EL FIN DE LA GUERRA PASA POR EL NUEVO CONGRESO

Publicado 18-02-2016

Debe hacer las leyes que permitirán poner en marcha los acuerdos de paz.

Por: Marisol Gómez Giraldo
Publicado en El Tiempo, 20 de julio de 2014
Foto: Presidencia


El Congreso que se instala este domingo está llamado a hacer historia, por el papel que jugará para hacer posible el cierre del conflicto en Colombia.

Aunque el peso mayor recae en los colombianos, que deben refrendar los acuerdos de paz con las guerrillas antes de que estos sean convertidos en leyes, los congresistas tienen la responsabilidad de construir el marco legal para ponerlos en marcha.

No todo lo pactado debe pasar por el Legislativo, pero sí temas tan polémicos como el tipo de castigo para los autores de delitos graves y la participación de los excombatientes en política.

Si bien una refrendación de los colombianos es prácticamente un mandato para los congresistas, y se da por hecho que la mayoría apoya el proceso de paz con las Farc y el que vendría con el Eln, la propuesta de penas alternativas a la cárcel promete un intenso debate legislativo.

No solo porque el derecho internacional exige un castigo mínimo para los autores de delitos graves cuando se aplica un modelo de justicia transicional, sino por la presencia de la bancada del Centro Democrático, grupo del expresidente Álvaro Uribe.

De hecho, Paloma Valencia, senadora por esta corriente, le dijo a EL TIEMPO que ante la desventaja numérica de la bancada para bloquear leyes que no consideren cárcel para autores de delitos graves o que permitan su participación en política (son 38 de 268 congresistas), apelarán “a la presión ciudadana para que ocurra lo que pasó con la fallida reforma de la justicia”.

Por el nuevo Congreso debe pasar también la reforma constitucional que se necesita para que los movimientos políticos que no alcanzan el umbral electoral no pierdan su personería jurídica, como ocurre hoy. Esto quedó definido con las Farc en el acuerdo sobre participación política.

Además ira al Legislativo el proyecto para crear el fondo de tierras acordado con esta guerrilla, y que permitirá distribuir hectáreas entre campesinos que no tienen o no poseen suficientes. Ahí entrarían algunas expropiadas.

“Si se juzga por las posiciones del Centro Democrático, va a haber un fuerte debate en el Congreso”, adelanta Iván Cepeda, senador elegido por el Polo Democrático.

El contrapeso a los críticos del proceso de paz vendrá por cuenta de congresistas como él, que moverá proyectos para preparar la transición a la paz, mientras se consiguen los acuerdos en La Habana.

“Uno para que el Plan de Desarrollo incluya un capítulo de inversiones para la paz y otro para que el servicio militar obligatorio sea sustituido por un servicio social”.

Como se ve, el nuevo Congreso será clave para la paz, prioridad del segundo mandato de Juan Manuel Santos. Y en él el tema provocará álgidas confrontaciones.

TE PUEDE INTERESAR

FFMM en el posconflicto mantendrán la seguridad
18-02-2016

El Papa reclama diálogo y reconciliación
18-02-2016

Empresarios ofrecen aportar recursos por la paz
18-02-2016

“Reconciliación significa crear sociedad nueva”
18-02-2016

Así se prepara el Ejército para el posconflicto
18-02-2016

“La justicia no puede ser ajena al postconflicto”
18-02-2016

COMENTARIOS