ASÍ RECIBE EL MUNDO LA ASAMBLEA ANUAL DE LA ONU

Publicado 18-02-2016

Mientras 130 jefes de Estado se reúnen en Nueva York  para exponer sus políticas, el mundo enfrenta conflictos pequeños pero peligrosos.

24 de septiembre de 2014

Desde hoy, y durante tres días, el mundo estará atento a lo que ocurra en la sede principal de las Naciones Unidas en Nueva York (Estados Unidos).

Como sucede cada año, los jefes de Estado de todo el mundo se reúnen en la Asamblea General de la ONU, en donde exponen sus políticas y le hablan a sus colegas acerca de lo que está pasando en cada uno de sus países.

Este año son 130 invitados, entre los que está el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, que tomará la palabra el jueves 25 de septiembre y hablará, entre otras cosas, de los avances del proceso de paz en el país.

Lo cierto es que el caso de Colombia parece un oasis en el desierto. Porque mientras los presidentes, reyes y primeros ministros hablan, el mundo sufre por el crecimiento de pequeñas guerras que amenazan con acabar la estabilidad en varias regiones.

Reconciliación Colombia hace un recuento de los principales conflictos que se viven en la actualidad o que aún no se han solucionado del todo, y que los jefes de Estado reunidos en la ONU deben tener presentes:


Guerra contra el Estado Islámico

El 10 de septiembre, un día antes del aniversario número 13 del atentado contra las torres gemelas, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció una ofensiva para frenar el avance del grupo extremista Estado Islámico en Oriente Medio. A la fecha, otros 29 países se han sumado a la coalición, incluyendo algunos estados árabes. Ver artículo.

¿Pero qué tiene ese grupo que unió a tantas naciones en su contra? La respuesta es su rápido avance, tomando territorios en Irak y Siria y formando una especie de califato –la forma de gobierno creada por el Islam– en el que hace cumplir estrictamente la ley islámica. La idea del grupo es aumentar su control territorial, para lo que amenaza a poblaciones cristianas y kurdas de la zona. Además, llaman la atención sus métodos crueles y sanguinarios.


Ucrania y occidente vs Rusia

Este conflicto hace recordar las peores épocas de la Guerra Fría. Arrancó en noviembre de 2013 como un asunto local de Ucrania y se creció hasta convertirse en una guerra civil en la que están indirectamente involucrados los principales países de Europa y Estados Unidos, que por ahora no han pasado a las armas, y sus acciones se han quedado en sanciones económicas a Rusia.

Es una lucha de fuerzas ucranianas, cercanas a las políticas de la Unión Europea, con separatistas prorrusos ubicados en el este –que quieren hacer parte de Rusia–. En regiones como Crimea, el ejército Ruso ha enviado sus tropas y ha tomado posiciones estratégicas, pero no ha participado directamente en los combates. En la región se vive un cese al fuego desde el 5 de septiembre.


Conflicto entre Israel y Palestina


El conflicto eterno vivió uno de sus peores episodios durante este año. La muerte de un grupo de estudiantes y la respuesta del grupo extremista Hamas, que atacó con misiles las ciudades de Israel, generaron la operación Margen Protector, en la que los israelís bombardearon durante 50 días la Franja de Gaza.

El resultado fue de 2.143 civiles muertos, 10.300 heridos, ciudades destruidas  y una situación humanitaria comprometida. Luego de las presiones internacionales y de la intervención del Gobierno de Egipto, las partes llegaron a un acuerdo y están en un cese al fuego permanente desde finales de agosto. Sin embargo, el conflicto sigue vivo, por lo que representantes de Israel y Palestina continuarán las negociaciones a partir de la próxima semana.


Guerra civil en Siria

Un conflicto que arrancó con la Primavera Árabe a mediados de 2011 y que se ha mantenido durante tres años llenando de sangre y muerte a Siria. Enfrenta al gobierno de Bashar Al-Asad, que controla las fuerzas armadas de ese país, con grupos rebeldes que pretenden derrocarlo.

Hasta hace unos meses, Estados Unidos y otros gobiernos occidentales apoyaban a los rebeldes que pretendían derrocar al presidente, pero con la irrupción de Estado Islámico, que es contrario a Al-Assad y ha ocupado territorios en Siria, esa posición queda en entredicho. Este conflicto también enfrenta indirectamente los intereses de Rusia con los de Estados Unidos y el resto de Europa. 

TE PUEDE INTERESAR

FFMM en el posconflicto mantendrán la seguridad
18-02-2016

Así se prepara el Ejército para el posconflicto
18-02-2016

El Papa reclama diálogo y reconciliación
18-02-2016

“Reconciliación significa crear sociedad nueva”
18-02-2016

“La justicia no puede ser ajena al postconflicto”
18-02-2016

Empresarios ofrecen aportar recursos por la paz
18-02-2016

COMENTARIOS