Institucionales

Con trabajo aportan a la paz

PERDÓN. Un total de 35 personas en Proceso de Reintegración adecuaron espacios locativos y de cultivos, así como la construcción de una tarima ecológica para los estudiantes de la institución educativa Manuela Beltrán de Valencia.

Este grupo de personas desmovilizadas de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc), hoy, en Proceso de Reintegración, pusieron durante cuatro meses, al servicio de la comunidad, sus conocimientos y habilidades.

Además adecuaron aulas e hicieron mantenimiento a los cultivos agrícolas en los que 200 estudiantes llevan a cabo sus prácticas agropecuarias.

El servicio social es parte integral de la ruta de reintegración de las personas desmovilizadas de los grupos armados. Mediante 80 horas de trabajo no remunerado, se busca mejorar la calidad de vida de las comunidades que los acogen y promueven en escenarios de reconciliación.

La Organización Internacional para las Migraciones, OIM, acompañó en todo momento las actividades que se desarrollaron y aportó recursos  para la compra de materiales e insumos. 

La institución educativa Manuela Beltrán, atiende a un grupo de 1.400 estudiantes. Su rector, Miguel Rogelio Márquez, resaltó el impacto que tiene el servicio social en la comunidad educativa.

Robert, una de las personas en Proceso de Reintegración que participó en esta actividad, asegura que a través de la formación técnica y humana ha podido superar las condiciones de vulnerabilidad en las que estaba cuando hacía parte del grupo armado ilegal del cual se desmovilizó.

Además de técnico en producción agropecuaria actualmente cursa estudios en análisis y programación de sistemas. “Estoy muy agradecido por esta oportunidad de integrarme con la comunidad”, expreso Robert.

En Córdoba, a diciembre de 2013, 2.503 personas desmovilizadas adelantan su Proceso de Reintegración con la Agencia Colombiana para la Reintegración, entidad adscrita a la Presidencia de la República.