UN VIDEO HA HECHO MÁS INTENSO EL DOLOR DE UNA FAMILIA

Publicado 18-02-2016

Los padres de James Foley, el periodista estadounidense decapitado por los jihadistas del Estado Islámico (EI), no solo tuvieron que soportar el dolor por su muerte, sino que debieron padecer la tortura de ver el video de su asesinato.

Agosto 22 de 2014
 
John Foley, el padre de James, reconoció, en declaraciones que publica The New York Daily News, que se vieron obligados a ver el video porque “teníamos que saber”.
 
“La gente puede morir de diferentes maneras, pero esta es la más terrible. Me atormenta pensar cuánto dolor sufrió, cuán cruel es ese método de ejecución respecto de otros”, afirmó Foley en declaraciones a la prensa.
 
En los últimos días, portales de Internet como You Tube y Twitter han retirado el video de la decapitación de Foley de sus páginas, pero es prácticamente imposible impedir su difusión. Hoy en día, es fácil encontrarlo con una búsqueda en Google.
 
Sin quererlo, las redes sociales han servido de eco a los propósitos de una organización terrorista, que tiene alrededor de unos 10 mil miembros, pero que con su acto terrorista pudo llegar a millones de personas en el mundo.

 

TE PUEDE INTERESAR

“La justicia no puede ser ajena al postconflicto”
18-02-2016

Empresarios ofrecen aportar recursos por la paz
18-02-2016

El Papa reclama diálogo y reconciliación
18-02-2016

“Reconciliación significa crear sociedad nueva”
18-02-2016

Así se prepara el Ejército para el posconflicto
18-02-2016

FFMM en el posconflicto mantendrán la seguridad
18-02-2016

COMENTARIOS