En Tumaco, las imágenes del desastre ambiental hablan por sí mismas

Una colombiana nacida en Tumaco se comunicó con Reconciliación Colombia para lanzar un S.O.S. a todo el país por la crítica situación humanitaria y ambiental que atraviesa este puerto sobre el pacífico.
 


3 de julio de 2015
 
Se trata de una joven mujer que no busca reconocimiento ni gloria para ella. Lo único que quiere es que Colombia voltee a mirar la situación por la que atraviesa la gente tumaqueña. Para eso, les pidió a los habitantes del puerto del pacífico colombiano, que hace parte del último de los departamentos en el suroccidente del país, que tomaran fotografías y las hicieran llegar a su correo electrónico para ella, luego, reenviarlas a nuestro portal. También se valió de la página de la red social de Facebook de Foro por Tumaco en el que confluyen voces de personas preocupadas por este puerto nariñense.

Recordemos que la crisis humanitaria y ambiental de Tumaco se ha acentuado por el atentado de las Farc a la infraestructura petrolera el 22 de junio pasado, el que afectó directamente a unas 200 mil habitantes de esta área. Aunque hay que decir que la marginalidad, la pobreza y la vulnerabilidad de esta región no solo es consecuencia de la acción terrorista de las Farc, sino del desajuste estatal que ha permitido que este puerto sea presa de la criminalidad organizada y también presa de la criminalidad de cuello blanco (corrupción), de tal manera que han pagado tres veces el acueducto del puerto y este no existe. El derrame de crudo que fue ocasionado por el atentado terminó de empeorar la situación.

“De antemano, agradezco de corazón en nombre de mi pueblo y en mi nombre la atención a este llamado que hacemos”, dijo nuestra interlocutora, Sindy Hoyos, quien actualmente vive en Cali.
 
La situación humanitaria que Ustedes pueden constatar en las fotografías que exhibe este portal por cortesía de archivos particulares, de Angélica Carvajal, y de página de Facebook de Foro por Tumaco son del puerto y de sus alrededores. Uno de los problemas que hoy vive la zona es que las ayudas se han concentrado en la cabecera municipal, pero a las veredas no.

La reportería que logró hacer Sindy da cuenta que las veredas afectadas y a las que no les está llegando provisiones ni siquiera de agua son: Río Mira, Imbili, Terán, La Bocatoma, Casas Viejas, Alcuan, Chinguirito, La Playa, La Honda, San Juan, Vuelta de Candelillas y La Cortina.
 
“Se están muriendo de hambre y de sed, ya que el agua no es apta para el consumo y para la pesca, ni qué hablar”, expresa esta tumaqueña en su mensaje.
 
Sindy recuerda a su Tumaco como el mejor vividero de la costa pacífica nariñense. “Su cultura, su gastronomía, sus playas... eran un verdadero paraíso, del cual hoy no queda nada”, dice con nostalgia. Y como están cansados de ver esta situación, los tumaqueños en todas partes del mundo decidieron unirse para buscar solidaridades.  “Estamos pidiendo un grito de auxilio por nuestro Tumaco del alma. No nos dejen solos, nos tienen abandonados”, expresa Sindy.

Ya las Naciones Unidas hicieron una visita de campo y Fabrizio Hochschild, en su calidad de Coordinador Humanitario, expidió una extensa comunicación en la que básicamente pide a los armados y a los violentos cesar ya sus acciones. “Preocupa especialmente que los efectos van a prolongarse durante mucho tiempo –dice Hochschild sobre el último atentado-. Todo esto debería llevar a sus autores a eliminar de su repertorio bélico este tipo de acciones que victimizan a los colombianos más vulnerables”.