PASOS DE ANIMAL GRANDE EN DECISIONES DE JUSTICIA TRANSICIONAL

Publicado 18-02-2016

Al cerrar el ciclo número 34 en La Habana, Humberto de la Calle, jefe del equipo negociador afirmó lo siguiente: “no pueden terminar guerrilleros en el Congreso y militares en la cárcel”. Y en la mañana, el guerrillero Iván Márquez había dicho que en ninguna parte de la agenda se habla de justicia transicional.
 
27 de marzo de 2015
 
Una comunicación remitida por el Grupo de Comunicaciones de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, informa que Humberto de la Calle “aclaró que así como las Farc tendrán reglas claras y seguridad jurídica en desarrollo y con ocasión del conflicto, las Fuerzas Militares también las tendrán”.
 
La declaración del Jefe de la delegación de Gobierno Nacional en la Mesa de Conversaciones de La Habana coincide con el conato de rechazo militar frente al proceso con las Farc, que se tradujo en la carta de renuncia de tres militares activos que actuaban como asesores del general Jorge Enrique Mora Rangel 
 
Tanto, los generales Mora como Óscar Naranjo fueron separados temporalmente de la Mesa de La Habana para que vengan al país y sostengan una serie de intensa reuniones con las tropas para explicarles el proceso. El presidente Santos argumentó esta decisión en el hecho de que o están mal informadas o han sido desinformadas de lo que acontece en la Isla. Pero otros han interpretado la decisión presidencial como la forma deliberada de Santos de separar a los altos oficiales justo cuando se tomarán decisiones clave.
 
“Por el desarrollo y con ocasión  del conflicto, no pueden terminar guerrilleros en el Congreso y  militares en la cárcel. Así como tiene que haber reglas claras y seguridad jurídica para las FARC, así también nosotros tenemos que garantizar la seguridad jurídica de los miembros de las Fuerzas Militares. Si llegamos a un acuerdo final para la terminación del conflicto, éste tiene que incluir una solución integral que ofrezca garantías de seguridad jurídica para todos", insistió De la Calle.
 
Además, anticipó que un grupo conformado por delegados de los Ministerios de Defensa y de Justicia, del Comando de Transición de las Fuerzas Militares, de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz y de expertos nacionales e internacionales "ha venido trabajando con toda seriedad y compromiso en propuestas para la aplicación diferenciada de mecanismos de justicia transicional para militares y policías".
 
Al cierre del ciclo número 34 del proceso, que concluye con avances en la forma como comenzará a hacerse el desminado  De La Calle introdujo otro asunto en su declaración a los medios nacionales e internacionales: temas como la reducción o el futuro de la Fuerzas Militares no hacen parte de la agenda de La Habana.

“A La Habana no vinimos a discutir una posible reducción de las Fuerzas Militares ni la estructura de las mismas en un eventual escenario de posconflicto. Eso no hace parte de las conversaciones”, dijo y a renglón seguido el Jefe de la delegación “resaltó la presencia de los Generales activos” –dice textualmente el comunicado oficial-, los que integran la Subcomisión Técnica de Fin del Conflicto y que están trabajando por generar “los insumos apropiados para la discusión del cese del fuego bilateral y definitivo y la dejación de las armas”.
 
En el punto de que tendrá que haber una solución tanto para guerrilleros como para militares  están de acuerdo las Farc. En una declaración leída también al cierre del ciclo 34, el guerrillero Iván Márquez, jefe del equipo negociador de esta agrupación, dijo que, en todo caso, esta vía está muy lejos de la que se discute hoy en suelo colombiano. Lo dicen en su estilo muy particular:
 
“(…) no nos referimos a la justicia transicional con la que tanto sueñan los incautos y desconocedores de las verdades históricas, para ser aplicada a alzados en armas y a miembros de la fuerza pública, dentro de un diseño en el que preparan una jaula de oro para quienes portan insignias oficiales del Estado y otra de indignidad para quienes han hecho uso del derecho de rebelión y portan el uniforme de la insurgencia”.
 
“A La Habana vinimos a hacer la paz, no a someternos” –dicen y agregan: “Apelamos al derecho como solución, no como obstáculo. La verdadera justicia está más allá de las cortes venales. Por eso no aceptamos sentencias sobre paz, moduladas desde una Corte Constitucional amañada y con precio”.
 
El portal Reconciliación Colombia dio cuenta de dos recientes investigaciones que miden la percepción de los colombianos frente al proceso de paz y la justicia transicional. Los resultados coinciden en que la mayoría de los encuestados no apoyaría un acuerdo de paz en el que los jefes de las Farc no paguen cárcel.
 
Desde La Habana también se informó que la ‘Subcomisión Técnica del Fin del Conflicto’ recibió la visita de tres expertos del proceso de paz de El Salvador: general (r) Mauricio Vargas; el excomandante guerrillero José Luis Merino y el coronel (r) Prudencio García.

Por último, dijeron que en el próximo ciclo que tendrá lugar entre el 10 y el 20 de abril se recibirán expertos de Sudán y Nepal. 

TE PUEDE INTERESAR

Empresarios ofrecen aportar recursos por la paz
18-02-2016

“Reconciliación significa crear sociedad nueva”
18-02-2016

Así se prepara el Ejército para el posconflicto
18-02-2016

“La justicia no puede ser ajena al postconflicto”
18-02-2016

FFMM en el posconflicto mantendrán la seguridad
18-02-2016

El Papa reclama diálogo y reconciliación
18-02-2016

COMENTARIOS