ACUERDO DEL ALTO AL FUEGO ENTRE ISRAEL Y HAMAS

Publicado 18-02-2016

Desde el mediodía del martes, Israel y Hamas comenzaron un cese al fuego permanente, luego de 50 días de bombardeos, civiles muertos en Gaza y acusaciones mutuas.

Agosto 27 de 2014

¡Por fin!, el episodio actual del conflicto entre Israel y Palestina parece haber llegado a su final.

Luego de 50 días de bombardeos y ataques que dejaron un saldo de 2.138 muertos y 10.300 heridos entre los palestinos, y más de cinco civiles y 64 militares muertos –además de los cerca  de 100 heridos– entre los israelíes, las partes llegaron a un acuerdo gracias a la mediación del gobierno de Egipto.

A partir del mediodía (hora colombiana) de este martes 26 de agosto, las partes dejaron de luchar de manera ‘permanente’ y cientos de palestinos salieron a celebrar a las calles de la Franja el final de la horrenda noche que se extendió sobre Gaza por más de un mes.

Algunos medios han mostrado imágenes de la celebración y periodistas presentes cuentan que se han escuchado algunos disparos al aire, sin mayores consecuencias.

Mientras tanto, sectores de la extrema derecha nacionalista en Israel, como el ministro de Asuntos Exteriores, Avigdor Lieberman, y algunos medios de comunicación, criticaron el acuerdo por considerarlo una victoria de Hamas, el grupo extremista palestino que utiliza métodos terroristas y tiene entre sus objetivos diezmar al Estado de Israel.

Lo cierto es que miembros de Hamas anunciaron el acuerdo y lo calificaron como "la victoria de la resistencia palestina (…) un acuerdo que premiará la constancia y el buen hacer de nuestra resistencia armada", mientras que fuentes del Gobierno israelí insisten en que le han dado un “duro golpe” a Hamás, matando a mil milicianos y rebajando al 30 por ciento su arsenal, según el diario El País de España.

Lo que acordaron

Desde hace un mes delegados de Hamas e Israel estaban negociando en Egipto de manera indirecta. Como ambas partes se niegan a sentarse en la misma mesa y a hablar directamente, cada una se reúne por separado con el gobierno de Egipto –que ejerce de mediador–.

Lo que ha trascendido es que en el acuerdo parcial del cese al fuego uno de los compromisos es abrir pasos fronterizos entre Israel y la Franja de Gaza, un territorio de 362 kilómetros cuadrados sometido a un estricto bloqueo israelí desde 2006 y al cierre de su frontera con Egipto desde 2012.

Mahmud Abbas, presidente de la Autoridad Palestina, dijo que la apertura de fronteras permitirá la entrada de ayuda médica y materiales de construcción, esenciales para reconstruir un territorio que fue altamente afectado por los 5.200 ataques aéreos que lanzó Israel.

Esos pasos fronterizos serán controlados desde el lado de Gaza por miembros de la Autoridad Palestina, que controla Cisjordania, y no por miembros de Hamas, una condición que parece haber impulsado la aceptación del acuerdo por parte de Israel.

Otro acuerdo es que se ampliará la zona marítima en la cual los pescadores de Gaza pueden trabajar, pues el mar es controlado por Israel y hasta la fecha los palestinos sólo podían pescar hasta las 3 millas náuticas. La idea es que esa ampliación se haga de manera progresiva: primero a 6 millas y más adelante a 12 millas.

A pesar del acuerdo anunciado este martes, aún no se han terminado las negociaciones y se espera que dentro de 30 días, las partes vuelvan a iniciar los contactos para tocar algunos puntos que aún están pendientes Estos puntos son el levantamiento del bloqueo israelí, la desmilitarización de Gaza, la liberación de presos y la construcción de un puerto y un aeropuerto para la Franja.
 
Saldo triste

Mientras ambas partes se adjudican la victoria y hablan de objetivos cumplidos, el saldo humanitario es desgarrador.

