"EL CESE BILATERAL SIGNIFICA PONERLE FIN AL CONFLICTO"

Publicado 18-02-2016

El general (r) Oscar Naranjo, miembro de la delegación del Gobierno en la mesa de negociaciones y ministro del posconflicto, aclaró los alcances de la declaración del Presidente Santos.

15 de enero de 2015

Luego de que el Presidente Santos ordenara a los negociadores del Gobierno en La Habana “iniciar lo más pronto posible la discusión del cese del fuego y las hostilidades bilateral y definitivo con las FARC”, la polémica no se ha hecho esperar.

Algunos sectores reaccionaron complacidos, mientras que otros afirmaron que con esa decisión, Santos estaba cediendo ‘demasiado’ a la guerrilla'. Por eso el general (r) Oscar Naranjo, quien hace parte de la delegación negociadora del Gobierno y es el ‘superministro’ del posconflicto, tuvo que salir hoy a aclarar los alcances del anuncio presidencial.

“Poner fin a un conflicto significa llegar a un cese bilateral del fuego y las hostilidades, pero ese es el final de un proceso que pasa por desescalar el conflicto”, dijo Naranjo ante los periodistas, y aclaró que la Fuerza Pública debe seguir desplegada en todo el territorio Nacional protegiendo la vida de los colombianos y adelantando sus operaciones.

Según el general, la idea del desescalamiento del conflicto podría materializarse en medidas concretas como el desmonte de los campos minados, la búsqueda de personas desaparecidas, sacar definitivamente a los niños de la guerra, entre otras decisiones que pueden ir negociándose con la guerrilla.

Esa negociación sería en paralelo con la de los derechos de las víctimas, que está sobre la mesa desde agosto del 2014. Para eso, en una subcomisión, integrantes de la Fuerza Pública discutirán con delegados de las FARC los temas técnicos que permitirán a los plenipotenciarios tomar decisiones frente al cese bilateral y definitivo, la desmovilización de la guerrilla y la entrega de las armas.

Lo que no aclaró Naranjo es si ese cese bilateral podría darse antes de la firma de un acuerdo o después –como hasta ahora lo venía afirmando el Gobierno–.

Desde el 20 de diciembre, las FARC declararon un cese unilateral indefinido que según el Gobierno se ha venido cumpliendo, aunque sectores de oposición han denunciado que en algunas zonas del país siguen las extorsiones y las hostilidades de la guerrilla.

El Gobierno, por su parte, ha continuado con las acciones militares lo que ha generado quejas de las FARC. Sobre el tema, Naranjo dijo que “actualmente no se ha dado una orden de suspensión de los bombardeos. Una vez avancemos en la agenda en el marco de una agenda de desescalamiento, el Presidente podría tomar una decisión en ese sentido”.

TE PUEDE INTERESAR

El Papa reclama diálogo y reconciliación
18-02-2016

“La justicia no puede ser ajena al postconflicto”
18-02-2016

“Reconciliación significa crear sociedad nueva”
18-02-2016

Empresarios ofrecen aportar recursos por la paz
18-02-2016

Así se prepara el Ejército para el posconflicto
18-02-2016

FFMM en el posconflicto mantendrán la seguridad
18-02-2016

COMENTARIOS