En Siloé los niños sueñan con la Sinfónica y con el Fútbol

 

Los niños y jóvenes que participan de las iniciativas de arte y deporte promovidas por la Fundación SIDOC encuentran a temprana edad un proyecto de vida alternativo diferente al de las pandillas y la ilegalidad. Y en su comportamiento diario acostumbran a hacer uso del diálogo para tramitar sus diferencias. 

En dos sectores de la comuna 20 de Cali se encuentra la Orquesta Sinfónica InfantiI y Juvenil de Siloé, una de las iniciativas lideradas por la Empresa Siderúrgica de Occidente –SIDOC-, que busca promover la formación musical de niños, niñas, adolescentes y jóvenes de los sectores en situación de exclusión de este sector de la capital vallecaucana. 

El impacto que esta iniciativa ha tenido en la comunidad se ve reflejado las habilidades sociales que los niños que hacen parte de este proyecto logran desarrollar. Son niños y jóvenes que acostumbran a hacer uso del diálogo y a tramitar de forma no violenta sus diferencias y encuentran en el arte un proyecto de vida alternativo diferente al de las pandillas y la ilegalidad.

Los niños, niñas, adolescentes y jóvenes vinculados al proyecto reciben clases de interpretación de instrumento, solfeo, apreciación musical, ensayos orquestales y talleres de desarrollo sicosocial de lunes a viernes tres horas al día.

“Articulamos a la formación musical, herramientas para el desarrollo sicosocial que permitan a todos los participantes generar procesos de inclusión personal y social que aporten a la construcción de un proyecto de vida, a la prevención de las violencias y a la promoción de la convivencia comunitaria en los contextos donde se desenvuelven”, comenta la Fundación SIDOC.

130 niños, niñas, adolescentes y jóvenes se han beneficiado de esta iniciativa y han desarrollado nuevas habilidades musicales para la interpretación instrumental. De estos, 9 alumnos fueron inculados al Conservatorio Antonio María Valencia, becados por el proyecto, y 3 alumnos hicieron parte de la Orquesta Sinfónica Juvenil del Valle del Cauca con gira por España, Italia y Francia.

Así mismo, la iniciativa ha logrado dos montajes musicales relacionados con la prevención de las violencias y la promoción de la convivencia, trabajando la violencia de género y reafirmando la promoción de la identidad como ‘Siloeños’. Y en los últimos tres años, ha realizado más de 50 conciertos.

Otra de las iniciativas relacionadas con el arte, liderada por la Fundación SIDOC, es ‘Tambores de Siloé’, mediante esta los jóvenes combinan la interpretación musical con la construcción de instrumentos que para su elaboración recurren a materiales que imitan la sonoridad de instrumentos usados en el sector e incluyen la marimba de chonta portable con resonadores de tarros de agua.

Al igual que la orquesta, el proyecto busca desarrollar habilidades sociales en niños, niñas, adolescentes y jóvenes orientadas a la construcción de proyectos de vida y la prevención de la violencia a través de la música. “(… Se espera que los participantes logren construir alternativas de vida diferentes a las que ofrece el contexto, propiciando el desarrollo de habilidades sociales, emocionales y cognitivas orientadas a la prevención de la violencia”, comenta la Fundación SIDOC.

El deporte también se convierte en una buena experiencia usada por la Fundación SIDOC para lograr que los niños de este sector de la capital vallecaucana sean líderes de su territorio y en un futuro cercano trabajen por la prevención de la violencia. Con Fútbol para la esperanza este programa previene el peligro en las calles, reduce la desescolarización en la zona, recupera espacios urbanos para la práctica del fútbol y promueve estilos de vida saludables en la población infantil y adolescente.

La iniciativa integra temáticas sociales en los entrenamientos de niños y niñas entre 8 y 17 años y realiza torneos en la Comuna con la metodología Fútbol Calle. Con el apoyo del BID, Coca Cola y la FIFA este proyecto se desarrolla en la Comuna 20 de Cali y en 10 sectores de la ciudad: Los Pozos, La Estrella, El Mirador, La Amistad, Guayabales, Belén, La Horqueta, La Juana, Pueblo Joven y Las Delicias.

Durante los 5 años del proyecto, este se ha convertido en una herramienta para el desarrollo comunitario, la disminución de la violencia y la prevención del reclutamiento de niños. Así mismo, con la participación de las familias y la comunidad se ha logrado la recuperación de cuatro canchas.

Al día de hoy 950 niñas, niñas y jóvenes participan en los espacios deportivos de fútbol desarrollando habilidades sociales, emocionales y cognitivas orientadas al trámite no violento de los conflictos. Paralelamente, 350 padres han accedido a programas de promoción de hábitos saludables, incluyendo prevención de embarazo temprano y enfermedades de transmisión sexual.

También 12 jóvenes de la comunidad han sido capacitados en el modelo de intervención de la Fundación SIDOC y ahora pueden replicar su conocimiento y multiplicar lo aprendido.

Algunos videos de la iniciativa:

https://www.youtube.com/watch?v=aT9ft-xj4EU

https://www.youtube.com/watch?v=gbFZdDne2H8