Un retrato de la violencia que no se hace con las armas

La tierra y la sombra, película ganadora de la Cámara de Oro en Cannes, inaugurará el Festival de Cine Independiente de Bogotá, IndieBo, y se estrenará en Colombia el próximo 23 de julio.
 
Julio 14 de 2015
Fotos: Burning Blue
 
En la primera escena de La Tierra y la Sombra, Alfonso, un hombre que después de muchos años regresa a encontrarse con su familia, camina en medio de unos cañaduzales mientras un camión pasa a su lado y literalmente lo cubre de humo.
 
Es una metáfora que anticipa lo que relata el resto de la película: el ser humano avasallado por la maquinaria, por la producción.
 
La película del joven director colombiano César Acevedo, ganadora en Cannes de la Cámara de Oro y que inaugurará el Festival de Cine Independiente el próximo 16 de julio, no es una historia sobre el conflicto, pero sí es un retrato de otras formas de violencia.
 
No de la violencia que se ejerce con las armas sino de la que imponen unas condiciones de vida indignas: una casa completamente rodeada por un cultivo de caña, un hogar sin las condiciones mínimas para vivir, un trabajo realizado en condiciones inhumanas y un sistema de salud sin ningún respeto por el paciente.
 
“Quise, a partir de ese microcosmos que plantea la película (una familia de 5 personas, una pequeña casa y un árbol rodeados de un apabullante cultivo de caña de azúcar), hablar de cómo una falsa ilusión de progreso ha puesto en riesgo la historia, la memoria y la identidad de todo un pueblo”, afirma Acevedo.
 
"Hemos visto muchas películas muy duras, violentas, sin esperanza, pero la suya nos emocionó. Es dura, hay mucha tristeza, pero al final hay esperanza. Sentimos que era una historia muy auténtica", dijo la actriz francesa Sabine Azema, presidenta del jurado de la Cámara de Oro, cuando se le otorgó el premio a "La tierra y la sombra".
 
La Tierra y la sombra, como ya lo han mencionado algunos expertos, es un ejemplo de como las películas colombianas están abordando los conflictos que están presentes en nuestra sociedad y las muchas formas de violencia a las que nos enfrentamos, sin mostrar disparos o a guerrilleros, paramilitares y narcotraficantes.
 
Cintas como ‘El abrazo de la serpiente’, ‘Tierra en la Lengua’ y ahora La Tierra y La Sombra han planteado temas como la desigualdad y la falta de inclusión y de oportunidades a través de historias que no se habían abordado en el pasado.
 
En el Festival de Cine Independiente de Bogotá, IndieBo, también se presentarán películas colombianas como Tres Escapularios, de Felipe AljureDos mujeres y una vaca, de Efraín BahamónPaisaje Indeleble, de Jaime Barrios y las Malas lenguas, de Juan Pablo Laserna.