“LA JUSTICIA NO PUEDE SER AJENA AL POSTCONFLICTO”

Publicado 18-02-2016

JUSTICIA. La presidenta del Consejo de Estado, María Claudia Rojas Lasso, lleva una semana al mando de la Corporación. Esta caleña de nacimiento ya cuenta con 22 años en la Rama Judicial, nueve de los cuales los vivió como magistrada auxiliar de la Corte Constitucional.

Publicado en Vanguardia Liberal, 29 de enero de 2014
Foto: Archivo Semana
 
En entrevista con Colprensa, la magistrada expone qué elementos deberían ser tratados en una reforma en la Justicia, adelanta que de lograrse acuerdos con las Farc buscarían participar activamente en su implementación, habla sobre su posición en los llamados ‘choques de trenes’ y hace críticas al Consejo Superior de la Judicatura. 
 
-¿Qué metas se traza para lograr en este año de presidencia? 

Hay un propósito fundamental de restablecer la imagen de las Altas Cortes y de la Justicia y tratar de que el país y la comunidad vuelva a creer en ella: es algo fundamental porque sin Justicia no hay paz. En segundo lugar, ya está en marcha un proyecto de reforma a la Justicia y la idea es que responda a lo que los ciudadanos necesitan para que haya una Justicia pronta y cumplida. Y, un tercer frente, tiene que ver con la parte del postconflicto. 
 
La Justicia no puede ser ajena a la situación de postconflicto y de suscribirse los acuerdos de paz, el Consejo de Estado tendría que tener un papel protagónico en ese campo, para la implementación de los acuerdos que se lleguen a suscribir. 
 
- Usted dice que sin Justicia no hay paz, ¿cómo podría la Justicia aportar en ese sentido? 

En este momento hay unos índices de credibilidad muy bajos de la Justicia y de las Altas Cortes y eso no le hace bien a nadie. Definitivamente, si la gente que acude a la Justicia no cree que le van a fallar en forma justa e imparcial, ese valor se pierde y entraríamos en una etapa de hacer justicia por mano propia. Es fundamental que la gente vuelva a creer en los jueces, en los magistrados, en la honradez, en la capacidad de trabajo. Para eso nos proponemos presentar mensualmente unos boletines estadísticos que muestren qué está haciendo cada sección el Consejo de Estado y sepa el país que aquí se trabaja. 
 
- En el tema del postconflicto que mencionó, ¿qué papel puede tomar el Consejo de Estado? 

Es prematuro en este momento hablar, pero podría decir que el Consejo de Estado en su Sala de Consulta tiene la posibilidad de presentar proyectos de actos legislativos o de ley que son necesarios para implementar los acuerdos que se logren eventualmente en La Habana. Proyectos de normas que se requieran para complementar o implementar los acuerdos a que se lleguen. 
 
La reforma a la justicia 
 
- Pasando al tema de la Reforma a la Justicia, ¿qué elementos debe contener? 
Hay un punto fundamental y es la forma de elección de los magistrados de algunas cortes. Pienso que la politización que se ha creado con el hecho de que algunos cargos sean elegidos por el Congreso, no le ha hecho bien a la Justicia. Afecta su independencia y su autonomía. 
 
-¿Cómo podría ser dicha elección? 
 
Se podría hacer una gran convocatoria de académicos, de intelectuales, de profesionales del derecho y de jueces, y hacer un concurso que fuera examinado al interior de la Sala Plena de la respectiva Corporación donde está el cargo a proveer. 
 
- Como el actual mecanismo de carrera más o menos… 
 
Podría ser algo parecido pero no igual. De pronto modificar la intervención que hay actualmente del Consejo Superior de la Judicatura que elabora las listas para elegir consejeros de estado o magistrados de la Corte Suprema. Esto para evitar algo que está sucediendo actualmente y es que tenemos una vacante en la Sección Quinta hace más de seis meses y la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura todavía no ha integrado la lista para que la Sala Plena pueda proveerla. Eso me parece muy grave, estamos dependiendo de la Sala Administrativa. 
 
-¿Qué más hacer con el Consejo Superior de la Judicatura? 
 
Hay que hacerle una reingeniería y no suprimirlo porque eso afectaría la independencia de la Rama Judicial, pero sí reestructurarlo. 
 
- ¿En qué aspectos? 
 
En muchos aspectos. Por ejemplo, en la forma como está integrada la Sala Administrativa ya que, quizás, el hecho de que existan seis magistrados no es eficiente. También respecto del presupuesto de la Rama. Cuando se estaba negociando la reforma a la Justicia que fracasó, se había hablado de una suma adicional que no entró finalmente a la Rama Judicial. Estoy hablando de la forma de elegir magistrados, el sistema de listas por parte del Consejo Superior se ha politizado e impide que se pueda elegir pronto. Ahora, no quiero decir que cuando hay lista de pronto nosotros no nos demoremos más del tiempo debido, pero sin lista no podemos proceder. 
 
-Hay otros temas de reforma a la Justicia que se han suscitado con el caso de la destitución del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro. Se afirma que como las decisiones de la Procuraduría tienen control en el Consejo de Estado, entonces no es necesaria una segunda instancia en el Ministerio Público, ¿usted qué piensa? 
 
Me parece que los actos del Procurador tienen control jurisdiccional aquí en el Consejo de Estado y eso es una garantía para la persona investigada o sancionada. 
 
-Pero aquí se cuestiona es el tiempo, porque en el Consejo de Estado los procesos se demoran… 

Pero los procesos nuestros tienen la posibilidad de una suspensión provisional. Si se dan las causales, se podría pedir la suspensión provisional y eso tiene efecto inmediato. Yo entiendo que el temor es la demora en la decisión acá… 
 
-Porque cuando por ejemplo el Consejo de Estado reversa o confirma una decisión de la Procuraduría ya el funcionario ha salido de su cargo… 

Sí, eso sí ocurre. 
 
