Acciones Reconciliadoras

‘La paz es un estado natural del ser y no una meta por alcanzar’

Juan Gómez es una de esas personas que cree en que los mensajes inspiradores cambian el mundo, porque transforman las realidades cotidianas de las personas. A propósito del encuentro de meditación que promueve en Colombia, Reconciliación Colombia lo buscó.

13 de noviembre de 2015

Este conferencista y tallerista cree que nuestro país ha caído en la trampa de pensar que la paz está afuera de nosotros, que depende de alguien más, que está basada en la solución del conflicto armado. “Si la paz sigue siendo responsabilidad de todos, aparentemente no es de nadie”, añade.

Juan Carlos Gómez es gerente general de las firmas Mushaisa y Lupaluz. Entre otras consultorías, ha tenido la del proyecto Liberation Tour con artistas de la calle y fundaciones de niños con cáncer. Es miembro del grupo de improvisación teatral El Reloj Impro.

La iniciativa Reconciliación Colombia buscó a este consultor empresarial para que tratara de explicar -a través de unas cortas respuestas- cuál es la conexión entre la paz interior y la paz exterior. Aquí lo que nos dijo:
 
¿Podemos comenzar por decir en una frase qué es ‘Yosoypaz’?

Es la revelación a través de la cual comprendemos que si YoSoyPaz, el mundo está en paz.

¿Cuántas clases de paz existen?

Pueden existir múltiples percepciones de cómo crear paz, infinitos enfoques, y diferentes caminos de encuentro; pero sin duda alguna, un solo estado genuino llamado paz. Es una experiencia interior que libera toda nuestra capacidad. La paz es un estado natural del ser y no una meta por alcanzar.

¿La paz que hay dentro de nosotros es la misma paz que percibimos fuera de nosotros?, o ¿cómo funciona eso?

La realidad exterior es un reflejo de nuestra realidad interior. En nuestro país hemos caído en la trampa de pensar que la paz está afuera de nosotros, que depende de alguien más, que esta basada en la solución del conflicto armado. Si la paz sigue siendo responsabilidad de todos, aparentemente no es de nadie. Yo Soy Paz es muy claro: solo depende del estado que yo pueda crear y desde ahí compartir verdaderas acciones concretas paz.

¿Siempre hay paz dentro de nosotros, o, la regla general es que no haya paz dentro de nosotros?

Siempre podemos acceder a ese estado. Basta con respirar, identificar todo por lo cual podemos agradecer; descubrir que a nuestro alrededor son muchos los seres a los cuales podríamos ayudar. Siempre que sirves o ayudas a alguien encuentras plenitud. Así que más allá de que exista paz adentro o afuera, es un estado que siempre podemos crear.
 
¿Existen pasos para lograr que yo sea paz?

Más que pasos creo que existen herramientas: disciplinas de respiración, consciencia de gratitud, servicio a la comunidad, en fin. Pero todo esto debe estar basado en un ejercicio personal de amor propio. Rutinas saludables enfocadas en crear bienestar. Debemos ser conscientes de la manera como nutrimos nuestra vida en general, nuestra alimentación es vital, pero a la vez, saber alimentar, nuestra mente, nuestras emociones y sobretodo nuestro espíritu.

¿Qué es eso de la consciencia colectiva?

Es la suma de una masa crítica enfocada en un mismo ideal. Es la capacidad que tiene una comunidad de darse cuenta (conciencia) de su poder transformador en la medida que el propósito más elevado sea común y los intereses personales se desvanezcan.

¿Existe alguna relación entre la paz y la consciencia colectiva?

Por supuesto, son semilla y consecuencia una de la otra. Cuando eres paz sumas a la conciencia colectiva. Cuando generamos acciones y estrategias de conciencia colectiva inspiramos al resto del país a experimentar su propia paz.

¿Usted es de los que piensa que hay mensajes que encienden?

Estoy convencido. He tenido la fortuna de crecer rodeado de grandeza, mis padres son seres muy inspiradores, sus palabras y sobretodos sus acciones me han impulsado a ser Luz. Existen grandes maestros que nos han dado mensajes poderosos desde siempre. Todo lo que decimos y todo lo que hacemos envía un mensaje constante al mundo que puede encender la esperanza el amor y la paz, igualmente según el mensaje puedes apagar estos ideales. Cada uno es el mensajero del amor, y es el amor el gran mensaje que encienden a la humanidad.
 
¿Y los que no encienden, qué denominación les da? ¿Podemos llamarlos mensajes ‘apagados’?

Puede ser,  o también mensajes sin corazón, aunque suena fuerte, o mensajes sin conciencia. Todo es una oportunidad de transformación y aprendizaje, aún los mensajes que jugamos como apagados.
 
¿De verdad los colombianos comunes y corrientes pueden desde el ejercicio de ‘Yosoypaz’ contribuir a aterrizar la paz que se discute en La Habana?

Totalmente. El país solo se transformara en la vivencia de la cotidianidad con una nueva mirada de la paz. Anhelamos la firma y que se termine nuestro conflicto armado de inmediato, pero creo que el conflicto en el corazón de cada quien, en las casas, colegios, universidades, empresas, transporte público, etc., poco tiene que ver con la firma en La Habana.
 
¿Cuál es la primera decisión que Usted aconsejaría que una persona tomara para iniciar el camino?

Perdonarse, reconocer su grandeza, amarse, respirar y ¡sonreír!
 
*Esta entrevista se hace a propósito del Congreso #Yosoypaz que se realizará en Bogotá el 22 de noviembre. Si Usted desea obtener mayor información sobre este encuentra en este link información en http://mensajesqueencienden.com/yosoypaz/