“Queremos poner la reconciliación en la agenda pública”

Karem Labrador, directora ejecutiva de Colombia Líder, habló con Reconciliación Colombia sobre el premio que, a partir de este año, va a reconocer a los alcaldes y gobernadores que tengan las mejores políticas para impulsar la reconciliación. Aquí explica cómo funciona.

Reconciliación Colombia: ¿Cómo nació la idea de que su premio tenga una categoría para los gobernantes con mejores políticas de reconciliación?

Karem Labrador: Cuando Colombia Líder decide empezar un premio lo hace con varios propósitos. Los dos princiaples son visibilizar las mejores gestiones locales y poner un tema específico en la agenda pública, para que los gobernantes locales del país comiencen a trabajarlo. Hay que entender que muchas veces la ejecución de las políticas nacionales termina en manos de los alcaldes y gobernadores, y el premio es una excusa para bajar el tema a lo local.

Reconciliación Colombia: ¿Qué implica bajar el tema a lo local?

K.L.: Nuestros formularios de inscripción están diseñados de tal forma que todo el equipo de gobierno tiene que responderlo. Es decir, un secretario de salud o de educación tendrá que pensar cómo ayuda él a la reconciliación. Además, cuando nuestros medios de comunicación aliados comienzan a hablar del tema, la comunidad se empieza a interesar y a preguntar cómo los pueden beneficiar esas políticas.

Reconciliación Colombia: ¿Hay experiencias que demuestren que sí se logra impulsar un tema?

K.L.: Claro. Nos pasó hace cuatro años con el tema de la inclusión social con personas en discapacidad, que al inicio era un tema desconocido, pero luego del premio muchos empresarios y gobiernos locales lo incluyen. Lo que pasa es que Colombia Líder tiene espacios con los empresarios, la comunidad, las asambles y los concejos municipales, las alcaldías, las gobernaciones y los medios de comunicación. Por eso, desde un premio, nosotros podemos cambiar el chip.

Reconciliación Colombia: ¿Y ustedes que entienden por reconciliación?

K.L.: Eso fue lo que empezamos a definir primero. Tenemos claro que Reconciliación no son proyectos de infraestructura, ni reducción de pobreza, ni cátedras de cultura ciudadana, ni inversión social per se.

Reconciliación Colombia: Entonces, ¿qué es?

K.L.: Todo lo que surge después de una situación violenta que rompe los lazos de confianza. Temas de retorno, promoción de procesos de reintegración de personas desmovilizadas, empleabilidad para víctimas y desmovilizados, construcción de memoria histórica, proyectos que promuevan la sustitución de cultivos ilícitos, encuentros o proyectos de perdón, reparación integral y restablecimiento de los derechos de las víctimas, restitución de tierras, iniciativas de resolución de conflictos y educación para la reconciliación.

Reconciliación Colombia: ¿Y cuáles son los criterios para calificar esos temas?

K.L.: Nuestros criterios para todos los premios son los mismos desde el 2006. Nuestro primer criterio es ‘resultados’. Evaluamos con datos concretos sobre los principales resultados de la gestión regional y local. El segundo es la gestión integral: que tanto abordan el tema, en este caso la reconciliación, desde todos los frentes y secretarías.

El tercer criterio es participación. Ninguna política se puede implementar si la comunidad no es parte activa y el gobernante la tiene en cuenta para tomar sus decisiones. El otro criterio es el de sostenibilidad, para que los proyectos se puedan mantener en el tiempo y queden como políticas. Hay otros como innovación, enfoque diferencial, replicabilidad y articulación con otras autoridades o sectores.

Reconciliación Colombia: Pero ¿cómo miden ustedes los temas de memoria, reintegración, reparación y demás?

K.L.: Hay indicadores de la Unidad de Víctimas, la ACR o el ICBF, y hay datos de cuántos recursos se destinan para cada ítem. Pero en este caso nos toca ser más flexibles, porque muchos de estos temas hasta ahora están en curso y no fueron incluidos en los planes de desarrollo actuales. La mayor apuesta está para los alcaldes y gobernadores que vienen en el siguiente periodo. Pero vamos a poder tener un panorama de cómo está el tema actualmente.

Reconciliación Colombia: ¿Hay un premio para alcaldes y otro para gobernadores?

K.L.: Tenemos varias categorías. Hay un premio para el gobernador que tenga las mejores políticas de reconciliación y cinco premios para los alcaldes, dependiendo de la cantidad de población que tenga su ciudad. La idea es que no compita un municipio de 2.000 habitantes con Bogotá o Medellín. 

Reconciliación Colombia: Pasando a temas concretos, ¿cómo es la postulación?

K.L.: Desde el 9 de julio está la opción de postularse en la página web de Colombia Líder. Allí hay un formulario de inscripción disponible hasta el 21 de agosto que deben diligenciar los alcaldes y gobernadores interesados. El formulario lo pueden ir llenando durante varios días, guardando los cambios. La idea es que revisen el formulario completo, lo discutan con todo el gabinete y luego asignen las tareas para completarlo.

Reconciliación Colombia: ¿Con qué tipo de preguntas se encuentra un mandatario local que esté llenando el formulario?

K.L.: Hay preguntas específicas acerca de la gestión. Por ejemplo, preguntamos cuántos niños víctimas hay en su municipio, qué proyectos tiene para atenderlos (en salud, educación o cualquier sector) y cuántos se han beneficiado. Cada proyecto presentado debe tener indicador, meta de plan de desarrollo, en qué va la meta actualmente, cuántos recursos se han destinado del presupuesto y quiénes son los aliados. Así como temas de sostenibilidad, participación, innovación social, entre otros.

Reconciliación Colombia: ¿Quiénes evalúan los formularios y las postulaciones?

K.L.: El primer filtro es una evaluación técnica que realizan las universidades vinculadas a este reconocimiento. Luego las cinco mejores postulaciones de cada categoría pasan a ser evaluadas por un jurado de alto perfil, que escogemos cada año y que en un principio es secreto. Hemos tenido a personas como Olga Lucía Acosta, Claudia Lopez, CeciliaMaría Vélz, Juan Carlos Echeverri, Beatriz Londoño, Martha Lucía Ramirez o Cesar Caballero.

Reconciliación Colombia: Si la idea es poner el tema en la agenda ¿acompañan de alguna forma el proceso de postulaciones?

K.L.: Hacemos muchos eventos regionales para hablar del tema. Se llaman diálogos con los protagonistas y son pequeños: llevamos a 30 personas, entre alcaldes, gobernadores, parte de la comunidad y algunos empresarios. En esos casos uno también identifica cuáles son los mandatarios que la tienen clara.

Reconciliación Colombia: La convocatoria para postularse se cierra el 21 de agosto, ¿cuándo se entrega el premio?

K.L.: Haremos una rueda de prensa para decir quiénes son los finalistas de cada categoría el 9 de noviembre y el 2 de diciembre será la entrega del reconocimiento.

Reconciliación Colombia: ¿Y qué se espera a partir de la premiación?

K.L.: Le hacemos mucho énfasis a la réplica. Nos llevaremos a los alcaldes a otros lados para que cuenten cómo trabajan por la reconciliación y cómo hicieron para obtener el reconocimiento.

Reconciliación Colombia: ¿Qué gana un alcalde o un gobernador con el premio de Colombia Líder?

K.L.: Visibilización. Este no es un tema de dinero. Lo que se logra es que Colombia sepa que un alcalde o gobernador lo está haciendo bien. Muchos de ellos se quedan en su cotidianidad y no alcanzan a ver las cosas maravillosas que hacen.