El episodio actual del conflicto comenzó por la aparición de los cuerpos sin vida de tres estudiantes israelíes que habían sido secuestrados y el posterior asesinato de un joven palestino en manos de judíos extremistas, y terminó con la vida de casi 2.200 personas, en su mayoría civiles.

Las mayores pérdidas se dieron en la Franja de Gaza, donde Israel adelantó la operación Margen Protector, que en un principio consistía exclusivamente en bombardeos aéreos, pero que luego se complementó con la entrada de tropas para destruir túneles que Hamas construía para pasar la frontera.

El saldo para la Franja fue 2.138 palestinos muertos, entre ellos 490 menores de edad, y 10.300 heridos, además de ciudades destruidas por completo y de una situación humanitaria que estaba volviéndose insostenible.

Hamas, por otro lado, atacó con 4.200 cohetes Israel, donde murieron cinco civiles, entre ellos un niño. Sin embargo, la mayoría de lanzamientos impactaron el escudo antimisiles que protege a los israelíes.

Las mayores pérdidas para los israelíes fueron los 64 militares muertos y los 100 heridos.

Reacciones

Personalidades internacionales se han declarado satisfechas con el cese al fuego ‘permanente’. “Cualquier violación sería totalmente irresponsable”, afirmó el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Además, afirmó que "los niños de Gaza y de Israel deben poder empezar el año escolar sin las alarmas por los cohetes y bombardeos aéreos. Después de 50 días de profundo sufrimiento humano y devastación, cualquier violación del cese al fuego sería completamente irresponsable".

Por su parte, el portavoz del departamento de Estado de los Estados Unidos, Jennifer Psaki, dijo que su gobierno apoya totalmente el cese al fuego.

 

Un conflicto viejo: El conflicto, que comenzó en 1948 cuando la ONU decidió partir el territorio que hasta entonces era controlado por el Reino Unido en Cisjordania, la Franja de Gaza y el Estado de Israel, no ha terminado a pesar de múltiples intentos de paz.
 
5 de julio: hallan los cadáveres de 3 jóvenes israelíes que habían sido secuestrados en Cisjordania y en represalia extremistas matan a un joven palestino en Jerusalén.

7 de julio: Inicia la operación Margen Protector.

9 de julio: 76 muertos y 400 heridos en Palestina. 3 israelíes. 
14 de julio: 189 palestinos muertos y 3 israelíes.

17 de julio: Más de 230 palestinos muertos y 4 israelíes.

21 de julio: 530 palestinos muertos, 3.000 heridos y 20 israelíes muertos.
25 de julio: 1.030 palestinos muertos, en su mayoría civiles. Israel ha perdido 43 soldados, 2 civiles y un trabajador tailandés.

29 de julio: 1.230 palestinos han muerto y 6.700 han resultado heridos, dos terceras partes de ellos civiles, y unos 1.725 de ellos niños. 56 israelíes han perdido la vida.
31 de julio: 1.428 muertos y más de 8.000 heridos del lado de Palestina y 60 muertos del lado de Israel, tres de ellos civiles que fueron alcanzados por los disparos de cohetes de Hamas.

8 de agosto: 1.900 palestinos, entre ellos 430 menores y 64 israelíes. Comienzan cuatro treguas temporales que se cumplen de manera irregular.
18 de agosto: 1.976 palestinos muertos y 67 israelíes.

25 de agosto: 2.138 muertos y 10.300 heridos entre los palestinos, y más de cinco civiles y 64 militares muertos en las filas de Israel.

26 de agosto: Las partes finalmente acuerdan un alto al fuego permanente. 








 

TE PUEDE INTERESAR

El Papa reclama diálogo y reconciliación
18-02-2016

“Reconciliación significa crear sociedad nueva”
18-02-2016

Empresarios ofrecen aportar recursos por la paz
18-02-2016

Así se prepara el Ejército para el posconflicto
18-02-2016

“La justicia no puede ser ajena al postconflicto”
18-02-2016

FFMM en el posconflicto mantendrán la seguridad
18-02-2016

COMENTARIOS