Músicos de regiones afectadas por el conflicto se ensamblan por la reconciliación

Ocho jóvenes que hacen de la música una forma de vida se reunieron con Cesar López en Bogotá para componer juntos, compartir sus  experiencias y hablar sobre cómo le hacen el quite a la violencia y a los estigmas que enfrentan a diario. 
 
2 de junio de 2015
 
Ocho músicos, provenientes de siete lugares del país que han sufrido en carne propia los efectos del conflicto armado, dejaron  por tres días sus territorios, empacaron sus instrumentos y viajaron hasta Bogotá, en donde se embarcaron en una aventura conjunta.
 
Raperos de Cúcuta y Buenaventura, un cuentero de Medellín, un flautista guambiano, un dúo de Silvia (Nariño), una mujer que utiliza el chandé para trabajar con niños de Gamarra (Cesar) y un cantante de Soacha (Cundinamarca). Todos con historias de vida ligadas a algún tipo de violencia, pero  con la música como su tabla de salvación.
 
Entre el 15 y el 17 de abril se reunieron bajo la tutoría del músico bogotano Cesar López, el creador de la Escopetarra y quien desde hace doce años utiliza la música como un vehículo para llevar mensajes de paz.  El encuentro se dio gracias a la gestión de Unicef y Reconciliación Colombia.
 
Allí compartieron sus experiencias, contaron sus historias de vida y hablaron sobre cómo le hacen el quite a la violencia que viven diariamente. También trabajaron para componer de forma colectiva una canción.
 
Estuvimos acompañándoles durante el proceso y este fue el resultado:  

 


Videógrafos: Laura Ardila, Andrés Barajas.
Edición: Diego Llorente.
Periodista: José Vicente Guzmán Mendoza. 

Ver otras notas sobre el tema:

En Cúcuta, el 'Hip Hop' le hace frente a la violencia