada vez mayores señales de la Administración Obama en apoyo del diálogo de paz en Colombia, incluyendo el nombramiento de un Enviado Especial”, dice la misiva, en la que los líderes le piden a los congresistas norteamericanos “unirse en un apoyo bipartidario a la paz”.

Los religiosos también le hacen algunas exigencias a Obama. La primera tiene que ver con cambiar la ayuda militar por ayuda para la paz. “La asistencia debe transformarse en apoyo para la implementación del acuerdo de paz, para atender las necesidades humanitarias, y para fortalecer las instituciones civiles”, dice la carta, en la que también piden más asistencia estadounidense hacia organizaciones de la sociedad civil.

También piden que Estados Unidos participe activamente en la implementación de los acuerdos de paz. Por un lado, le solicitan al Gobierno Obama que emita una orden para que las agencias desclasifiquen los documentos sobre Colombia y de esa forma contribuyan a una eventual comisión de la verdad.  Por el otro, le piden financiar y proteger a las comunidades retornadas, a los grupos étnicos, a los sindicalistas y a los defensores de derechos humanos, entre otros.

En otro aparte de la carta, denuncian las amenazas que se han presentado contra representantes de las víctimas, líderes de restitución de tierras, indígenas y activistas. “El gobierno de los EE.UU. puede instar al gobierno colombiano a desmantelar a los grupos sucesores de los paramilitares que siguen amenazando y dañando a las comunidades rurales y urbanas”, dicen.

La carta fue realizada al final de la jornada de ‘Oración y acción por la paz de Colombia’, que se realizó el 17 y 18 de mayo.

Puede leerla completa aquí.