"El arte servirá para educar en la no violencia"

Un grupo de actores y directores se reunieron para tratar de discutir cuál será el papel del arte durante el posconflicto. Lo hicieron en el marco del quinto congreso de responsabilidad social del Club El Nogal. 

6 de octubre de 2015

Durante el conflicto armado que ha vivido Colombia, el arte ha jugado un papel fundamental para dar a conocer el sufrimiento y el dolor de muchos colombianos que han sido víctimas de diferentes grupos armados.

Libros, películas, obras de arte, esculturas y pinturas han tocado el tema. Y se han convertido en un reflejo de lo que el país ha vivido en los últimos 50 años.

¿Cómo cambiará esa labor en un escenario de posconflicto? Dos actores y dos directores intentaron responder a esa pregunta en el marco del Quinto Congreso de Responsabilidad Social organizado por el Club El Nogal.

Nicolas Montero, Alejandra Borrero, Victor Virviescas y Sergio Cabrera  hablaron sobre el papel reparador del arte y sobre su poder para educar a una sociedad sin violencia.

Para todos, la labor del arte debe seguir siendo la de contar al país y explorarla condición humana. Lo que permitirá entender mejor la Colombia del posconflicto y sanar a quienes sufrieron por culpa de la violencia.

“El arte tiende a hacer mejores seres humanos debido a que cuando nos sentimos creadores, también nos sentimos parte de algo. Por eso, tiende a ganar consciencia la relación entre yo y el mundo a mi alrededor”, dijo Montero.

Esa característica, según Alejandra Borrero, permite que el arte sirva para reparar y dignificar a las víctimas. Ella puso el ejemplo de cinco mujeres que sufrieron trata de personas y que ahora trabajan con ella en obras de teatro.

“Trabajamos por medio del arte, la improvisación, el canto, la escritura. Y empezaron a pasar cosas increíbles. El arte dignifica al ser humano. Por eso ahora ellas son mujeres diferentes a cuando llegaron”, cuenta.

El arte para educar

Una de los posibles usos del arte durante el posconflicto es educar a una nueva sociedad para que no use la violencia como el método para solucionar los diferentes conflictos sociales.

“El arte puede servir para construir espacios de convivencia alternativo para los jóvenes, que permitan el encuentro y  compartir el tiempo.  Así construir espacios de paz”, dijo Victor Virviescas, quien trabaja con jóvenes de la Universidad Nacional.

Nicolas Montero fue más allá. “El objetivo principal de Colombia en este momento es decirle no a la violencia y aprender a tramitar nuestras diferencias y conflictos de una manera diferente”, dijo. “El arte debe ser el  método para hacerlo, porque cuando el ser humano ve al arte como una manera de relacionarse con el mundo, no genera violencia”.

En ese sentido, el director de cine Sergio Cabrera cree que el arte sirve para aprender a dosificar y controlar las emociones y los sentimientos. “Eso es útil a la hora de reeducar a una población que ha sido educada en el espíritu de la intolerancia, del rencor y del odio”.

Pero para lograr cumplir esas funciones, piden más apoyo del Estado. Cabrera dice que hay artistas que hacen cosas interesantes, pero que no pueden llevar a las regiones más apartadas por falta de recursos e infraestructura.

El Quinto Congreso de Responsabilidad Social del Club El Nogal se llevó a cabo durante lunes y martes en la sede del club. }

Además de la discusión sobre el arte, se llevaron a cabo otras sobre el papel de las empresas, los medios de comunicación y la educación para construir la paz.