Si no se resuelve el problema de la miseria no habrá solución al conflicto en Colombia: Johan Galtung

Según el sociólogo y matemático noruego, para que la violencia no vuelva a estallar después de una eventual desmovilización de las Farc es necesario que quienes están “más abajo” tengan la oportunidad de ser tomados en serio y tratados con dignidad.

Septiembre 28 de 2015
Foto: Fabiola León

El investigador de conflictos sociales, galardonado con el Premio Nobel Alternativo de Paz, habló en el Congreso Internacional de Comunicación para la Paz, organizado por la Universidad Santo Tomas, sobre las diferencias entre el conflicto y violencia y los cambios estructurales que se requieren para que haya una paz verdadera.

Galtung afirmó que lo acordado en La Habana es un arreglo entre el Gobierno y un grupo insurgente, pero hay temas que no están en el acuerdo que son indispensables para resolver la situación de conflicto en el país.

El investigador recordó el caso de Sudáfrica, en donde, según explicó, antes de que se llevara a cabo el proceso que puso fin a la violencia, se solucionó el problema de fondo que provocaba el conflicto, que era el Apartheid.

“Se solucionó con cuatro palabras: una persona, un voto”, explicó Galthung.

Señaló que ese problema esencial, que para Colombia es la miseria, no se ha resuelto. “Conciliación sin solución es pacificación”, agregó.

Explicó que si el país no hace nada frente a la miseria, habrá una nueva explosión de violencia, está vez no con las letras de la palabra Farc, pero sí con cualquier otra del alfabeto.

Para resolver ese problema de la miseria, según Galthung, es necesario que se llegue a los municipios y a las personas que están más abajo en condiciones económicas para darles oportunidades.

“No se trata de eficiencia, se trata de dignidad: ser tratados en serio”, manifestó.

Finalmente, el sociólogo leyó un compendió de 12 puntos que, según él, serían necesarios para alcanzar la paz en Colombia.

1. Enseñar la capacidad para resolver conflictos: hablar con todos, entender que hay salidas.

2. Dar más poder a las mujeres y a los jóvenes. Son fuentes para una sociedad nueva.

3. Enseñar educación de paz y conflicto en la escuela.

4. Promover un periodismo de paz, capaz de indagar por el conflicto que subyace a la violencia y por las soluciones a ese conflicto.

5. Destacar las zonas de paz, aquellos municipios en donde hay ausencia de violencia. Entender lo que han hecho bien para que eso ocurra.

6. Utilizar la ayuda de países vecinos para mantener la paz.

7. Encontrar una solución propia. La reconciliación no se puede imitar ni importar.

8. En agricultura, cambiar los monocultivos por el multicultivo.

9. Tener economías de satisfacción de las necesidades básicas.

10. Atacar patologías como el machismo, los poderes fácticos, la atomía y la anomia.

11. Contar con policías y militares que conozcan de mediación y tengan la capacidad para no recurrir a la violencia, antes de agotar el diálogo.

12. Cumplimiento de los derechos humanos.