Reconciliación Colombia

1.000 Árboles para la vida en caquetá

En 14 municipios del departamento del Caquetá, 70 productores de caña azúcar componen la Asociación de Productores de Panela del Caquetá -ASOPANELA, emprendimiento productivo y agroindustrial que aboga por la preservación del ecosistema del Piedemonte Amazónico y genera dinámicas de activación económica en la región. Esta organización está comprometida con el desarrollo de su región y le apuesta a la reconciliación como un proceso de generación de confianza y trabajo colectivo. 

ASOPANELA hizo parte de los proyectos fortalecidos durante el año 2018 por la Corporación Reconciliación Colombia, proceso en el que recibió asistencia técnica, inversión financiera y formación en prácticas reconciliadoras.

El pasado 10 de abril, los asociados desarrollaron una jornada de siembra de 1.000 árboles nativos de distintas especies en dos veredas del corregimiento el Caraño. En la actividad, más de  más de 70 familias de la zona  y organizaciones como FEDEPANELA sumaron sus acciones para contribuir a la conservación del ecosistema de la región. La plantación de árboles responde a la necesidad de preservar las fuentes hídricas que surten de agua a la ciudad de Florencia, específicamente en las veredas El Horizonte y La Avenida. 

Se trató de una jornada de trabajo conjunto en la que se invitó a reconocer la importancia de los servicios ecosistémicos y la urgencia de promoción de prácticas productivas sostenibles.

«Nosotros hemos estado mirando cómo aportamos un granito de arena en el tema ambiental. En esta zona del Caraño tenemos unos nacederos de quebradas que surten de agua la región. La jornada inició revisando con las comunidades de qué forma se puede aportar a su conservación. Aparte de la siembra, desarrollamos ua integración con la comunidad para conversar sobre elementos sociales y ambientales. Gracias a esta actividad vamos a desarrollar en el muncipio La Montañita otra siembra. Nuestro interés es  conscientizar sobre el cuidado ambiental»  resaltó Elcira Llanos Carvajal, Representante de ASOPANELA.

Los proyectos beneficiados por Reconciliación Colombia son agentes de cambio en sus regiones y están en capacidad de convocar acciones colectivas que multiplican las prácticas reconciliadoras promovidas por la Corporación y sus socios.

En conmemoración del Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, la Alcaldía Mayor de Bogotá, a través de su Centro de Memoria, Paz y Reconciliación, y
la Corporación Reconciliación Colombia, realizaron una jornada de 24 horas en nombre de las personas afectadas por este delito. El evento tuvo lugar en el Parque Nacional los días 29 y 30 de agosto en una jornada de 24 horas.

Esta actividad se llevó a cabo de la mano de organizaciones sociales, fundaciones, sector académico, sector privado y entidades públicas. El proceso inició con un ejercicio colaborativo de escritura de cartas que involucró a familiares de víctimas de desaparición forzada. Se desarrolló un taller de escritura con el colectivo Conexiones Anónimas en el que se produjeron 13 cartas, que fueron distribuidas en diferentes puntos de la ciudad, permitiendo su lectura por parte de diferentes públicos.

Esta iniciativa reunió a los familiares de desaparecidos del Palacio de Justicia, del Ejército Nacional, de ejecuciones extrajudiciales, de secuestrados y excombatientes.
La desaparición forzada se convirtió en un fenómeno que permeó la historia del conflicto interno colombiano. Se han registrado aproximadamente 83.000 casos a lo largo del
territorio nacional.

El Día Internacional de las Víctimas de Desaparición Forzada se conmemora el 30 de agosto y busca que la sociedad se solidarice con los familiares de las víctimas de este
hecho victimizante, y fue declarado en 2010 por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter

Relacionados