Estadio donde se inauguró la Copa América es un lugar de memoria

El Estadio Nacional de Chile fue utilizado durante la dictadura de Pinochet para llevar allí a presos políticos. Se calcula que en este lugar, catalogado como el mayor campo de concentración en Chile, permanecieron unas 40 mil personas.

Junio 11 de 2015
Foto: Memoria Viva


“Se ocuparon todas sus dependencias: Coliseo, Court Central, Velódromo, Piscina, camarines, escotillas ,etc. Todos estos lugares sin ningún tipo de acondicionamiento previo. En estos fríos y oscuros lugares mantuvieron recluidos a hombres, mujeres y niños, chilenos y extranjeros de 38 países, a dirigentes sindicales, militantes y simpatizantes de los partidos democráticos de izquierda, estudiantes, empleados públicos, trabajadores de las industrias intervenidas, profesionales, y personal de las Fuerzas Armadas y de Orden que no apoyaron el Golpe de Estado”, explica una página de internet dedicada al estadio como lugar de memoria.

Los detenidos, según Memoria Viva, dormían en los camerinos sin camas y pasaban la mayor parte del día sentados en las graderías del Estadio, por donde una persona encapuchada se paseaba reconociendo a militantes de izquierda.

Recientemente, a la vez que el Estadio fue remodelado para eventos deportivos organizaciones de víctimas de Chile exigieron que el lugar fuera destinado también a la recuperación de la memoria de lo ocurrido allí.

Bajo la Presidencia de Michelle Bachelet, en septiembre de 2010, se reabrió, después de 37 años, la escotilla Número 8, la puerta por donde los detenidos eran conducidos al interior del Estadio.

Según cuenta El País, de España, la escotilla 8 era el lugar en donde los presos intentaban ver a sus familiares desesperados que desde el exterior trataban de comunicarse con ellos con señas.

“Los presos se quitaban una prenda reconocible y la levantaban en brazos para que sus seres más queridos estuviesen tranquilos después de días buscándoles”, relató al diario Wally Kunstmann, presidenta de una corporación de ex presos políticos.