CULTIVO DEL SER: EL ENFOQUE DE DESARROLLO TERRITORIAL DE LA RED ETNÓSFERA

Publicado 08-08-2019

La Red Etnósfera, liderada por la ONG Descontamina, trabaja con 7 proyectos productivos de los municipios de Puerto Rico, Montañita, Belén, San José y Florencia del departamento del Caquetá en el fortalecimiento de capacidades individuales que generan dinámicas de trabajo conjunto.

El Cultivo del Ser es un método que promueve la introspección y reflexión de los participantes alrededor de la intención de servicio, el auto conocimiento, la conciencia plena y el discernimiento, mediante actividades que recogen elementos de la espiritualidad oriental y de los pueblos indígenas del Amazonas.

Reconciliación Colombia conversó con María Alejandra Rodríguez y Facundo Rinaudo Correa de la Red Etnósfera

Empecemos hablando del concepto etnósfera ¿cuál es su significado?

Así como la biósfera hace referencia a la diversidad biológica del mundo, etnósfera hace referencia a la diversidad cultural. Nosotros nos basamos en las ciencias sociales, la psicología, la transformación  de conflictos, las artes y los saberes ancestrales para crear un enfoque del cultivo del ser.

¿De qué se trata este enfoque?

Nosotros hemos tenido un proceso personal del cultivo del ser y nos llamaba la atención llevarlo a otras personas, ponerlo al servicio de procesos sociales en el país. Hace 2 años empezamos a hacer pilotos del enfoque y hemos logrado depurar la metodología.

La espiritualidad en Colombia se ha consolidado como un lujo, en territorios afectados por el conflicto pareciera imposible pensar en la trascendencia y en la introspección. Nuestro enfoque, que permite entender al ser como el centro de todos los procesos colectivos,  logra reducir incidentes y conflictos internos en emprendimientos u organizaciones sociales, conflictos que en la mayoría de los casos se convierten en un desafío para la consolidación de los negocios a mediano plazo.

¿El Cultivo del Ser permite entonces reconocer habilidades individuales y ponerlas en función de un proyecto colectivo?

Si,  y ese proceso genera sostenibilidad del proyecto colectivo. A partir del enfoque del Cultivo del Ser entendemos que la sostenibilidad de emprendimientos rurales o productivos no debe partir de elementos externos, estos son un complemento.

La sostenibilidad inicia en la medida en la que cada individuo reconoce sus capacidades y se entiende como agente de transformación. Estamos evitando de esta manera relaciones de dependencia porque irradiamos (desde el individuo hacia la sociedad) una serie de valores y virtudes que empiezan a ser parte de la vida cotidiana.

El enfoque del Cultivo del Ser tiene como propósito que nos construyamos poco a poco como mejores personas y aprovechar la vida como una maestra. Es un ejercicio de mirar hacia adentro y empezar a construir desde actividades prácticas. En la medida en la que el individuo se conoce mejor, tiene más posibilidades de construir un plan de vida y de aportar a la sociedad desde quien es.

¿De qué manera el Cultivo del Ser le aporta a la reconciliación de Colombia?

Nos han dicho que somos violentos por naturaleza y esta premisa está alejada de la realidad. Si bien, la violencia se ha naturalizado como una práctica en Colombia, debemos reflexionar individualmente sobre nuestras acciones y asumirnos como parte responsable de la construcción cultural. En ese sentido, el enfoque de Cultivo del Ser asume al individuo como parte activa de las transformaciones, concentrándose en reflexiones internas que luego se cruzan con planes de acción.  Promovemos giros narrativos que se ven en lo cotidiano.

Cuéntenos del trabajo de la Red en el departamento del Caquetá

El potencial de transformación de este departamento es muy amplio. Los saberes ancestrales, los dolores del conflicto y la capacidad de cambio y resiliencia han hecho que volquemos nuestros esfuerzos a esta zona.

Los habitantes de este territorio están interesados en superar la etiqueta que el conflicto les ha puesto, quieren reinventar su territorio.  Un día en medio de un taller en el que discutíamos sobre la re incorporación de excombatientes, encontramos que el relato de los participantes era totalmente reconciliador. Una de las mujeres señaló: “todos hemos sido combatientes, desde nuestras luchas diarias, familiares y personales, es momento de recibir al otro y trabajar colectivamente”.

Trabajamos en 5 municipios con 7 organizaciones. Con ellos, desarrollamos la metodología en 8 meses completando 5 módulos: intención de servicio, auto conocimiento,  conciencia plena y  discernimiento.

Actualmente, los proyectos se encuentran en el diseño de propuestas de acción. En San José, por ejemplo, el Consejo de Mujeres planea un proyecto agro turístico responsable con el medio ambiente.

Nosotros seguiremos trabajando con estas organizaciones y fortaleciendo los planes de desarrollo personal que trascienden a una comprensión amplia del territorio.

TE PUEDE INTERESAR

“Reconciliación significa crear sociedad nueva”
18-02-2016

Así se prepara el Ejército para el posconflicto
18-02-2016

Empresarios ofrecen aportar recursos por la paz
18-02-2016

El Papa reclama diálogo y reconciliación
18-02-2016

FFMM en el posconflicto mantendrán la seguridad
18-02-2016

“La justicia no puede ser ajena al postconflicto”
18-02-2016

COMENTARIOS