‘COLOMBIA SIN COCA Y SIN CONFLICTO ES POSIBLE’

Publicado 18-02-2016

En su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, el presidente Santos se centró en comentar los avances del proceso con las Farc y, ante las naciones del mundo, reiteró que la paz está más cerca que nunca.

25 de septiembre de 2014

En la asamblea anual de la ONU, donde los jefes de Estado de todo el mundo hablan ante sus homólogos de lo que está pasando en cada uno de sus países, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, centró su discurso de este jueves en el proceso de paz que su gobierno adelanta con las FARC en Cuba desde 2012.

“Quisiera traer a esta asamblea una luz de esperanza, la esperanza de alcanzar la paz en Colombia”, dijo el primer mandatario, haciendo referencia a lo que significaría un acuerdo para terminar el conflicto en Colombia ante la cantidad de pequeñas guerras y conflictos locales que amenazan la paz del mundo (ver artículo).

El Jefe de Estado afirmó que en la próxima Asamblea General de las Naciones Unidas, que se llevará a cabo dentro de un año, aspira a dar la noticia de la paz en Colombia, que significaría el final del último conflicto armado del hemisferio occidental. “Si tenemos éxito, estaremos listos para compartir nuestro caso con otros países, porque sé que nos convertiríamos en un modelo y en un faro de esperanza para otras naciones del mundo”.

Además, compartió los avances que se han dado en el proceso durante los últimos dos años, resaltó los casos de Constanza Turbay y Diana Barragán, dos de las víctimas que viajaron a reunirse con los negociadores en Cuba, y dijo que es una evidencia de que la voz de estas está sirviendo para construir un país con un futuro diferente.

También en este sentido anotó que “una Colombia sin coca y sin conflicto es hoy una posibilidad real”, por lo que aprovechó para pedir nuevamente una discusión “seria, técnica y objetiva de los resultados de la llamada guerra contra las drogas, que no se ha ganado”.
 
La pulla y el mensaje al mundo

Durante su discurso, el presidente aprovechó para mandarle un mensaje a quienes no están de acuerdo con el proceso de paz. “¿Por qué hay gente que está contra la paz? ¿Por qué algunos sólo ven la guerra como salida?... tal vez porque sin la guerra pierden su poder, se han acostumbrado a vivir de ella, se lucran de ella y no se imaginan su vida sin ella”.

También, condenó los ataques de Estado Islámico, la guerra en Siria y el conflicto entre Israel y Palestina. “Estamos perdiendo el norte si las tragedias ocurren sin que nos duelan y sin que el mundo haga cosas para solucionarlas. No podemos perder la capacidad de asombro frente a la guerra. Es hora de despertar, es hora de actuar”, les dijo el primer mandatario a los delegados que lo escucharon en el salón principal de la ONU.

Por último, aprovechó para hablar del papel que tendría la comunidad internacional en un eventual posconflicto en Colombia: “Cuando llegue el posconflicto tendremos inmensos desafíos para incorporar desmovilizados, para garantizar la presencia del Estado en zonas afectadas por la guerra y para trabajar por la seguridad ciudadana. Será importante el porte y el concurso de la comunidad internacional”.

TE PUEDE INTERESAR

FFMM en el posconflicto mantendrán la seguridad
18-02-2016

Así se prepara el Ejército para el posconflicto
18-02-2016

“Reconciliación significa crear sociedad nueva”
18-02-2016

El Papa reclama diálogo y reconciliación
18-02-2016

“La justicia no puede ser ajena al postconflicto”
18-02-2016

Empresarios ofrecen aportar recursos por la paz
18-02-2016

COMENTARIOS