UNA BANCA PARA EL POSCONFLICTO

Publicado 18-02-2016

La Banca de las Oportunidades está adelantando un trabajo con el que busca llegar al campo por medio de microcréditos. ¿Cómo lo hará?

Publicado en El Espectador, 14 de junio de 2014
Foto: Banca de las Oportunidades

 
A la directora de la Banca de las Oportunidades, Juliana Álvarez, le pusieron la tarea de hacer que en cada municipio de Colombia llegara el sistema financiero, que incentivara su uso y, además, que lograra educarnos en ese tema, porque resulta que aquí en el país “la gente les tiene miedo” a los bancos, cooperativas y todo lo que suene parecido. Por eso, en medio de un proceso de paz y en pleno desarrollo del censo agrario, explica cuál es la estrategia para lograr que el sector rural logre, de una vez por todas, dejar de guardar el dinero debajo del colchón y use el celular para abrir una cuenta o para retirar de un cajero.

¿Cómo estamos en inclusión financiera?

En el 99,7% de los municipios tenemos un punto de contacto para que la gente pueda acceder al sistema financiero formal. Nos faltan dos municipios: Imoe, en Nariño, y Jordán Sube, en Santander. Ha sido muy difícil llegar allí, porque son muy pequeños y la gente pasa una calle y ya está en el otro municipio. Debemos llegar a los 1.102 municipios y estamos en 1.100.

¿Y en bancarización?

Empezamos el año 2006 con el 51% y hoy estamos en el 71,5%. Hay 22’500.000 colombianos que usan el sistema financiero, mayores a 18 años que tienen por lo menos un servicio. Hay 49 millones de cuentas de ahorro, pero no toda son activas, el reto es promover el uso. Tenemos cobertura, acceso, incluso el Gobierno Nacional paga salarios y subsidios a través de la banca oficial y del sistema financiero, pero ahora tenemos que promover el uso.

¿Ahí están los de Familias en Acción?

Los casi 2’800.000 beneficiarios de Familias en Acción reciben su dinero por esa vía a través del sistema financiero formal. Hemos promovido el microcrédito: en los últimos cuatro años se han desembolsado 7’800.000 microcréditos por casi $24 billones, lo que quiere decir que hemos llegado a población que nunca en su vida había tenido acceso al sistema.

Y si nos comparamos internacionalmente, ¿dónde quedamos?

Fuimos promotores de los corresponsales bancarios, hoy el país tiene más de 60.000. Después de Brasil somos el país de la región más desarrollado. Pero nos falta mucho. El 71,5% de los mayores de 18 años tienen algún producto financiero, pero cuando miramos de ellos cuántos lo tienen activos, se baja el índice y quedamos en el 54%.

Está trabajando en un tema agrario. ¿De qué se trata?

El país tiene que prepararse para el posconflicto y tenemos que saber cómo llegar al sector rural. En inclusión financiera es el sector rural el que está más atrasado que el urbano. Por eso estamos trabajando con nueve entidades financieras, entre las que están los bancos más grandes de Colombia, cooperativas y ONG. Es un proyecto de asistencia técnica para desarrollar productos como el microcrédito agropecuario. La idea es que sea una oferta que se ajuste a las necesidades de los campesinos.

¿Y cómo lo están adelantando?

Contratamos una asistencia técnica por más de $4.000 millones con un operador internacional que tiene mucha experiencia en cómo se otorga microcrédito en el sector rural. Convocamos a las entidades porque ellos nos dijeron que necesitaban desarrollar productos para esa población y nos dijeron que era muy costoso. Llevamos seis meses en ese trabajo, en donde el operador ha ido al sector rural y se entera de las necesidades, de qué tipo de créditos necesitan las personas, plazos, tasas y, para empezar, cada entidad desarrollará productos. Al término de los 18 meses esperamos que los bancos los masifiquen.

Es un trabajo para el posconflicto...

Cuando tengamos la paz en el país, necesitaremos atender al sector rural, por eso la importancia de este proyecto.

¿Van a hacer una encuesta de demanda?

Será la encuesta de demanda más grande que se ha hecho en todo el país. Vamos a entrevistar a más de 3.000 personas y lo que buscamos saber son sus necesidades. Todo esto lo estamos haciendo porque tenemos los puntos de contacto, ya está la cobertura, pero el reto es el uso, porque la gente no emplea los servicios financieros, y eso lo debemos entender bien para poderlo trabajar. Estamos diseñando la encuesta entre el sector público con el Banco de la República, el Minhacienda, la Superfinanciera y el DANE, y escucharemos al sector privado, entonces vamos a trabajar con Asobancaria, para que se unan y nos aporten, para que nos digan también qué preguntar. Esperamos que en octubre o noviembre de este año esté listo y tengamos los resultados de las encuestas. Al estar los dos sectores nos va a servir a todos para mejorar el uso del sistema financiero.



 

TE PUEDE INTERESAR

“Reconciliación significa crear sociedad nueva”
18-02-2016

Así se prepara el Ejército para el posconflicto
18-02-2016

FFMM en el posconflicto mantendrán la seguridad
18-02-2016

El Papa reclama diálogo y reconciliación
18-02-2016

“La justicia no puede ser ajena al postconflicto”
18-02-2016

Empresarios ofrecen aportar recursos por la paz
18-02-2016

COMENTARIOS