LA FUERZA DE UN TERRITORIO LLAMADO COLOMBIA

Publicado 08-08-2019

  • El 25 de julio tuvo lugar el encuentro de 28 proyectos productivos de distintas regiones del país que han sido fortalecidos técnica y organizacionalmente por el Fondo Reconciliación Colombia (iniciativa de la Corporación Reconciliación Colombia) con recursos de la Embajada de Suecia.
     
  • Los representantes de los proyectos compartieron una agenda sobre construcción de marca, cuidado de recursos financieros y estructura organizacional para la sostenibilidad de sus negocios. El espacio contó con el apoyo de Bancompartir y AZ Marcas.
     
  • Reconciliación Colombia y la Embajada de Suecia diseñaron la jornada como parte de un plan de sostenibilidad de las iniciativas apoyados entre los años 2016 y 2018, la mayoría de ellas con operación en zonas afectadas por el conflicto armado.

“Nos decían que vendíamos rastrojos, pero en realidad vendemos reconstrucción del tejido social y una opción rentable de sustitución de cultivos con hierbas aromáticas en Caquetá” así responde Clara Inés Hoyos, líder de la Asociación Mujeres Emprendedoras Cimientos del Hogar, ASMUECH, cuando le preguntan por la promesa de valor de la marca que representa.

Clara Inés trabaja con 34 mujeres en el municipio de El Doncello y está comprometida con el desarrollo social y económico de su región. ASMUECH no es solo una marca de hierbas aromáticas, es una marca con propósito.

Como esta Asociación de Mujeres, otros 27 proyectos productivos le apuestan a un país con oportunidades para el campo. Desde Caquetá (El Doncello, Florencia, San Vicente del Caguán), Putumayo (San Miguel, Puerto Asís, Puerto Leguízamo, Valle del Guamez), Antioquia (Medellín, San Carlos), Magdalena (Santa Marta), Meta (Cubarral), Chocó (Quibdó, Bojayá, San José), Arauca (Arauquita), Santander (Barrancabermeja), Tolima (Rioblanco), Bolívar (Cartagena)  Nariño (Tumaco) y Cauca (Sotará), el mensaje de estos proyectos resalta el deseo de reconciliación y de nuevas oportunidades para el desarrollo social y económico de sus comunidades.

El evento inició con la charla Marca con Propósito liderada por Ángela Zapata. El espacio invitó a asistentes a conectarse con los aportes que día a día genera su trabajo en pro de la construcción de paz y reconciliación en territorio. La intención de esta agenda fue fortalecer la capacidad de planeación de los proyectos asistentes y brindar herramientas prácticas para su gestión cotidiana.

“Con mi cúrcuma quiero dejar una huella de esperanza y unidad. Hemos logrado que comunidad  afro e indígena trabaje de manera conjunta en un territorio que ha sido afectado por el conflicto” cuenta Wilson Romaña, representante de AsoproSanJosé, asociación con sede en Bojayá -Chocó.

Uno a uno, cada representante contó sobre su aporte: construcción de paz, relevo generacional, oportunidades para el campo, empoderamiento de las mujeres, paz y reconciliación, entre otros. La charla fue una plataforma de reconocimiento del valor de procesos productivos en la reconstrucción del tejido social, la generación de confianza y la acción por la transformación del país.

A continuación, se presentó una charla sobre finanzas personales que buscaba sensibilizar sobre la importancia del ahorro, las metas de inversión y la planeación financiera. Al finalizar, los asistentes accedieron a citas personalizadas con el Doctor Financiero, iniciativa de Bancompartir para asesorías financieras.

Los siguientes espacios se concentraron en diálogos sobre la estructura organizacional y su contribución en la consolidación de un negocio, también, en el acceso a recursos financieros por parte de los proyectos.

Al cierre de la jornada, Catalina Hoyos, Oficial de Programas de la Embajada de Suecia en Colombia resaltó “gracias por creer en la paz y la reconciliación, sobretodo, por ser soñadoras con acciones, por demostrar que sí se puede”.

Para la Corporación Reconciliación Colombia, el fortalecimiento de proyectos productivos en zonas o con poblaciones afectadas por el conflicto armado es una oportunidad para consolidar nuevas formas de relacionamiento basadas en la confianza, la empatía y la cooperación. El ejercicio productivo se convierte, así, en un escenario de acción para transformar, priorizar el diálogo y actuar de manera conjunta.

Los 28 proyectos apoyados por el Fondo Reconciliación Colombia son ejemplo de la fuerza y esperanza que reside en los territorios de Colombia. Una fuerza inspiradora para creer y actuar por un mejor país.

 

 

 

 

TE PUEDE INTERESAR

“Reconciliación significa crear sociedad nueva”
18-02-2016

El Papa reclama diálogo y reconciliación
18-02-2016

Empresarios ofrecen aportar recursos por la paz
18-02-2016

FFMM en el posconflicto mantendrán la seguridad
18-02-2016

Así se prepara el Ejército para el posconflicto
18-02-2016

“La justicia no puede ser ajena al postconflicto”
18-02-2016

COMENTARIOS