La paz en el Plan Nacional de Desarrollo

La nueva hoja de ruta orientadora del gasto público entre 2014 y 2018  liga la paz con los aspectos estructurales del desarrollo y la democracia plena en el territorio, más allá del silencio de los fusiles, es decir, del conflicto simplemente armado.

10 de junio de 2015

Hay temas considerados como indispensables por el Departamento Nacional de Planeación, DNP; y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, a la hora de considerar que los programas de gobierno atienden las necesidades de construcción de paz de sus territorios y esto pasa por “reconocer que existe una manera distinta de tramitar las demandas sociales que dieron origen al escalamiento del conflicto armado y a las inequidades presentes en el país”.

Así, sancionado el Plan Nacional de Desarrollo este martes por parte del presidente Santos, el DNP y PNUD publicaron una cartilla con esos temas que no pueden faltar a la hora de que la ciudadanía se decida por quien votar, dada la coyuntura del país, es decir las negociaciones de paz en ciernes.

La nueva hoja de ruta orientadora del gasto público durante los próximos cuatro años contempla la paz como uno de los tres ejes centrales, junto con la equidad y la educación. Y la cartilla elaborada como guía para los candidatos inscritos ante las autoridades electorales y para la ciudadanía en general resalta que en el propósito de lograr esa ‘Colombia en paz’, el plan contempla cumplir tres objetivos.

El primero de estos, fortalecer el proceso de construcción de paz y garantizar su sostenibilidad para permitir al país y a sus ciudadanos alcanzar su pleno potencial como nación. Para el DNP y el PNUD este tema está asociado con establecer mecanismos de promoción de los derechos a la justicia, reparación integral y garantías de no repetición. También con el fortalecimiento de capacidades territoriales para la construcción de paz (con planes estratégicos territoriales de paz e iniciativas ciudadanas de desarrollo y paz). Por último, asocia este objetivo a la construcción de paz con garantías para la igualdad de oportunidades, garantías para la participación política y ciudadana y mecanismos para prevenir conflictos sociales en las regiones.
 
El segundo objetivo del Plan Nacional de Desarrollo que llevará a una ‘Colombia en paz’ es aquel que plantea integrar el territorio y sus comunidades para contribuir a cerrar las brechas territoriales y sociales, trabajar en la inclusión productiva y facilitar el acceso a bienes públicos, servicios sociales e información. Por eso, dice la cartilla, la planeación y el gasto debería estar enfocado en aumentar la conectividad física y digital; el incremento de la oferta para avanzar en la integración institucional y territorial; y el aumento de la integración local y comunitaria y fomento de la reconciliación.

El tercer objetivo para alcanzar ese país reconciliado, es reducir las desigualdades sociales y territoriales entre los ámbitos urbano y rural, mediante el desarrollo integral del campo como garantía para la igualdad de oportunidades. Este objetivo en el Plan se cumple, como lo describe la cartilla, enfocando los planes de desarrollo hacia el rural integral para el bienestar de las comunidades campesinas, indígenas, negras, afrodescendientes, palenqueras y raizales. Y con el diseño y la implementación de modelos de desarrollo local sostenibles de las zonas más afectadas por el conflicto.

A propósito, a principios de este año el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo había realizado una selección de 125 municipios donde, a juicio del PNUD, se concentraría el posconflicto para realizar con base en estos una serie de recomendaciones sobre la implementación de los acuerdos de paz. Ver aquí los 125 municipios más afectados por el conflicto

Al referirse propiamente al posconflicto, la cartilla comenta que se trabaja en “un alistamiento en términos de recursos, capacidades institucionales y arreglos normativos para la implementación de los eventuales compromisos de paz”. Además, señala que “para garantizar la coordinación en el alistamiento y en la eventual implementación de los acuerdos que se suscriban con organizaciones armadas ilegales, se creará una instancia para facilitar la coordinación interinstitucional, la coordinación entre los niveles nacional y territorial, así como la recomendación de políticas, planes, programas y demás que se requieran para avanzar en la construcción de paz”.

La cartilla se titula ‘Orientaciones para la construcción de programas de gobierno, guía para candidatas, candidatos y ciudadanía Elecciones de Autoridades Locales 2015’, elaborada por el Departamento Nacional de Planeación, DNP; y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD con el fin de brindar orientaciones para la elaboración de programas de gobierno de candidatos inscritos ante las autoridades electorales y poner a disposición de la ciudadanía una herramienta para entender los programas de gobierno de quienes aspiran a ser sus mandatarios.