El reto de hacer que los proyectos sociales sean comercialmente viables

Virgilio Barco es el Director para América Latina de Acumen, una organización internacional que invierte en proyectos que ofrecen soluciones sostenibles a problemas sociales vinculados con la pobreza.

Julio 24 de 2015
Foto: Archivo Semana
 
Barco, quien tiene una larga experiencia en inversión con impacto social, asegura que a los beneficiarios de los proyectos sociales no debe vérseles como alguien a quien se le tratan de resolver sus problemas, sino como personas que quieren cambiar sus propias vidas.
 
En Colombia, Acumen también apoya proyectos que puedan generar un impacto significativo sobre personas que viven en situaciones de pobreza y ofrece cursos gratuitos sobre cómo mejorar ese impacto social.
 
Reconciliación Colombia habló con él sobre este criterio de sostenibilidad que se ha vuelto indispensable en los proyectos sociales.
 
¿Por qué es tan importante medir el Impacto Social de los programas sociales?
 
El objetivo de programas sociales es generar un impacto positivo en la sociedad.  La mejor manera de garantizar y mejorar este impacto es midiéndolo.  Midiendo su impacto, las organizaciones pueden saber más acerca de sus beneficiarios, cómo están impactándolos, y cómo pueden aumentar el impacto.
 
¿Qué factores se deben tener en cuenta para medir el impacto de un programa social?
 
Acumen considera 3 factores para medir el impacto social:  (1) Foco de Pobreza: ¿A qué segmento de la población estamos beneficiando? (2) Magnitud del Impacto: ¿Cuál es el número de vidas impactadas? (3) Profundidad del Impacto: ¿Cómo estamos mejorando el bienestar de los hogares, por ejemplo en sus ingresos?
 
Al medir estos componentes podemos evaluar si estamos generando un impacto significativo sobre personas viviendo en situación de pobreza.
 
¿Rentabilidad e impacto social son excluyentes o pueden ser complementarios?
 
Pueden darse los dos casos.  Acumen invierte en proyectos sociales dónde existe un retorno financiero y un impacto social significativo y evidente. Nos enfocamos en apoyar las empresas sociales que pueden llevar productos y servicios a las poblaciones más pobres a un costo accesible sin comprometer su sostenibilidad financiera. Este enfoque de mercado para solucionar las problemáticas sociales trae beneficios sustanciales cómo lo son la escalabilidad del impacto, el empoderamiento de los beneficiarios y el entendimiento profundo de sus necesidades.
 
¿Cómo evitar que un proyecto social caiga en el asistencialismo o que pueda incluso perjudicar a una comunidad?
 
Una de las cosas que hemos aprendido es que es crucial que los proyectos sociales busquen el empoderamiento de los beneficiarios para evitar caer en el asistencialismo. Para ello, es necesario olvidar la noción de querer resolver los problemas por ellos, y empezar a ver a los beneficiarios cómo agentes que quieren cambiar sus propias vidas. Eso lo logramos apoyando modelos de negocio comercialmente viables que le brindan opciones para que personas de bajos ingresos mejoren su situación, sin crear dependencia.
 
¿Qué tanto conocimiento existe en Colombia sobre la formulación de proyectos sociales?
 
Si bien el sector de impacto social en Colombia está menos avanzado que otras partes del mundo, vemos que está creciendo de forma acelerada  y que hay mucha demanda por conocer más del tema. Por eso Acumen ha lanzado dos cursos gratuitos en español para proveer a los estudiantes con herramientas y competencias para que mejoren su efectividad en generar impacto social.  Justamente hace unos días lanzamos el curso de medición de impacto social “Entendiendo el impacto social: la forma en que Acumen mide y analiza el impacto social.
 
¿Cree que en Colombia existen suficientes proyectos sociales estructurados para responder al reto del posconflicto y de más de 7 millones de víctimas?
 
Sí, y este es justamente el segmento en el que Acumen busca generar impacto. Apoyados por la articulación de distintos actores públicos y privados, se han logrado gestar proyectos interesantes de impacto social que buscan reconstruir el tejido social del país en áreas afectadas por el conflicto a través de modelos sostenibles.