La individualización en una sociedad en posconflicto

Una reflexión del filósofo Gilles Lipovetsky sobre lo que viene ahora para Colombia, en una conferencia en la Biblioteca Luis Angel Arango.
 
Por María Rodríguez
Especial para Reconciliación Colombia

 
El concepto de reconciliación no se debe quedar en la política únicamente. Tiene una estrecha relación con la cultura y el individuo.
 
El profesor Gilles Lipovetsky filósofo y sociólogo francés, profesor de la Universidad de Grenoble, hizo una reflexión sobre el individualismo en una sociedad en posconflicto en la conferencia que el pasado 25 de agosto del 2015 dio en la Biblioteca Luis Ángel Arango.
 
Lipovetsky es un reconocido autor francés que propone una nueva visión de nuestra sociedad actual, caracterizada por el individualismo, la comercialización y la despolitización.
 
“Proponemos la idea de que está en marcha una cuarta fase de estetización del mundo remodelada en lo esencial por lógicas de comercialización e individualización extremas, una de las marcas de ésta nueva fase es la despolitización”, afirma Lipovetsky en su libro ‘La estetización del mundo’.
 
Frente al contexto colombiano, se le preguntó a Lipovetsky cómo se puede pensar en una etapa de posconflicto en generar formas de sociabilización si la individualización opera en todas las facetas de la vida cotidiana.
 
Lipovetsky comentó que la individualización será una ficha clave para la sociedad colombiana en términos de posconflicto porque permitirá que los gustos, aspiraciones y deseos reales de la gente se mantengan y permitan construir buenos elementos para la sociedad.
 
La individualización le dará entrada al país a una era de hipermodernidad para afrontar el mundo en plenitud.
 
El  posconflicto en Colombia significa una esperanza. Lo que se pretende es inventar una nueva sociedad. La solución de los problemas se aborda ahora a partir del diálogo y no desde la violencia política, que se vuelve inaceptable.
 
La individualización, después del proceso de paz fomentará movimientos de reconciliación por medio de la fe, la creatividad, el arte, teatro, la literatura y otras actividades.
 
Este espacio de reflexión fue promovido por  la biblioteca Luis Ángel Arango con el apoyo de Idartes, Bogotá Contada, la Cámara Colombiana del Libro y la Alcaldía Mayor de Bogotá.