TANJA INVITÓ A FERNANDO VALLEJO A LA HABANA

Publicado 18-02-2016

En una columna, la guerrillera holandesa, que firma como ‘Alexandra Nariño’, dice que el escritor colombiano “hace un enorme esfuerzo por no proponer absolutamente nada”.

Abril 13 de 2015
Fotos: Archivo Semana

 
El escrito es hasta el momento el único pronunciamiento de las Farc frente a la diatriba que dio Vallejo en el inicio de la Cumbre Mundial de Arte y Cultura para la Paz.

“Si quiere puede venir a La Habana, pero también puede visitarnos en cualquier campamento, en cualquier lugar de Colombia, a cualquier hora, para darse cuenta de que el pesimismo y la intolerancia pertenecen al pasado”, le dice Tanja a Vallejo.  

En su diatriba, Vallejo llamó hampones a los miembros de las Farc y recuerda que vuelan torres eléctricas, siembran minas “quiebrapatas”, secuestran, matan, extorsionan y reclutan a cuanto muchacho pobre logran agarrar.

Además, dice que el proceso de paz es una farsa y que llevará a la impunidad de las Farc.

“Colombianos: maten, roben, extorsionen, violen, secuestren, que el anticuado concepto del delito aquí desapareció. Somos una potencia emergente, somos la revolución jurídica, somos la vanguardia del planeta”, agregó. 

“Está claro que el valiente escritor, que se atreve a criticar a todo el mundo, sin pelos en la lengua, hace un enorme esfuerzo por no proponer absolutamente nada. Somos una manada de ratas inmorales y destructivas, atrapadas en un barco a punto de hundirse llamado Colombia. Punto final”, le responde Tanja.

Y le dice que las Farc están compuestas por gente del común: “Usted nos cree lo peor de esta sociedad, y yo le contesto: somos tremendamente tercos y tercas, somos ignorantes y quizás en algunas ocasiones equivocados, y algún otro adjetivo negativo que usted le quiera agregar. Pero también somos éticos, sinceros y algunas veces sabios. Ni somos lo mejor, ni lo peor. Sencillamente somos, como todo el resto de la humanidad”.

La diatriba de Vallejo ha tenido un sinfín de respuestas, incluidas las de León Valencia y Alfredo Molano, quienes fueron sus compañeros de panel durante la Cumbre de Arte y Cultura por la Paz.

“No deja de ser paradójico que use el mismo lenguaje que usa la “gusanera política” que él quiere electrocutar, guillotinar, desaparecer. Encierra en su vida la contradicción de un suicida: la identidad en sí mismo de su empedernido enemigo. Terminará clavando su ponzoña en su propio pescuezo”, dice Molano.

“Así es Vallejo, piensa que el mal es la humanidad misma, que no hay redención posible para los hombres y pensaba yo, ahí, a su lado, oyendo la perorata: si es así, tampoco la hay para los perros, porque no hay perros sin hombres”, dice Valencia.

TE PUEDE INTERESAR

FFMM en el posconflicto mantendrán la seguridad
18-02-2016

“Reconciliación significa crear sociedad nueva”
18-02-2016

El Papa reclama diálogo y reconciliación
18-02-2016

“La justicia no puede ser ajena al postconflicto”
18-02-2016

Así se prepara el Ejército para el posconflicto
18-02-2016

Empresarios ofrecen aportar recursos por la paz
18-02-2016

COMENTARIOS