ALBANIA: EJEMPLO DE CONVIVENCIA INTERRELIGIOSA

Publicado 18-02-2016

En este país ubicado en el suroriente de Europa la religión estuvo prohibida por 27 años. Hoy Albania es un caso exitoso de tolerancia religiosa y de convivencia de credos.

José Vicente Guzmán     
Periodista de Reconciliación Colombia        

6 de octubre de 2014
Foto: Archivo Semana.


En Albania, un país de sólo 2.8 millones de habitantes, sucede lo que en muchas partes del mundo parece imposible: los musulmanes, los católicos y los cristianos conviven en el mismo espacio sin ningún problema, a pesar de que la mayor parte de la población –casi un 60 por ciento– profesa el Islam.
Una realidad que conmovió al Papa Francisco, quien en un reciente viaje oficial a ese país pudo constatarlo con sus propios ojos. “La convivencia pacífica entre personas y comunidades pertenecientes a religiones diversas es posible y practicable. ¡Ellos la practican! Se trata de un diálogo auténtico y fructífero que rechaza el relativismo y que tiene en cuenta la identidad de cada uno”, escribió hace poco el Pontífice al hacer un balance de su viaje.
 
Y es que el mismo periplo del Papa Francisco fue un ejemplo de tolerancia religiosa que muchas naciones del mundo están quizá llamadas a replicar. En la plaza principal de Tirana, capital de Albania, cientos de musulmanes movidos por la curiosidad asistieron a la misa que dio Francisco el 21 de septiembre para los católicos de la ciudad.

Y según varios de los pobladores, hay aldeas pequeñas donde las mezquitas y las iglesias hoy funcionan a pocas calles de distancia sin ningún inconveniente.

Pero, ¿cuál es el secreto para que musulmanes y católicos no se discriminen e incluso se maten entre ellos como sucede en Oriente Medio?
La respuesta está en un pasado común lleno de sufrimiento. Todas las religiones de Albania, mayoritarias o minoritarias, sufrieron casi tres décadas de persecuciones y asesinatos por razones de un régimen comunista que entre 1967 y 1992  prohibió totalmente la religión en el país y declaró a Albania una nación atea.

Durante esos años, las mezquitas y las iglesias fueron destruidas por igual y convertidas en escenarios deportivos, y cualquier persona que se atreviera a portar elementos religiosos, a rezar, o a hacer símbolos que se relacionaran con un credo específico –como santiguarse–, podía ser apresada o asesinada.

De hecho, abundan las historias de religiosos que resistieron al régimen de terror.  El sacerdote Ernest Simoni, por ejemplo, estuvo en campos de concentración durante los 27 años del régimen, privado de su libertad y viviendo prácticamente como un esclavo, y aunque estuvo a punto de morir, hoy tiene 84 años y ejerce su sacerdocio.

O Sor Maria Caleta, una monja que tuvo que dejar el convento durante los años del mandato ateo y en su casa escondió el Santísimo Sacramento –el símbolo que representa el cuerpo y la sangre de Jesucristo para los católicos–, con el fin de entregar de forma secreta la comunión a las personas enfermas que lo solicitaban.

Lo mismo sucedió con los líderes musulmanes y ortodoxos que sólo hasta 1993 pudieron comenzar a reconstruir sus religiones a partir de las cenizas.

En total, un centenar de religiosos de todos los credos fueron asesinados, y otro tanto fueron deportados o capturados por profesar públicamente su fe.

Lo cierto es que gracias a ese pasado conjunto, los líderes religiosos y los fieles aprendieron a vivir en paz, a tolerarse y a dar un ejemplo de convivencia al mundo.

Como dijo el Papa Francisco durante su homilía en la plaza de Tirana, “su sangre (de los religiosos asesinados) no se ha derramado en vano, es una semilla que dará frutos de paz y de colaboración fraterna. Hoy Albania es un ejemplo no solo de resurgimiento de la Iglesia sino también de pacífica convivencia entre religiones”

TE PUEDE INTERESAR

Empresarios ofrecen aportar recursos por la paz
18-02-2016

FFMM en el posconflicto mantendrán la seguridad
18-02-2016

Así se prepara el Ejército para el posconflicto
18-02-2016

“La justicia no puede ser ajena al postconflicto”
18-02-2016

El Papa reclama diálogo y reconciliación
18-02-2016

“Reconciliación significa crear sociedad nueva”
18-02-2016

COMENTARIOS