LA PAZ, EN LA AGENDA DE LOS SINDICATOS

Publicado 18-02-2016

Las tres principales centrales obreras tienen en sus agendas para el 2015 dos componentes importantes: apoyo al proceso de paz y la lucha por un trabajo decente.

6 de febrero de 2015

Las agendas de tres de las principales centrales obreras del país para el 2015, coinciden en apoyar el proceso de paz que adelantan desde 2012 el Gobierno Nacional y las Farc en La Habana (Cuba).

Para ellos este año es crucial para el futuro del país, que depende en gran medida de los diálogos con la guerrilla. Por lo que consideran que los trabajadores deben apoyar el esfuerzo por terminar de forma negociada el conflicto armado.
 
La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) va a trabajar con otras organizaciones sociales en la Comisión Nacional de Paz para fortalecer el proceso. Según Luis Alejandro Pedraza, presidente de esa central, “buscamos que  La Habana marque el inicio de un proceso que consolide la paz, con reformas estructurales en el Estado.

En la misma línea también está la Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC), liderada por Miguel Morantes, quien dijo que “la agenda la imponen las circunstancias, y este año tenemos como tema central lo de la paz y el posconflicto, y tenemos que estar ahí”.

Pero a pesar de que la paz es parte central de sus agendas y en eso apoyan al Gobierno Nacional, las centrales también seguirán exigiendo sus derechos en temas que, consideran, aún no han sido resueltos.

Julio Roberto Gómez, presidente de la Confederación General de Trabajadores, dice que aunque apoyan el proceso de paz y la solución negociada del conflicto, “los temas de la agenda en función del país hay que mirarlos como corresponde”.

Por eso, este año las centrales seguirán trabajando por el trabajo decente, la formalización laboral, la defensa de los derechos de asociación y el proceso de reparación de las víctimas del sindicalismo.
 
Otros temas en la agenda
 
Según Pedraza, la CUT seguirá en la calle reivindicando los derechos de los trabajadores, “nos vamos a movilizar para proteger el proceso, para reclamar trabajo decente, eliminar la informalidad, los TLC, y la injerencia de la OCDE en el país”.
 
Gómez, por su parte, dice que su organización pedirá que más allá de los acuerdos en materia agraria que ya acordaron el Gobierno y las Farc, van pedir un programa de distribución de tierras con la participación activa de organizaciones agrarias. “La CGT no se siente representadas por los señores de las FARC, tenemos nuestra propia propuesta de reforma agraria. Ya lo estuvimos hablando con el Ministro de Agricultura y nos vamos a mover en esa dirección”, dijo.
 
Otro punto por el que seguirán luchando es la defensa de la libertad sindical. “No es cierto que hoy en día todo este arreglado, seguimos igual que hace diez años, los mismos problemas de persecución antisindical, política antisindical e incluso cultura antisindical”, dijo Morantes.
 
Incluso, se oponen al ingreso de Colombia a la OCDE, porque creen que sería perjudicial para el sindicalismo. “Ya lo vimos esta semana cuando, sin ruborizarse, esa organización le dictó al gobierno la política de seguridad social, de pensiones de jubilación, incremento al IVA, para que el país supuestamente tenga los pergaminos necesarios para hacer parte de los países ricos del mundo”, explica Pedraza.


*Información gracias a la Escuela Nacional Sindical

TE PUEDE INTERESAR

El Papa reclama diálogo y reconciliación
18-02-2016

“Reconciliación significa crear sociedad nueva”
18-02-2016

Así se prepara el Ejército para el posconflicto
18-02-2016

“La justicia no puede ser ajena al postconflicto”
18-02-2016

FFMM en el posconflicto mantendrán la seguridad
18-02-2016

Empresarios ofrecen aportar recursos por la paz
18-02-2016

COMENTARIOS