Director de Medicina Legal y portavoz del CICR se reunieron con Gobierno y Farc en La Habana

Estas dos entidades tienen a su cargo funciones específicas para la búsqueda y la identificación de personas dadas como desaparecidas que deben iniciarse ya, sin esperar a que se firme el acuerdo final con las Farc.
 
11 de noviembre de 2015
Foto: Comunicaciones Paz Gobierno


La Oficina del Alto Comisionado para la Paz de la Presidencia de la República publicó la tarde de este miércoles las imágenes de la primera reunión en La Habana entre integrantes de la Mesa de Conversaciones y portavoces forenses y de organismos humanitarios que tienen la misión de dar con el paradero de miles de desaparecidos forzados en Colombia en razón del conflicto armado, cuyas estadísticas extraoficiales suman 45 mil personas.

Se trata del director de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdes, y de representantes del Comité Internacional de la Cruz Roja en Colombia –CICR-. La presencia de estos portavoces en La Habana tiene como propósito avanzar en la implementación del llamado Acuerdo sobre medidas inmediatas humanitarias de búsqueda, ubicación, identificación y entrega digna de los restos de personas dadas por desaparecidas en el contexto y en razón del conflicto armado’, suscrito por el Gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las Farc el 17 de octubre pasado.

Cientos (o mejor miles) de familiares de víctimas de la desaparición forzada tienen la esperanza de hallar la verdad sobre sus seres queridos con este nuevo acuerdo que contempla medidas inmediatas y humanitarias para comenzar la búsqueda e identificación de los desaparecidos forzados, sin que medie un acuerdo final con las Farc, previsto para el 23 de marzo de 2016 como fecha máxima.

Para la búsqueda efectiva de estas personas, el acuerdo contempla que tanto entidades gubernamentales como las Farc contribuirán con información eficaz que permita desenredar el nudo de misterio que rodea estas desapariciones.

Por esta razón, el Instituto de Medicina Legal y el CICR han acudido a La Habana a reunirse de primera mano con ambas partes, responsables en buena parte de la entrega de información que dé con el paradero de las personas reportadas como desaparecidas, aunque hay que tener en cuenta el gran subregistro que existe frente a esta horrorosa práctica de borrar el vestigio de una persona, sin que vuelva jamás a aparecer algún rastro suyo.

Según el acuerdo, el CICR y Medicinal Legal tendrán que levantar un plan humanitario nacional y planes específicos regionales para cumplir su misión, en tanto se firma el acuerdo final de paz, a partir del cual se prevé la conformación de una Unidad Especial para la Búsqueda de Personas Desaparecidas, unidad de alto nivel y con carácter especial, que estará articulada también a las nacientes instituciones de Comisión de la Verdad y Jurisdicción Especial para la Paz. Estas nuevas entidades solo existirán si se firma el acuerdo entre Gobierno y Farc.