LOS PASOS DECISIVOS DE LAS FARC

Publicado 18-02-2016

La procesión hacia La Habana de guerrilleros de alto rango dentro de las Farc puede ser la señal de que esta agrupación, ahora sí, se está tomando en serio la firma de un acuerdo final. Análisis de Reconciliación Colombia.
 
24 de octubre de 2014
 
Para los opositores del proceso, este viernes fue la tapa. Con apariencia ‘bonachona’ llegó a La Habana Henry Castellanos, alias ‘Romaña’, quien luego de la muerte del ‘mono Jojoy’ (dado de baja el 22 de septiembre de 2010), es el guerrillero que –si se quiere- puede ‘encarnar el mal’ por considerársele el responsable de varios de los peores hechos de violencia. Hombre de primera fila de asaltos a bases militares. Promotor de las llamadas ‘pescas milagrosas’, que no fueron más que cientos de secuestros a civiles como resultado de retenes ilegales a orillas de las carreteras. Y comprometido con el sometimiento a largos y penosos años de cautiverio a civiles, militares y policías.

Días antes, el país también vio desfilar a ‘Carlos Antonio Lozada’ y a ‘Fabián Ramírez’, también guerrilleros considerados de la ‘línea dura’ de las Farc, precedidos de Rodrigo Londoño, alias ‘Timoleón Jiménez’ o ‘Timochenko’, el jefe de las Farc, desde que ‘Alfonso Cano’ fue dado de baja el 4 de noviembre de 2011.
 
El expresidente Uribe, hoy senador de la República, reaccionó mediante un trino y comentó que lo que las Farc preparan no es nada menos que su décima conferencia con aquiescencia de un Gobierno que considera prácticamente claudicó ante el terrorismo, al que le está permitiendo reorganizarse.
 
¿Será esto así? ¿Qué piensan las propias víctimas de esta guerrilla? ¿Qué dicen los analistas de estos temas?
 
El general Luis Mendieta, hecho cautivo en el ataque de Mitú y quien permaneció una década en poder de esta guerrilla, comentó en RCNTV que la misma procesión desfiló en el Caguán, y ya sabemos lo que pasó. Mendieta es una de las 36 víctimas que han viajado a La Habana dentro de las tres delegaciones y, quizá, es el más escéptico de todas porque no ve evolución en el discurso y actitud de las Farc. Fue tal su impacto cuando regresó de Cuba que atinó a describir “Me sentí allá como cuando estaba en la selva”.
 
Este hecho caló en varias de las víctimas que hicieron parte de esta tercera delegación de tal forma que, al día de hoy, las dos primeras firmaron una carta en la que dijeron que estas quieren hacer la transición de víctimas hacia “embajadores del proceso de paz”. En la última delegación no hubo consenso para proponerse como tales. Y víctimas que no han viajado a la Isla, como Orlando Beltrán, mantienen su exigencia de que las Farc digan dónde tienen a los secuestrados que no aparecen.
 
Al enterarse de la presencia de ‘Romaña’ en La Habana, el gobernador del Meta, Alan Jara, también víctima de secuestro por parte de las Farc, dijo, en cambio, que prefiere ver a los jefes guerrilleros discutiendo el fin del conflicto, ya que esto asegura que no haya más víctimas de su accionar, a encarcelados en razón del cautiverio al que lo sometieron a él y a miles de colombianos.
 
La presencia de estos guerrilleros que no hacen parte del equipo formal de negociadores de las Farc en La Habana, en todo caso, tiene una explicación. Se inicia un nuevo ciclo de conversaciones, en el que ya se acordó que, paralelamente, habrá una subcomisión técnica que discuta el punto “fin del conflicto” y aquí tendrán que estar representados tanto la línea militar de las Farc, como el estamento militar gubernamental.
 
La subcomisión técnica, conformada hasta por 10 miembros de cada delegación, tratará  temas cruciales como el cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo que se producirá cuando se firme el acuerdo final. De igual forma, empezará el estudio de la dejación  de las armas con base en  experiencias internacionales.
 
Es por este hecho que el jefe del equipo negociador del Gobierno, Humberto de la Calle Lombana, señaló este viernes que “la presencia de estos señores es una muestra de un mayor compromiso de las Farc de examinar las potencialidades de un conflicto armado. Por encima de las discusiones y las frustraciones, a nuestro juicio, esto nos demuestra que estamos caminando hacia el sitio correcto”.
 
De hecho analistas de la talla de Ernesto Borda advierten que nunca hay que descarta la probabilidad de que un proceso tenga marcha atrás, hasta que se firme el acuerdo final. De hecho, precisamente esto ha sucedido en los procesos anteriores.  Sin embargo, el mismo Borda advierte que con estos gestos sí queda claro que el proceso “está entrando en una fase definitiva”. Y, para que entendamos, señala coloquialmente: “las Farc están poniendo toda la carne en el asador”.
 
Mientras el país debate este impacto mediático que ocasiona verlo con kilos de más y en buena apariencia, se inicia un nuevo ciclo de negociaciones entre el Gobierno y las Farc.

 
 

TE PUEDE INTERESAR

“La justicia no puede ser ajena al postconflicto”
18-02-2016

“Reconciliación significa crear sociedad nueva”
18-02-2016

Empresarios ofrecen aportar recursos por la paz
18-02-2016

El Papa reclama diálogo y reconciliación
18-02-2016

FFMM en el posconflicto mantendrán la seguridad
18-02-2016

Así se prepara el Ejército para el posconflicto
18-02-2016

COMENTARIOS