Una periodista que ha escrito sobre la guerra, la nueva Nobel de Literatura

De acuerdo con la Academia Sueca, los escritos de Svetlana Alexiévich son “un monumento al sufrimiento y al coraje en nuestro tiempo”.

Octubre 8 de 2015
Foto: Culture.pl


Alexiévich, de 67 años, es reconocida por recoger en sus libros el impacto que eventos excepcionales como la guerra, el desastre de Chernobyl o la caída del régimen soviético, producen en los ciudadanos comunes.

Su técnica consiste en abordar esas historias con miles de entrevistas presentadas con un formato de montaje documental, en el que los diferentes monólogos se van juntado para mostrar un relato polifónico.

En ‘La guerra no tiene rostro femenino’, de 1983, Alexiévich contó las historias de las mujeres rusas que participaron en la II Guerra Mundial.

“Es una exploración de la segunda guerra mundial desde una perspectiva que hasta ese momento era casi completamente desconocida”, dijo sobre este libro, según publica The Guardian. “Cuenta la historia de cientos y cientos de mujeres que estuvieron en el frente en la segunda guerra mundial. Casi un millón de mujeres soviéticas participaron en la guerra y es una historia totalmente desconocida”, agregó.

Este libro tuvo un papel significado en la Perestroika, puesta en marcha por Mijail Gorbachov a mediados de los ochenta. Vendió más de dos millones de copias y en 1985 fue estrenada una adaptación teatral de la obra.

Según recuerda El País, de España, en 1989, Alexiévich publicó ‘Los chicos del cinc’, que muestra los testimonios de las madres de soldados rusos que participaron en la Guerra de Afganistán; en 1993, ‘Cautivados por la muerte’, sobre aquellos que se suicidaron porque no pudieron soportar la caída del régimen soviético, y en 1997 ‘Voces de Chernobil’, uno de los pocos libros suyos traducido al español, en el que cuenta las historias de las víctimas de la catástrofe nuclear.

La misma Alexiévich ha dicho sobre su técnica, según The New York Times: “Decidí recoger las voces de la calle, el material que tengo a mi alrededor. Cada persona ofrece un relato de sí mismo”.