NUEVAS OPORTUNIDADES PARA JÓVENES PRIVADOS DE LA LIBERTAD

Publicado 18-12-2018

En el 2018, la Corporación Reconciliación Colombia concibe el Proyecto NuevaMente que busca crear una ruta de inclusión social para adolescentes y jóvenes en el Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente (SRPA), con el fin de generar oportunidades que faciliten su integración social, reduzcan su reincidencia en el delito y contribuyan a la seguridad ciudadana y la reducción de violencias, una vez cumplen su sanción penal.

En este contexto, se toma la decisión de adaptar la metodología propia La Reconciliación es Nuestro Cuento (LRNC) -que promueve la reflexión, el diálogo y la acción colectiva en entornos comunitarios y educativos- para apoyar los procesos de justicia restaurativa promovida al interior de los centros y tener un mayor acercamiento a la realidad de adolescentes y jóvenes privados de la libertad.

En este propósito, Reconciliación Colombia recibió apoyo del Programa Alianzas para la Reconciliación de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y ACDI/VOCA, que a su vez contribuyeron a la transferencia de las herramientas de su metodología Decido Ser a los operadores de los CAE y a funcionarios del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF).

Gracias a este trabajo conjunto, este año se trabajó con 88 adolescentes y jóvenes privados de la libertad en seis CAE de las ciudades de Bogotá, Medellín, Cali y Quibdó, en los que se facilitaron actividades vivenciales y reflexivas que permitieron el intercambio de ideas y la construcción de iniciativas reconciliadoras alrededor de la confianza, la empatía, la cooperación y la reciprocidad.

Tras varios meses de labores, en octubre y noviembre se desarrollaron las seis iniciativas, que contaron con el apoyo de diferentes socios y aliados de Reconciliación Colombia como Chocó to Dance, Juicy Lucy, Fundación Bancolombia, Tiempo de Juego, Fundación SIDOC y Drama Club.

El pasado 22 de noviembre se llevó a cabo el cierre de esta intervención en el Cubo de Colsubsidio, en un evento que contó con la participación de jóvenes representantes de los CAE Cristo Rey de Quibdó, Bosconia y Belén de Bogotá, y Valle de Lili y Buen Pastor de la ciudad de Cali. En este espacio, Reconciliación Colombia y ACDI VOCA presentaron los excelentes resultados obtenidos, tras la medición de indicadores de percepción.

De igual forma, se desarrollaron tres paneles en los que se evaluó la experiencia gracias a la retroalimentación de las personas involucradas: co-facilitadores del SRPA, adolescentes y jóvenes privados de la libertad, y aliados en el desarrollo de LRNC en el Sistema.

María Camila Cuéllar - Coordinadora de Proyectos de Reconciliación Colombia afirmó que "es importante hacer énfasis en dos logros: generamos espacios de convivencia al interior de los Centros de Atención Especializada y vinculamos a las familias en el proceso de trabajo y reflexión de los jóvenes”.

A estos resultados se suman el desarrollo de herramientas alternativas para el trabajo con adolescentes y jóvenes, y las transformaciones  de los participantes y operadores del ICBF en relación con las categorías de aceptación social, empatía, prejuicio, solidaridad, confianza y perspectiva frente a la reconciliación. En términos generales, la evaluación de impacto muestra un cambio positivo por encima del 30% en las categorías anteriormente mencionadas.

En un panel moderado por Cristina Plazas Michelsen - Directora de Reconciliación Colombia, los jóvenes participantes de La Reconciliación es Nuestro Cuento, hablaron de lo que significa para ellos la reconciliación: “es reconocer nuestros errores; perdonarnos a nosotros mismos y a los demás; reparar los daños que le hemos causado a la sociedad y a nuestras familias”; y de su experiencia: "todos pusimos un poco para completar la iniciativa reconciliadora y nos salió muy bien. Es algo que siempre llevaré en mi corazón", "gracias por su voluntad y por confiar en nosotros. Con la ayuda de Dios saldremos adelante". A su vez, destacaron los resultados del proyecto, afirmando que fue transformador trabajar en equipo y reconocer su potencial de liderazgo.

Por su parte, representantes del ICBF, Chocó to Dance, Tiempo de Juego, Drama Club, Fundación SIDOC y la Secretaría de Seguridad de Bogotá -bajo la moderación de Santiago Londoño de EAFIT- destacaron la importancia de trabajar con lo adolescentes y jóvenes del SRPA como una estrategia de construcción de paz, de promoción de talentos y de transformación de imaginarios. Adicionalmente, mencionaron el impacto en términos de buen trato entre participantes, el manejo de emociones, el respeto en la diversidad y la promoción de liderazgos en torno al teatro, la danza, la música, el juego y el fútbol.

"Gracias por esta oportunidad, pues el beneficiado fui yo: terminé reconciliado, inspirado y comprometido. El primer acto de empatía de los jóvenes fue involucrar a todo el CAE (Medellín) en el festival y de ahí en adelante el arte hizo lo suyo", mencionó Rashed Estefenn de Drama Club. Por su parte, Isabela Salazar de la Fundación SIDOC dijo: "Quedé enganchada con La Reconciliación Es Nuestro Cuento y quiero seguir apoyando. ¡Fue una experiencia increíble para nosotros! Los asesores sociales me preguntan cuándo vamos a volver a los CAE (Cali).”

Al cierre del evento, Reconciliación Colombia realizó una breve reflexión sobre el Proyecto NuevaMente. Al respecto, Cristina Plazas Michelsen precisó que "Colombia estará en paz y se reconciliará cuando respete los derechos de sus niños, niñas y adolescentes".

TE PUEDE INTERESAR

FFMM en el posconflicto mantendrán la seguridad
18-02-2016

Empresarios ofrecen aportar recursos por la paz
18-02-2016

El Papa reclama diálogo y reconciliación
18-02-2016

“Reconciliación significa crear sociedad nueva”
18-02-2016

Así se prepara el Ejército para el posconflicto
18-02-2016

“La justicia no puede ser ajena al postconflicto”
18-02-2016

COMENTARIOS