"NADA ESTÁ BASADO EN CONCESIONES OSCURAS", DE LA CALLE AL REANUDAR DIÁLOGOS

Publicado 18-02-2016

Tras superar el episodio del general Alzate, partes inician el ciclo número 31 de las conversaciones en La Habana. Desde allí, Gobierno y Farc dieron declaraciones por separado.
 
10 de diciembre de 2014

Este miércoles se dio inicio a un nuevo ciclo de conversaciones con una tajante declaración gubernamental en la que se aseveró que “nada se ha basado en concesiones oscuras e inaceptables”, palabras del jefe de la delegación del gobierno en La Habana, Humberto de la Calle Lombana.
 
La reanudación de las negociaciones adquiere especial relevancia porque estas habían sido suspendidas tras el episodio del secuestro del general Rubén Darío Alzate (16 de noviembre pasado), y quien ya fue liberado (30 de noviembre pasado), junto con otras dos personas que lo acompañaban en el momento del plagio, el que se produjo por un frente de las Farc en el Chocó.
 
De La Calle desmintió como cierta la referencia hecha por el expresidente y hoy senador Álvaro Uribe, quien publicó un trino supuestos compromisos exigidos por las Farc para reiniciar las conversaciones.  “(…) es absolutamente inverosímil hablar, por ejemplo, que vamos a repartir las regalías del petróleo y la minería con las Farc. Eso es inverosímil”, dijo el jefe de la delegación gubernamental.

La administración Santos señaló, a través de su vocero oficial, que está lista a un “debate serio, razonado, basado en hechos, no en especulaciones”. Y recordó que recientemente De la Calle se reunió con los partidos políticos para brindar información detallada, pero que el Centro Democrático se negó a asistir a estas reuniones. “El camino para Colombia es el debate honesto entre colombianos”, comentó el portavoz oficial.

Mientras tanto, las Farc emitieron un comunicado en el que ahondaron su posición frente a su propia interpretación del Derecho Internacional Humanitario aplicable a los conflictos armados no internacionales. Reconciliación Colombia resume esta posición en tres puntos y los reseña en este texto periodístico dado que, una negociación de paz supone la existencia de, al menos, dos partes:

Uno: las Farc señalan, entre otra serie de afirmaciones, que la exigencia hacia el Estado debe ser mayor, ya que la guerrilla es una fuerza irregular que, por sus propias condiciones “recurre a las armas artesanales” proscritas por el DIH.

Dos: también aseguran que las Farc no han “diseñado, ni ejecutado estrategias de ataque generalizado contra la población civil, ni aún contra los sectores de la oligarquía y el establecimiento” y que, por tanto, su conducta no puede entrar dentro de los llamados 'crímenes de lesa humanidad'. Tres: dice expresamente que las consecuencias del conflicto son “daños que desgraciadamente son intrínsecos a cualquier guerra por más limpia que se pretenda que esta sea”.
 
El cronograma pendiente
 
Según la comunicación del Gobierno Nacional, el cronograma que sigue incluye:

- La última visita de las víctimas. Reconciliación Colombia les cuenta qué ha pasado con las anteriores delegaciones y quiénes faltan por ir.

- La visita de expertas a la subcomisión de género. Reconciliación Colombia entrevistó a Belén Sanz sobre la relevancia de la perspectiva de género en la construcción de la paz.

- Se acordó un mecanismo a través de los garantes para evitar crisis futuras. Reconciliación Colombia incluyó a la comunidad internacional dentro de los actores externos que blindan el proceso.

TE PUEDE INTERESAR

El Papa reclama diálogo y reconciliación
18-02-2016

Empresarios ofrecen aportar recursos por la paz
18-02-2016

Así se prepara el Ejército para el posconflicto
18-02-2016

“La justicia no puede ser ajena al postconflicto”
18-02-2016

“Reconciliación significa crear sociedad nueva”
18-02-2016

FFMM en el posconflicto mantendrán la seguridad
18-02-2016

COMENTARIOS