¿Qué esperar de un acuerdo sobre desaparición forzada en La Habana?

Esta nueva medida de desescalamiento del conflicto que podría ser anunciada dentro de poco significaría un alivio para miles de familias que desde hace años buscan a sus seres queridos sin tener noticias de ellos.
 
Octubre 14 de 2015
Foto: Archivo Semana
 
Hace algunos días, tanto el máximo comandante de las Farc, ‘Timochenko’, como el jefe del equipo negociador de ese grupo guerrillero, ‘Iván Márquez’, revelaron que esta semana podría ser firmado en La Habana un acuerdo para la búsqueda de los desaparecidos.
 
Este eventual acuerdo sería una nueva medida de desescalamiento del conflicto que se sumaría a las de desminado humanitario y cese unilateral al fuego por parte de las Farc, que vienen operando desde hace varios meses con resultados satisfactorios.
 
Además, podría significar un alivio para miles de familias que incluso por décadas han buscado a sus seres queridos sin tener noticias de ellos.

Pero, ¿qué alcances podría tener este acuerdo? ¿Qué se podría esperar como contribución del Gobierno y las Farc para enfrentar este tipo de crimen.
 
En primer lugar, no existe una cifra exacta del número de desaparecidos en el país.
 
Mientras que la Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas tiene registrados alrededor de 20.000 desaparecidos forzados  (de otras 30.000 personas no se conoce la causa de su desaparición), la Unidad para las Víctimas tiene registradas a 45.614 víctimas directas de este delito.
 
De este crimen han sido responsables todos los actores del conflicto. Tanto agentes del Estado, como grupos paramilitares y guerrilla.
 
Según el informe ¡Basta Ya!, del Centro de Memoria Histórica, el mayor responsable es el Estado, con más del 40% de los casos, seguido de los paramilitares con una cifra similar.
 
La guerrilla, de acuerdo con este informe, es responsable de una cantidad mucho menor de desaparecidos, que estaría alrededor del 2% de los casos. Sin embargo, de acuerdo con la Procuraduría, serían por los menos 2.760 las personas desaparecidas por las Farc.
 
La firma de este eventual acuerdo no solo sería un reconocimiento por parte del grupo guerrillero y del Gobierno de su responsabilidad en la desaparición forzada de personas, sino que debería incluir medidas concretas para contribuir a su búsqueda.
 
Desde el año 2000, con la expedición de la Ley 589, fue creada la Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas y un Registro Nacional de Personas Desaparecidas, lo que ha permitido que la Fiscalía, Medicina Legal y la Defensoría del Pueblo trabajen de manera más coordinada en esta labor.
 
Así mismo, la información que han dado los paramilitares desmovilizados en las audiencias del proceso de Justicia y Paz ha permitido encontrar o avanzar en la búsqueda de un buen número de desaparecidos de este grupo.
 
Sin embargo, la magnitud de este crimen, la pérdida definitiva de muchos cadáveres o la información incompleta suministrada hace que el número de desaparecidos por buscar y el de cadáveres por identificar sigue siendo muy alto.
 
"Se han revisado 22.000 huellas dactilares de cadáveres no identificados que han pasado por medicina legal entre 1970 y el 2010. De ellos, se han podido identificar 9.000", reconoció hace unos días a Semana.com el director de Medicina Legal, Carlos Valdés.
 
En especial, es sobre los desaparecidos de las Farc sobre los que se tiene menos información. La información que suministre ese grupo guerrillero podría permitir a encontrar a los secuestrados en su poder que nunca regresaron o las fosas comunes que se le atribuyen en sus áreas de influencia.