Gobierno y Farc dan reversa a desescalamiento del conflicto

Farc levantan cese del fuego unilateral decretado el 20 de diciembre pasado tras recibir golpe militar que dejó a 26 guerrilleros muertos en el Cauca. Guerrilla aduce “incoherencia” de la administración Santos. Decisiones afectan a futuro disminución de las confrontaciones armadas.

 22 de mayo de 2015

Dos noticias en simultáneo y por separado se produjeron hoy en Colombia. Por un lado, el Presidente Santos, en rueda de prensa -la tercera que da esta semana con respecto al proceso con las Farc- dio detalles de la ofensiva militar que dejó 26 colombianos muertos, esta vez guerrilleros de las Farc en un bombardeo en Guapi, municipio caucano, que reactivó la administración Santos tras el condenado ataque de las Farc del 15 de abril pasado, el que dejó 12 soldados muertos.

Mientras tanto, y en comunicado firmado “desde las montañas de Colombia”, las Farc anunciaron que ponen fin al cese unilateral del fuego, declarado por esa guerrilla el 20 de diciembre de 2014 como tregua navideña y que decidió prolongar en el tiempo hasta hoy.

Los hechos del 15 de abril en el Cauca abrieron una fuerte polémica acerca de si las Farc estaban o no cumpliendo su palabra. La muerte de los 11 soldados profesionales pudo haberse debido, dijeron, al exceso de confianza en la palabra de las Farc de que no habría ataque (pues estaban en cese del fuego). La guerrilla dice que la tropa planeaba una ofensiva a sus campamentos y que lo que hicieron fue anticiparse a que esto sucediera. Tras estos hechos, que minaron la confianza en el proceso, Santos decidió reactivar los bombardeos, que había suspendido desde el 9 de abril, con motivo del Día Nacional de las Víctimas.

Semana.Com, medio aliado del portal Reconciliación Colombia, registra que el frente 29 de las Farc fue el mismo que el 23 noviembre del 2014 atacó a la estación de la Policía en la isla Gorgona, donde murió el teniente comandante y dos patrulleros resultaron heridos.

El anuncio de la guerrilla más antigua del mundo coincide con la fecha en la que esta guerrilla está cumpliendo su día inaugural (desde 1964). Demasiadas décadas no tanto de conflicto armado, como sí de colombianos y colombianas muertas –entre víctimas y también combatientes-.

Al narrar los detalles de la ofensiva militar contra las Farc, en la que el Presidente narró que fue rescatado un menor reclutado forzadamente -¿cuántos de su edad morirían en el bombardeo?- Santos, acompañado en Palacio de la cúpula militar- exclamó: "¿Cuántos muertos más necesitamos para entender que ha llegado el momento de la paz?".

Con la reanudación de la actividad de los aparatos militares de lado y lado no es difícil prever que el número de víctimas aumentará. Agencias internacionales como la ONU y nacionales como la Fundación Paz y Reconciliación habían reconocido que el conflicto armado había disminuido tras estas declaratorias del cese del fuego unilateral y cese de bombardeos. Quienes sostenían que la intensidad del conflicto se mantenía era el centro de investigaciones de Alfredo Rangel, senador del Centro Democrático del que el expresidente Álvaro Uribe es su jefe.

Tanto el presidente Santos como las Farc manifestaron que ahora lo que queda es proseguir los diálogos en medio de la confrontación, esquema que el Estado colombiano ha sostenido en los últimos intentos al negociar con las Farc.