“LAS ARMAS SON EL FRACASO DE LA PALABRA”

Publicado 18-02-2016

Carta firmada por 26 congregaciones religiosas y espirituales piden al Gobierno y a la guerrilla que persistan en la búsqueda de un acuerdo

6 de julio de 2015
 
En el marco del primer encuentro interreligioso del proyecto Cree en la Reconciliación de Reconciliación Colombia, esta declaración de 26 confesiones religiosas y espirituales hace explícita la voluntad de estos líderes de las Iglesias Católica, Anglicana, Luterana, Presbiteriana, Ortodoxa, Evangélica, Menonita, así como de comunidades Islámicas e Indígenas, de enviar un mensaje conjunto sobre el papel crucial que tienen en este momento de la historia del país.
 
Las confesiones religiosas y espirituales que firman esta carta de manera conjunta, reconocen que en muchas ocasiones los líderes de las Iglesias y de las varias confesiones religiosas han contribuido a la violencia en Colombia, por lo que sienten la urgencia de recuperar  y posicionar la cultura ciudadana  del perdón como remedio poderoso contra el perverso retorno de las venganzas.
 
En este documento, catalogado como “manifiesto histórico”, por parte de la Coordinadora de Asuntos Religiosos y Asesora del Despacho del Ministerio del Interior, Lorena Ríos, se hace igualmente un llamado al desarme, a la no justificación ni legitimación de las armas: “con el uso de las armas se han transgredido los más elementales principios de humanidad: matado en estado de indefensión, matado a civiles, violado a mujeres, reclutado y asesinado a niños, realizado ataques indiscriminados, daños a la naturaleza y crímenes de guerra que han mancillado no solo la dignidad de la vida de los colombianos sino que han lacerado gravemente el tejido humano de este país e impedido su progreso justo y equitativo”.
 
Además del carácter histórico de este documento,  los líderes saludan que el Gobierno colombiano y las Farc hayan decidido avanzar en un proceso de conversaciones y los alientan a que lleguen a los acuerdos para la terminación del conflicto armado, dirigiendo al país así al posacuerdo: “exhortan a las partes a que no se levanten de la mesa y a que persistan hasta lograr los acuerdos”.
 
Los líderes que firmaron esta carta sumados a otros más, estructurarán una ruta de trabajo conjunta que incida en la trasformación social de las comunidades. Esta busca implementarse en 2016 para constituirse como la siguiente fase de Cree en la Reconciliación.

TE PUEDE INTERESAR

FFMM en el posconflicto mantendrán la seguridad
18-02-2016

Así se prepara el Ejército para el posconflicto
18-02-2016

Empresarios ofrecen aportar recursos por la paz
18-02-2016

El Papa reclama diálogo y reconciliación
18-02-2016

“La justicia no puede ser ajena al postconflicto”
18-02-2016

“Reconciliación significa crear sociedad nueva”
18-02-2016

COMENTARIOS