El 'choque de trenes’ 
 
- ¿Cuál es su opinión sobre las tutelas contra decisiones judiciales? 
 
Yo en eso tengo una posición muy restrictiva, entre otras cosas porque formé parte del despacho del doctor José Gregorio Hernández en la Corte Constitucional quien profirió la sentencia C-593 de 1992 que restringió ese tema. Yo no comparto la ampliación que ha vendió haciendo la Corte en el transcurso del tiempo porque me parece que atenta contra el juez natural y la seguridad jurídica. Tengo una posición muy restrictiva, no excluyente pero sí restrictiva. 
 
- Para ilustrar mejor el tema, ¿en qué casos sí puede proceder la tutela contra una decisión judicial?
 
Me mantengo en los términos de la sentencia C-543 que hacía relación a qué existiera una vía de hecho muy protuberante del juez, que el juez definitivamente se apartó de la norma, de la situación fáctica, que desconoció el contenido del expediente o de la realidad procesal. Pero eso son casos excepcionales y la verdad no estoy diciendo que los jueces no nos equivoquemos, pero no es tan fácil que se cometa una arbitrariedad de esas. 
 
- A veces pasa que la Corte Constitucional tumba una decisión del Consejo de Estado, los llamados ‘choques de trenes’…
 
Pienso que las sentencias de los órganos de cierre como el Consejo de Estado, si bien es cierto pueden ser objeto de tutela, deben ser reemplazadas por el mismo tribunal que la dictó. No estoy de acuerdo en que sea la Corte la que dicte la sentencia de reemplazo porque no es el juez natural. Por ejemplo, si en tutela, la Corte considera que se desconoció en el Consejo de Estado algún derecho fundamental, que se devuelva el expediente para que el Consejo de Estado dicte la respectiva sentencia. 
 
Lo que se viene este año 
 
- ¿Qué temas hay interesantes este año en Sala Plena? 

Tenemos la nulidad de la elección del señor Procurador General de la Nación, la nulidad de la elección de dos magistrados del Consejo Superior de la Judicatura, el proceso de pérdida de investidura de los congresistas de la Comisión de Conciliación de la Reforma a la Justicia, tenemos el Decreto del Presidente de la República que convocó a sesiones extraordinarias para la reforma a la justicia que es una decisión sin precedentes en el país. Que recuerde no ha habido una demanda contra ese tipo de decretos que convoquen a sesiones extras en un proceso de acto legislativo, entonces va a marcar pauta jurisprudencial muy importante. 
 
-¿Quién tiene el caso? 

Yo. 
 
-Inicia este año en forma la oralidad en la Justicia contencioso administrativa pero se había dicho que no hay suficiente dinero para llevarlo a cabo, ¿eso es cierto? 
Sí. La verdad ha habido muchos problemas en la implementación de la parte técnica que supone la oralidad para acondicionar las salas. Hemos hablado con la Sala Administrativa y estamos en eso y tenemos una insuficiencia de salas muy grande. 
 
Las estaciones de Policía  
 
- En estos días se ha generado una polémica por una decisión de la Sección Tercera del Consejo de Estado sobre la ubicación de las estaciones de Policía en centros poblados donde hay problemas de orden público. Aclaremos la determinación que se tomó.
 
Se establece que los puestos de Policía tan cercanos a la población civil o a sitios de culto religioso, que fue lo que ocurrió aquí, pues colocan en riesgo a esos establecimientos porque si, en el caso de las Farc, atacan al sitio religioso o el puesto de policía, va a tener una repercusión inmediata con la población que está al lado. 
 
- Eso es una consideración, no una orden o un exhorto… 
 
No se está dando una orden. Lo que se quiere es que en lo posible no se pongan esos puestos de Policía tan cercanos a la población civil o a los centros religiosos, donde la gente va ejercer su libertad de cultos porque podría estar en riesgo ante un eventual ataque. 
 
- Esa consideración la puedo ampliar a nivel nacional como una recomendación general o estamos hablando solo del caso en particular…
 
Lo restringiría a este caso y a lo que allí pasó, era un centro religioso y no en todos los casos será a un centro religioso. No lo haría extensivo a todos los casos. 
 
¿Enfoque de género? 
 
- Teniendo en cuenta que son dos mujeres al mando del Consejo de Estado, ¿se debe reforzar el tema de género? 
 
La Rama Judicial tiene una organización de género. Personalmente no observo que haya discriminación por razón de género en la Rama Judicial, la verdad que no. El Consejo de Estado es la Corporación que más mujeres tiene, en este momento somos nueve mujeres, mientras que en la Corte Suprema hay cerca de cuatro y en la Constitucional hay una. 
 
-¿Si le da un giro distinto el hecho que haya presidenta y vicepresidenta? 
 
Yo creo que sí porque las mujeres tenemos una forma distinta de manejar las cosas. Tenemos más facilidad de lograr armonía, tenemos fama de manejar las cosas, yo diría, que hasta con más dulzura y con eso se concilia, sin que con eso seamos débiles o puedan pasar por encima de nuestras decisiones. Firmes pero con ternura y dulzura y eso en una Corporación de éstas va a ser interesante. 

TE PUEDE INTERESAR

FFMM en el posconflicto mantendrán la seguridad
18-02-2016

El Papa reclama diálogo y reconciliación
18-02-2016

Empresarios ofrecen aportar recursos por la paz
18-02-2016

“La justicia no puede ser ajena al postconflicto”
18-02-2016

Así se prepara el Ejército para el posconflicto
18-02-2016

“Reconciliación significa crear sociedad nueva”
18-02-2016

COMENTARIOS