Cinco rostros de la desaparición forzada en Colombia

Esta semana se está rindiendo homenaje a la memoria de las víctimas de la detención-desaparición forzada. Reconciliación Colombia decidió visitar a cinco familias que durante décadas han buscado saber qué pasó con sus seres queridos. Estos son.

Por Mauricio López
Periodista de Reconciliación Colombia
28 de mayo de 2015

Aunque ha pasado desapercibida por la tensa coyuntura del país, esta semana se cumple internacionalmente una conmemoración en memoria de las personas que un día salieron de sus casas a cumplir una rutina normal de sus actividades y nunca regresaron.

En la mayoría de los 45 mil casos que las familiares de estas víctimas de detención-desaparición forzada registran en sus datos nunca nadie respondió por ellos y ellas, ni se ocupó en serio de sus paraderos. Uno que otro, como el caso de Nydia Erika Bautista, logró por la persistencia de su hermana menor –Yaneth-, hallar los restos mortales de Nydia Erika tras décadas de sondeo, los que finalmente recibió de las autoridades en una bolsa de negra, de esas de basura.

Por eso, se han venido organizando para reclamar dignidad y verdad, las que en su caso adquieren plenitud, pues son duelos abiertos que no logran cerrarse por la incertidumbre que encierra la forma como el hijo, esposo, hermana, tía, madre, padre se fue sin dejar noticias.

Reconciliación Colombia quiso ponerles rostro a cinco de los casos. Buscó a los familiares que cambiaron sus jornadas de trabajo para dedicarle la vida entera a la búsqueda de sus seres queridos y les pidió posaran para este portal al lado de objetos que guardaran en los rincones de sus casas a la espera de que algún día ellos y ellas atraviesen la puerta de sus casas.

Ellos son:

Carlos Rodriguez
Administrador del restaurante del Palacio de Justicia. Desaparecido en la toma.

 

Esta es la última foto que se tomó Carlos, en la celebración del primer mes de vida de su hija, Alejandra. 1 de noviembre de 1985. El tablero de Carlos fue guardado por su padre durante más de 20 años. Ahora es Alejandra quien lo cuida. El tablero de ajedrez, el saco que usaba en la última foto que se tomó y un álbum de recuerdos que han construído en los últimos 30 años.

Flover García
Salió a jugar fútbol con sus amigos y nunca más se volvió a saber de él.

 
Flover Alfaro García desapareció el 14 de junio de 1995. Su plan favorito era ir con familiares y amigos al Río Pance.  Su hija Heydy actualmente vive en Japón y tiene una hija de 5 años. 

Gloria Anzola
Abogada que visitó el Palacio de Justicia el día de la toma.

 
Gloria Anzola sostiene en brazos a su hijo Juan Francisco. Juan Francisco tiene ahora 30 años. En sus manos tiene la fotografía de su madre sosteniéndolo en sus brazos. Dos dijes de Gloria y uno que ella le regaló a Juan Francisco. 

Irma Franco Pineda
Militante del M-19 salió con vida del Palacio y fue posteriormente desaparecida.

 
Irma, cuando era niña, con su mascota.  Irma posando en medio de unas rosas. Irma estudió derecho en la Universidad Libre, donde se destacó por sus resultados académicos.

Nydia Baurista
Militante del M19 desparecida por miembros del Batallón Charry Solano

 
Una de las últimas fotos de Nydia Erika Bautista. Fotografías de la familia Bautista en la casa de su hermana, Yaneth Bautista. Yaneth Bautista, hermana de Nydia Erika, con algunos de sus libros favoritos.