ASESINATO DE LIDERESAS EN ARAUCA PRENDE LAS ALARMAS

Publicado 18-02-2016

La Defensoría denunció que una fiscal de Asojuntas en Tame y la presidenta de una Junta de Acción Comunal en una vereda del mismo municipio recibieron varios disparos que les causaron la muerte. El asesinato ocurrió el jueves 27 en la vía Fortul – Arauquita.
 
28 de noviembre de 2014
Foto: Archivo Semana

Según la Defensoría, el crimen de las lideresas Amalis Fernanda Meza, fiscal de Asojuntas y expresidenta de la Junta de Acción Comunal del barrio Boyacá, en Tame, y de Leidy Milena Méndez, presidenta de la Junta de Acción Comunal de la vereda Puerto San Salvador del mismo municipio ubicado en el suroccidente de Arauca, fue perpetrado por desconocidos.

Sin embargo, la información recopilada por esta entidad señala que “en el área hay fuerte presencia del Eln y de las Farc”. En un comunicado en el que llaman a las autoridades a tomar este caso como prioritario señala: “(…) de acuerdo con información conocida por la Defensoría Regional en Arauca, una de las víctimas venía siendo objeto de señalamientos a través de las redes sociales, hecho que le había generado enorme zozobra y la habría llevado a interponer una denuncia penal”.
 
Esta situación de amedrentamiento de líderes y lideresas ha venido siendo denunciada por organizaciones sociales que sienten un ambiente enrarecido, en medio de los diálogos de La Habana.

Las amenazas pueden provenir de múltiples fuentes, ya que, por ejemplo, José Aristizábal, de la Corporación Nuevo Arco Iris, y quien recientemente regresó al país después de años de exilio, comentó que ya su nombre ingresó en la lista de los intimidados. “Aún no llevo tres meses de haber regresado a Colombia. Y no fue suficiente que pasara once años lejos del país para que  otra vez me vuelvan a amenazar”, dijo Aristizábal y agregó. “Nunca me imaginé que esos heraldos de la muerte tomaran nota tan rápido de este regreso. Que no me dejaran casi ni llegar”.

Las organizaciones sociales y de derechos humanos informan que en los últimos dos meses más de un centenar de activistas por la paz, líderes sociales y periodistas han recibido a través de correos electrónicos y físicos el siguiente mensaje: “Verán y sufrirán un verdadero desplazamiento al más allá”. Esta fue por lo menos una nota que llegó el 22 de octubre a la Corporación Nuevo Arco Iris, centro de estudios y de investigación de Bogotá que nació como fruto de los acuerdos de paz entre el Gobierno nacional y la Corriente de Renovación Socialista (abril de 1994).

Según comunicación pública de Nuevo Arco Iris, entre sus destinatarios están Aristizábal y Fernando Hernández Valencia, director de la Corporación. “Para ninguno de ellos este tipo de amenazas es algo nuevo. Hace años ya tuvieron que irse de Colombia y buscaron refugio en España donde estuvieron acogidos en el Programa de Protección Temporal para Defensores/as en Riesgo que brinda Amnistía Internacional”, dice el texto donde se da a conocer la denuncia.

Aristizábal y Hernández fueron dos de los tres negociadores por parte de esta organización en aquella época. El panfleto aparece firmado por las llamadas ‘Águilas Negras’.

“Todas las partes en conflicto -las fuerzas de seguridad, los grupos paramilitares y los grupos guerrilleros- han amenazado, secuestrado o matado a defensores y defensoras de los derechos humanos”, dice Amnistía Internacional y se apoya en estas cifras: unos 30 defensores y defensoras de los derechos humanos fueron víctimas de homicidio en los primeros seis meses de 2014, mientras que al menos 70 lo fueron en 2013, según la ONG colombiana Somos Defensores. La Escuela Nacional Sindical (ENS) informó que en 2013  27 sindicalistas fueron asesinados.
 
En este contexto, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo –PNUD-, que ejerce la secretaria técnica del Proceso Nacional de Garantías, inició la difusión en medios radiales de la campaña “Tú defiendes mis derechos, yo defiendo tu labor”, que busca quitar los estigmas sobre defensores y defensoras de derechos humanos.
 
Esta campaña ha sido construida conjuntamente con las plataformas de defensores de derechos humanos. En principio, la estrategia se enfocará en medios de las 14 regiones priorizadas por el proceso de garantías: además de Arauca, en Atlántico, Cesar, Magdalena Medio, Santander,  Bogotá, Nariño, Chocó, Valle del Cauca, Cauca, Antioquia, Putumayo, Risaralda y Sucre.

Estas son las campañas y sus piezas: 



También puede oir las cuñas radiales aquí.



 

TE PUEDE INTERESAR

FFMM en el posconflicto mantendrán la seguridad
18-02-2016

“La justicia no puede ser ajena al postconflicto”
18-02-2016

El Papa reclama diálogo y reconciliación
18-02-2016

“Reconciliación significa crear sociedad nueva”
18-02-2016

Así se prepara el Ejército para el posconflicto
18-02-2016

Empresarios ofrecen aportar recursos por la paz
18-02-2016

COMENTARIOS