ESPALDARAZO DE LA ONU A RECONCILIACIÓN COLOMBIA

Publicado 18-02-2016

En el encuentro en Bogotá, se definió la creación de un fondo para apoyar las propuestas regionales en procesos de reconciliación.


La cruzada que emprendió la sociedad civil para reforzar los esfuerzos de paz del actual Gobierno tendrá el espaldarazo de la Organización de Naciones Unidas (ONU), que ayer anunció que las empresas que apoyen a Reconciliación Colombia y sus proyectos tendrán un reconocimiento por parte del organismo multilateral.

Durante el encuentro nacional de Reconciliación Colombia, que se realizó ayer en Bogotá, un vocero de la ONU anunció que este organismo conferirá un reconocimiento a las empresas que demuestren un compromiso con la reconciliación.

En un documento se dijo que las empresas que “adelanten prácticas éticas y responsables que contribuyan a la reconciliación y la construcción de paz”, tendrán dicho beneficio.

La labor empresarial deberá focalizarse en el trabajo con las comunidades víctimas del conflicto. La idea es que las compañías acojan a víctimas o a desmovilizados y adelanten proyectos para los niños excombatientes.

Pero el tema no termina ahí. Durante el encuentro, al que asistieron más de 200 personas de todo el país, hubo un nuevo anuncio: el premio Colombia Líder tendrá una categoría especial para los mandatarios locales y regionales que impulsen la reconciliación, el cual comenzará a ser entregado a partir de abril del 2015.

Otra de las decisiones que salieron del encuentro fue la creación de un fondo especial para apoyar los procesos de reconciliación en el país, que servirá para respaldar las iniciativas de las comunidades; así como temas de desminado y procesos de memoria histórica.

Un camino difícil

Cuando se habla de reconciliación en Colombia, los expertos tienen una mirada optimista sobre su futuro, pero coinciden en que el camino no es fácil, ya que es un tema que no se puede negociar en una mesa, sino que tiene que nacer de las entrañas de las víctimas y victimarios.

El padre Francisco de Roux dijo que “la reconciliación es una parte esencial para poder hacer la paz”, pero aclaró que “sin verdad, reparación ni garantías de no repetición, no se puede hacer reconciliación”.

Comentó, además, que lo anterior puede ser negociable, sin embargo “hay una parte que no es negociable que es el perdón, porque a nadie se le puede obligar a perdonar porque el perdón se regala y no se espera nada a cambio”.

A su turno, el gobernador del Meta y exsecuestrado de las Farc, Alan Jara, aseguró que “la reconciliación es fundamental, porque si bien el diálogo es para la terminación del conflicto, la construcción de paz, de reconciliación y el superar tantas décadas de dificultades, no es tarea fácil”.

Al referirse como víctima de la guerrilla, Jara anotó que “es complicado cuando se habla de tanto dolor que ha habido, por eso creo que lo que debe buscarse es que esos hechos violentos no se repitan”.

Sustentó que “yo, como víctima, lo que quiero es que eso no pase más y para eso tiene que haber la posibilidad de superar lo que se vivió, porque o sino el dolor traerá más dolor y el conflicto más conflicto”.

“El dolor y el rencor no son negociables, debe ser una decisión individual de pasar esa página, porque si no se hace, no salimos de este conflicto ni logramos la paz”, aclaró.

A su turno, el vicepresidente Angelino Garzón se refirió a los enemigos de la paz y la reconciliación. Manifestó que Colombia es un país intolerante y discriminador. “Creo que si algo tenemos que hacer es desarmar la palabra y que haya más inclusión social”.

Garzón anotó además que “cuando hablamos de reconciliación, hablamos de dolor y Colombia está cargada de dolor”, por lo que dejó claro que “no es fácil este camino porque existen muchos enemigos de la paz y la reconciliación y algunos de esos son la violación de los derechos Humanos, el Estado como incitador de violencia y la corrupción”.

Al referirse a los grupos armados ilegales, Garzón dijo que las guerrillas, los paramilitares y las bacrim deberían pedirle perdón al país porque fracasaron en su intento de querer manejarlo por la vía violenta.

Una mirada diferente dio Alejandro Eder, alto Consejero para la Reintegración, quien reconoció que en Colombia los desmovilizados “todavía tienen un rechazo de la sociedad y eso representa el principal obstáculo que tiene esta política”.

Por esto dijo que los colombianos tienen que tener claro que la paz no va a caer “del cielo ni firmando un papelito, la paz es un proceso de mucho trabajo que se debe hacer entre todos”.

Mientras tanto, Paula Gaviria, directora de la Unidad de Reparación de Víctimas, anotó que “nadie ha dicho que la reconciliación sea un trabajo fácil”, y añadió que “con todos estos años de conflicto, algo nos tiene que doler, pero tenemos que hacer un esfuerzo todos para lograr este objetivo”.

Con base en todo lo anterior, Ximena Botero, directora de Reconciliación Colombia, reconoció que el trabajo es duro, pero recordó que ya comenzó.

Explicó que el proyecto se divide en tres fases: investigación, diálogo y encuentros. “Hemos estado en 90 municipios, son 450 reuniones en las que se han recogido más de 500 iniciativas de las comunidades para la reconciliación”, explicó.

Mientras tanto, Alejandro Santos, director de Semana, sustentó que es precisamente este esfuerzo de la sociedad civil, el que pretende abrir los espacios. “Ya llevamos 9 meses y vemos que estamos más cerca de lo que creemos”.

En los nueve meses de trabajo, Reconciliación Colombia ha identificado que, de acuerdo con las cifras oficiales, en el país existen cerca de 6,3 millones de víctimas.

Esta propuesta, que involucra a empresas, entidades del Estado, países amigos, organizaciones internacionales, ONGs y medios de comunicación, pretende sacar adelante todos los proyectos regionales que tienen las comunidades para buscar la reconciliación, tal y como lo explicó Ximena Botero.

Es así como, según Botero, en los encuentros se escuchan a las víctimas y los mismos victimarios, y todos los líderes regionales que trabajan en la búsqueda de la reconciliación que soporte la paz que aún se negocia.

TE PUEDE INTERESAR

Empresarios ofrecen aportar recursos por la paz
18-02-2016

“La justicia no puede ser ajena al postconflicto”
18-02-2016

FFMM en el posconflicto mantendrán la seguridad
18-02-2016

El Papa reclama diálogo y reconciliación
18-02-2016

Así se prepara el Ejército para el posconflicto
18-02-2016

“Reconciliación significa crear sociedad nueva”
18-02-2016

COMENTARIOS