Expertos internacionales estudian caso emblemático de Mampuján

Expertos internacionales de Kenia, Nepal y Sudáfrica se dan cita en Colombia para hablar sobre los retos de devolver las tierras a los despojados en un país que aún vive un conflicto armado. Arranca foro internacional de restitución de tierras.

Por José Vicente Guzmán         
Enviado Especial de Reconciliación Colombia*    

30 de junio de 2015


Expertos de países que tienen o que han tenido conflictos armados se reunirán en Cartagena para hablar de los retos de restituir tierras despojadas en un país que aún vive un conflicto armado, pero que adelanta un proceso de paz para ponerle fin a las confrontaciones y ojalá a los asesinatos y amenazas de líderes y lideresas que reclaman tierras.

A la capital del departamento de Bolívar han sido invitados Tom Chavagni, director de la Comisión Nacional de Tierras de Kenia; Janak Raijoshi, subsecretario del Ministerio de la administración de tierras y la reforma rural de Nepal; y Thami Mdontswa, director adjunto de la Comisión de Restitución de Derechos de Propiedad en Sudáfrica. El Gobierno Colombiano espera conocer otras experiencias y compartir sus aprendizajes en un proceso que ha sido complejo y que no ha corrido al ritmo deseado.

Algunas organizaciones no gubernamentales, como Forjando Futuros, han criticado el proceso y dicen que al paso que va, no se cumplirá la meta planteada en la Ley de Víctimas: haber restituido cuatro millones de hectáreas a dos millones de víctimas en 2021. Otras critican el proceso elegido por la Unidad de Restitución de Tierras (URT) para devolver las tierras.

Amnistía Internacional, por ejemplo, dijo en un informe divulgado en noviembre de 2014 que los funcionarios de la unidad priorizaron la restitución en regiones en donde las familias ya habían retornado y que eso no permitía enfocarse en las tierras usurpadas, que en muchos casos terminaron en manos de empresarios o privados que se aprovecharon de la situación de los campesinos.

Otra crítica de Forjando Futuros es que la microfocalización de la URT está basada en los conceptos de seguridad del Ministerio de Defensa, que debe garantizar que una zona tiene las condiciones de seguridad para proceder a la restitución. Eso, según ellos, ha generado que las restituciones vayan más lentas de lo esperado.

La Unidad de Restitución de Tierras, por su parte, se ha defendido de las críticas argumentando que su trabajo es complejo, pues el conflicto aún sigue su curso, pero destacan en ese contexto las cifras de restituciones, que a 2014 iban en 80 mil hectáreas.

La URT destaca el trabajo en los Montes de María, territorio compartido entre Bolívar y Sucre, además región vecina a Cartagena, la ciudad en la que se lleva a cabo el encuentro internacional, organizado por esta Unidad.

De hecho, a lo largo de la semana los participantes podrán visitar el corregimiento de Mampuján, en el municipio de Maríalabaja, en uno de los 15 municipios que integran la región de los Montes de María, donde los paramilitares cometieron una de sus tristemente célebres masacres de campesinos.

En este caso, hace quince años –el 10 de marzo del 2000–, 180 familias salieron desplazadas por el asesinato de 12 campesinos a manos de hombres del Bloque  Héroes de los Montes de María de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). La mayoría de esos campesinos ya retornó a su tierra, lo que ha convertido a este en un caso emblemático.

La idea de la URT es que los expertos internacionales estudien el caso colombiano y dejen consejos y advertencias que permitan mejorar el proceso en Colombia. Además de ellos en el encuentro estarán jueces especializados en restitución de tierras, magistrados y funcionarios de organismos multilaterales.