Reconciliación Colombia

Un evento sin precedentes, eso fue Cambio y Fuera

En Colombia, los adolescentes y jóvenes que han cometido un delito entre los 14 y 18 años ingresan al Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente (SRPA) que con un enfoque de derechos y justicia restaurativa, busca proteger, educar y restaurar los derechos vulnerados no solo de los adolescentes y jóvenes sino de sus víctimas, con especial énfasis en el reconocimiento y la reparación del daño causado y la inclusión social.

En el SRPA, los jóvenes asumen la responsabilidad por sus errores en medidas no privativas o privativas de la libertad en centros especializados, y tras un proceso de acompañamiento, retornan a su vida cotidiana. Es precisamente en estos dos aspectos -modelo de atención y proceso de integración social- donde yacen los grandes desafíos que fueron abordados en el Foro Cambio y Fuera, que tuvo lugar el pasado mes de diciembre gracias a la convocatoria de Fundación Tiempo de Juego, Fundación Centro para el Reintegro y Atención del Niño – CRAN y la Corporación Reconciliación Colombia.

Retos y Propuestas
En Cambio y Fuera se sostuvieron amplias y muy francas conversaciones en las que participaron jóvenes que se encuentran o han estado en el Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes (SRPA) y representantes de diversas entidades públicas -Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Ministerio de Justicia y el Departamento Nacional de Planeación- y organizaciones que trabajan por su cuidado.

Juntos reflexionaron sobre la juventud, sus posibilidades, sus necesidades y muy especialmente, sobre las primeras oportunidades que les brinda Colombia a los jóvenes que entran en conflicto con la ley. En este sentido, abordaron los principales desafíos del modelo de atención colombiano y analizaron mejores prácticas internacionales para el manejo de los delitos juveniles y muy especialmente, la atención de los jóvenes en conflicto con la ley.

Frases como

“La idea de estar aquí es que nos escuchen (…) y que en algún
momento nos vean aptos para la sociedad. Que nos apoyen”
Afirmó uno de los jóvenes participantes en el evento.


“Aunque los muchachos quieran cambiar tras su paso por el centro,
no tienen las herramientas para hacerlo. Por eso es tan importante el
apoyo en el antes (del conflicto con la ley), durante (la sanción) y después del regreso”.


“Mucho taller, incluso obligatorio, pero no se trabaja a nivel personal
ni se ofrece acompañamiento individual, son actividades generales”.


permiten ver la comprensión que tienen los jóvenes en conflicto con la ley de su realidad, sus errores y de los retos que conlleva su retorno a la sociedad. Gracias a un trabajo previo con los organizadores del Foro, los jóvenes participantes expusieron una serie de recomendaciones de política pública a ser presentada formalmente a las entidades correspondientes como aporte al enriquecimiento de los enfoques de intervención y al mejoramiento permanente de los servicios de atención (hipervínculo al documento Te Reto a que me Escuches – El diseñado por Andre y entregado en el Foro). Particularmente, hablaron de sexualidad, estigmatización, género, diversidad sexual, capacitación y oportunidades de
generación de ingresos, entre otros aspectos.

El camino

En complemento al irremplazable aporte de los jóvenes, el Foro contó con la participación de Enrique Roig y Peter Jones, expertos internacionales de Estados Unidos y el Reino Unido que compartieron sus experiencias en el trabajo con los núcleos familiares y entornos de los que provienen los jóvenes en conflicto con la ley, así como en la tercerización e innovación de los esquemas de atención.

Gracias a interacciones con el público, su intervención suscitó reflexiones sobre la importancia de la articulación inter-agencial, el mejoramiento permanente de la ruta integral de atención del SRPA y la necesaria complementación de los servicios dirigidos a jóvenes -regulados por el Estado al tratarse del restablecimiento de derechos fundamentales- con la gestión flexible e innovadora de la cooperación internacional, el empresariado y la sociedad civil.

Sobre este particular, organizaciones como ACDI VOCA, Accenture, PepsiCo, Martin Pescador y la Fundación Probono compartieron con la plenaria sus percepciones sobre la posibilidad empresarial de responder con oportunidades a las vocaciones y al talento de los jóvenes infractores.

Así, no sólo hablaron de la posibilidad de trabajar con ellos previo a su egreso del SRPA sino muy especialmente a su salida, con el fin de brindar acompañamiento psico-social personalizado, prevenir su reincidencia en el delito y aportar a la superación de sus vulnerabilidades mediante modelos flexibles de educación, acuerdos de capacitación para la generación de ingresos y soluciones de empleabilidad o emprendimiento que les permitan ocupar su tiempo y generar valor social en su fase de reinserción.

Para Reconciliación Colombia -que ha venido trabajando en NuevaMENTE, un modelo único que vincula diferentes actores de la sociedad en la consolidación de una ruta de atención juvenil para la fase posegreso- este Foro fue sólo el comienzo de un proceso de interacción y colaboración de largo aliento entre instituciones públicas, cooperantes internacionales, representantes del tercer sector y el sector privado.

En la convicción de que trabajar por estos jóvenes es una acción de prevención de futuras violencias y un acto reconciliador, la Corporación -al igual que Tiempo de Juego y CRAN, los co-organizadores del Foro- avanzarán en sus gestiones de divulgación de las conclusiones de este Foro y de apertura de espacios permanentes de construcción para que:


(i) los jóvenes en conflicto con la ley puedan continuar aportando a la mejora continua del Sistema;
(ii) las entidades públicas cuenten con más y mejores aliados en los procesos de atención y justicia restaurativa;
(ii) los actores interesados en crear sinergias y escenarios gana-gana con los jóvenes puedan hacerlo; y
(iv) el cuidado de los adolescentes y jóvenes, así como el aporte a la superación de sus condiciones de vulnerabilidad, involucre paulatinamente a toda la sociedad. Lo anterior, en el propósito de cumplir las expectativas de los jóvenes participantes en el Foro que hoy abogan y trabajan por crear mejores alternativas para la restauración del daño, la atención y la reintegración de otros jóvenes en conflicto con la ley:

Compartir

Share on facebook
Share on twitter