Las dos abuelitas Uitoto que irán al otro lado del mundo a traer la luz

La iniciativa que promueve su viaje a la India ha capacitado alrededor de 1.100 mujeres de 75 países. Bunker Roy, de Barefoot College, dice que ellas, como madres y protectoras, piensan en comunidad y transforman su entorno.

Felipe León
Realizador de Cine y Televisión de la Universitaria Agustiniana
Especial para Reconciliación Colombia

24 de septiembre de 2015
Foto: Rodrigo Paris / Barefoot College.


Este proyecto es liderado por Barefoot College y busca llevar a madres y a abuelas de diferentes partes del mundo a Tilonia, una aldea ubicada en el noroeste de India, para que durante seis meses aprendan el uso de energías limpias para la iluminación del mundo rural.

La iniciativa ha capacitado alrededor de 1.100 mujeres de 75 países, entre estos 17 latinoamericanos, y ha llevado luz a más de 500.000 personas en 1.115 comunidades ubicadas en áreas rurales. Pero, ¿por qué solo mujeres? Bunker Roy, autor de la iniciativa Barefoot College, considera a las mujeres como eje estructural del cambio, ya que ellas como madres y protectoras, piensan en comunidad y son transformadoras de su entorno.

Esta vez el turno es para María Encarnación Sueroque y Ercilia Paitekudo, dos abuelas Uitoto, de Araucara, Caquetá, que con el apoyo de la organización Amazon Conservation Team y el Barefoot College viajarán a la India para realizar un estudio sobre ingeniería de energías limpias.

Estas dos abuelas Uitoto no cuentan con ningún tipo de estudio, al igual que muchas de las otras mujeres que viajan a India, por lo que la apuesta resulta un esfuerzo gigante para aprender. Para esto la “universidad de los descalzos” cuenta con un plan de estudios especial, basados en la práctica y la repetición. Pero esta no va a ser solo una experiencia de aprendizaje académico, sino también cultural, ya que las dos abuelas van a convivir con otras 40 mujeres de 15 países y etnias diferentes, que no hablan el mismo idioma, ni comparten las mismas costumbres, para compartir durante seis meses su cosmovisión indígena.

Las dos mujeres fueron escogidas por toda su comunidad, en cabeza de Ignacio Kiriateke, líder murui, para emprender el viaje que traerá luz a su comunidad. Tanto doña Ercilia como doña María Encarnación coinciden en que hay sentimientos encontrados con la experiencia que están iniciando. Comentan que no es fácil desprenderse y dejar su rutina en Araucara, alejarse de sus hijos y de sus nietos, por lo que hay sentimientos de nostalgia de lo que se deja atrás, mezclado con la ansiedad de lo que está por venir. Y esto comienza por cosas tan sencillas para muchos colombianos como montarse en un avión. Otras cosas son un poco más complejas como llegar a una tierra extranjera donde no se habla el mismo idioma y no se come lo mismo. A la vez, se sienten orgullosas y contentas, ya que a su llegada van a poder contribuir con el mejoramiento de la calidad de vida de su comunidad, y pueden ellas representar esperanza y ejemplo para los que vienen detrás.

El Amazon Conservation Team presentó además un corto documental dirigido por Juan Gabriel Soler titulado “Herederos de la Boa” que nos muestra un baile ritual conocido como el Yadico,  realizado en el resguardo indígena Murui-Uitoto, en el Amazonas, liderado por Ignacio Kiriateke, a través del cual esta comunidad se conecta con la naturaleza y arregla los problemas entre las diferentes tribus abriendo el camino a la reconciliación.

Si usted quiere conocer más sobre la cultura Uitoto le invitamos a ver el documental 'Herederos de la Boa'.